Ingratitud

Escrito por
| 272 | 42 Comentarios

       De súbito, me encontré en un lugar que no reconocía. Mi instinto me decía que nunca antes había estado allí. No podía negar que aquel era un bello lugar para perderse, y eso era lo que en un principio pensé, que me había perdido. Esto me produjo tal estado de ansiedad que cuando ya conseguí recobrar la consciencia por completo, aquella aumentó hasta su grado máximo.

       Estaba solo, no localizaba a nadie conocido entre la muchedumbre que me rodeaba y que, de momento, también me ignoraba mientras disfrutaba de aquel precioso entorno natural, un parque donde no faltaban poblados árboles de muy dispares especies, junto a cuidados setos de verdes arbustos y diversos jardines aquí y allí floreados con multitud de colores, cual accesible arcoíris abstracto. Y todo ello enlazado mediante herbosos caminos que invitaban a cualquier persona a caminar con la libertad de ir descalza por ellos.

       Aunque me iba serenando algo mientras recorría con mi vista todo ese entorno en un giro de trescientos sesenta grados, no lo logré del todo puesto que una vez finalizada mi rotación no llegué a atisbar a nadie de mi mundo, de mi reducido mundo. Me dirigí a lo que desde mi posición me pareció un aparcamiento para vehículos de esos «en batería», por las paralelas rayas blancas que divisé a lo lejos, quizá allí pudiera encontrar alguna pista que me ayudara en mi búsqueda. Y lo hice, ¡vaya si lo hice!

       Mucho antes de llegar ya lo percibí con claridad, estaba tan presente en una de las plazas de aparcamiento que distinguí a la perfección su fragancia, ese persistente y dulce olor del perfume del que no podía prescindir cada vez que salía de casa. Una fragancia que se había alejado con ella en su coche desde el punto al que me acercaba, con toda seguridad para no volver a compartirla nunca más conmigo…

       Cuando llegué a comprender la verdadera magnitud de lo que había ocurrido, algo del todo inesperado para mí, dejé mi mente en blanco y dejé también que pasaran las horas con una apatía que no era sino fruto de la decepción por la recién adquirida desconfianza en la raza humana, la más absoluta.

       Ahora lo veía todo claro, ya recordaba. Con falsas promesas de pasar un día inolvidable en un paraje idílico para ella y para mí, supuse que se las había ingeniado para suministrarme algún fuerte somnífero, casi con seguridad mezclado con mi desayuno y, una vez aquí, cuando se aseguró de que Morfeo me abrazaba con fuerza, me dejó tirado en el suelo entre dos arbustos y me abandonó…

       Ya es noche cerrada, noche de luna llena, y a esta le aúllo demandando respuesta a una concisa pregunta: «¿por qué tanta ingratitud?»

       No me quedan fuerzas para ladrar…

 

© Patxi Hinojosa Luján

(22/12/2014)

Comentarios

  1. Nana

    23 diciembre, 2014

    Patxi me ha encantado y me ha entristecido. Sí que hay gente ingrata e inconsciente que no es capaz de asumir sus propias decisiones. En fin, muy buen texto. Un abrazo 😉

  2. VIMON

    23 diciembre, 2014

    Muy buen relato, amigo Patxi. Mi voto con un fuerte abrazo.

  3. Cartorry

    23 diciembre, 2014

    ¡También los perros sienten! Estupendo relato Patxi, me encanta como sorprendes con tus inesperados finales. Enhorabuena y un fuerte abrazo.

  4. Manger

    23 diciembre, 2014

    ¿Qué pasará por la «mente» de un perro abandonado? Puede ser que sea eso que tú con tan excelentes letras describes, querido Patxi, ¿por qué no…? Tengo la experiencia de haber tenido como mascotas siempre a perros -ya se me han muerto cinco- y todos ellos me depararon gratos momentos. Ahora disfruto de una pequeña beagle que cada día me sorprende por sus reacciones casi infantiles y sus continuas muestras de apego y cariño desinteresado. En fin, que tu relato es excelente, como siempre. Un fuerte abrazo, figura.

