«El Niño»

Escrito por
| 227 | 47 Comentarios

       Casi todo el mundo te conocía por ese apodo en tu pueblo natal. Mucha gente también en el que te acogió por tantos años y que al final fue el que vio como abandonabas este mundo, en silencio, paradójicamente después de haber hecho tanto ruido… Todos esos paisanos que hasta él te acompañaron para, como tú, ganarse el pan y algo de dignidad, se encargaban de no hacértelo olvidar. Curioso alias, «el Niño», al que nunca dejaste de honrar, a tu manera…

       No tuviste la suerte de ir mucho tiempo al colegio, aunque la escuela de la Vida estuvo al quite y te amadrinó a temprana edad. Y puedo dar fe de que muchos estudiados no te llegaban ni a la altura del betún en cuanto a humanidad, clase, educación y saber estar. Eso sí, no te emociones demasiado, no todo lo que vas a leerme serán parabienes…

       Pero, a lo que iba, el hecho de que dominaras la lectura hizo que devoraras cuantos libros y revistas se cruzaran delante de ti, siempre que fueran de historia, política, ciencia, deportes o actualidad, ¡claro! Cómo olvidar todos esos dichos y ocurrentes frases que bien pudieran haber salido del ingenio de un Einstein, un Chaplin o un Marx (Karl y Groucho, los dos en este caso), pero que solo a ti te pertenecieron. Las recordamos más a menudo de lo que hubiéramos supuesto, con nostalgia, con agradecimiento, con cariño, y sin rencor…

       El problema era