  5. Skuld

    23 diciembre, 2014

    Ingratitud, egoísmo, irresponsabilidad, desamparo. Muy buen relato. Un saludo.

  6. Gaby

    23 diciembre, 2014

    Se me aguaron los ojos! Los perritos son tan indefensos. Me encanto tu relato. Mi voto y un fuerte abrazo.

  7. Patxi-Hinojosa

    23 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, queridos amigos Nana, Vicente, Carmen, Germán, Skuld y Gaby por tomaros el tiempo de leer este texto, comentarlo tan cariñosa y positivamente, y por vuestro apoyo en forma de votos! Os envío a todos un fuerte abrazo.

  8. Patxi-Hinojosa

    23 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, amiga Virginia Espinoza, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto! Te envío un muy cordial saludo.

  9. Orfeo

    23 diciembre, 2014

    Un relato muy bonito y la imagen que has elegido me encanta. ¡Qué colorido!

  10. Moebius

    23 diciembre, 2014

    Qué lindo Patxi!!!!! qué final! tus relatos siempre tienen ese toque que hace que, lo que podría ser un tema banal, se convierte en una reflexión. Enhorabuena, y mi voto obvio. Un abrazo compañero.

  11. Mabel

    23 diciembre, 2014

    ¡Qué pena maltratar y abandonar a los animales! Estos lo dan todo por nosotros sin ofrecer nada a cambio. Un abrazo Patxi y mi voto desde Puente Genil

  12. Manoli.Vicente.Fernández

    23 diciembre, 2014

    Bueno e imprevisible. Llevas al lector hasta esa mirada de angustia alrededor y cierras el círculo con una certeza que es a la vez, profunda decepción. Muy bien llevado todo el texto y la foto maravillosa!! Un abrazo, Patxi. 🙂

  13. Patxi-Hinojosa

    23 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, queridos amigos Orfeo, Iván, Fernando, Mabel y Manoli, por tomaros el tiempo de leer este texto, comentarlo tan cariñosa y halagadoramente, y por vuestro apoyo en forma de votos! Os envío a todos un fuerte abrazo.

  14. Patxi-Hinojosa

    23 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, amigo Agaes, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto! Te envío un fuerte abrazo.

  15. FELICIA

    23 diciembre, 2014

    Un ritmo perfecto y un final excelente. Enhorabuena !!!

  16. LEOX

    24 diciembre, 2014

    Muy bien por esa sensibilidad, Patxi. Voto va, y ¡¡¡ al Ranking !!!

  17. Patxi-Hinojosa

    25 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, amigos Felicia y Leox, por pasaros a leer este texto, por vuestros generosos comentarios y por vuestro apoyo en forma de votos!. Os envío un fuerte abrazo.

  18. Patxi-Hinojosa

    25 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, amigos Magui, Manolo, Richard, Adri Espinar, Ramón Ecomba, María Jesús y Sumisa, por haberos pasado a leer este texto y apoyarlo con vuestros votos! Os envío un fuerte abrazo a todos.

  19. 4hands

    26 diciembre, 2014

    era fácil hacer trampa en algún giro de la historia (aunque fuera mínimo), y no la haces. El final perfecto.
    Feliz Navidad!

    • Patxi-Hinojosa

      26 diciembre, 2014

      ¡Muchísimas gracias, amigos 4hands, por tan halagador comentario y por apoyar este texto! Un fuerte abrazo y os deseo igualmente felices fiestas y un cambio de año lo más positivo posible.

  20. Patxi-Hinojosa

    26 diciembre, 2014

    ¡Muchísimas gracias, amigos Komo mai, CrisCruz, Marap y Juan Carlos , por haberos pasado a leer este texto y apoyarlo con vuestros votos! Os envío un muy cordial saludo a todos.

  21. Valdiv

    27 diciembre, 2014

    Muy buen texto, real, humano… Bueno amigo Patxi, como de costumbre me sorprende tu talento. Saludos.

    • Patxi-Hinojosa

      27 diciembre, 2014

      ¡Muchísimas gracias, amigo jfpoe, por tan halagador comentario y por apoyar este texto! Te envío un fuerte abrazo.

  22. Tati

    28 diciembre, 2014

    Excelente relato Patxi. Un abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      28 diciembre, 2014

      ¡Muchísimas gracias, querida amiga Rosa, por tan generoso comentario y por apoyar este texto con tu voto! Te envío un fuerte abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      30 diciembre, 2014

      Pues, ¡muchísimas gracias, amigo Macoco-G.M., por tan halgador comentario y por apoyar este texto con tu voto! Te envío un fuerte abrazo.

  23. Franz N. Ryman

    31 diciembre, 2014

    Muy buen relato. Un saludo y Feliz 2015.

    • Patxi-Hinojosa

      31 diciembre, 2014

      ¡Muchísimas gracias, amigo Franz N. Ryman, por tan generoso comentario y por tu apoyo en forma de voto! Te envío un muy cordial saludo, junto con mis mejores deseos para el nuevo año 2015.

  24. Gusadro

    3 enero, 2015

    Muy buen relato Patxi, que tengas feliz 2015. Saludos y mi voto.

    • Patxi-Hinojosa

      3 enero, 2015

      ¡Muchísimas gracias, amigo Gusadro, por tan generoso comentario y por tu apoyo en forma de voto! Te envío un muy cordial saludo, y te deseo así mismo lo mejor para el nuevo año 2015.

  25. Irina

    5 enero, 2015

    Es muy triste. ¿Habría algún móvil para hacer algo así? La foto es preciosa e ilustra muy bien, a mi parecer, su alucinación por el suministro de la droga que le hubiera echado. Un abrazo y te sigo leyendo.

    • Patxi-Hinojosa

      5 enero, 2015

      Te estoy muy agradecido, amiga Irina, por tomarte el tiempo de leer este texto, por tu comentario y por tu apoyo en forma de voto. Pienso que la respuesta a tu pregunta es, desgraciadamente, que no les hace falta a esas personas tan desalmadas tener ningún motivo. Muy buena tu apreciación sobre la ilustración. Te envío un fuerte abrazo.

      • Irina

        6 enero, 2015

        Primero, muchas gracias por tus siempre palabras tan educadas y tan amables. Ya veo que sí, que era un perro… el olfato, la carretera… Sin embargo como pensé que era una historia romántica creí que algún motivo habría. el fallo es mío. Un texto de mucha calidad. Un abrazo muy fuerte.

        • Patxi-Hinojosa

          6 enero, 2015

          Pues, muchísimas gracias una vez más, amiga Irina, por dar tanta importancia (al regalarle tu tiempo) a un texto que no sé yo si la tiene… En todo caso, me alegra un montón tu comentario. Te envío otro fuerte abrazo.

  26. Patxi-Hinojosa

    6 enero, 2015

    ¡Muchísimas gracias, amigo Joan, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto! Te envío un muy cordial saludo.

  27. Patxi-Hinojosa

    21 enero, 2015

    ¡Muchas gracias, amigo cuentosparamatarelviernes, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto! Te envío un muy cordial saludo.

  28. Irina

    21 enero, 2015

    Hola, me ha llegado este mensaje que has dejado a mi correo pero no sé a quién respondes. De todos modos espero ver algo tuyo en casi portada, somo suele aparecer. Vi uno y quise leerlo, en ese momento no me hallaba del todo y ahora por más que lo busco no lo encuentro. Un abrazo.

  29. gus-fito

    7 febrero, 2015

    la estupidez humana, un hermoso relato, una clausura de pena—menos mal que es un cuento, un relato, de lo contrario estaríamos huaaaaaaaaaaaaaaa—tienes mi voto un apretón de manos

    • Patxi-Hinojosa

      7 febrero, 2015

      Muchas gracias, amigo Gustavo, por tu cariñoso comentario y por apoyar este texto con tu voto. Te envío un fuerte abrazo.

  30. Patxi-Hinojosa

    30 abril, 2015

    Muchas gracias, amiga Vilma, por seguir leyendo estos antiguos textos y apoyarlos con tu voto. Te envío un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas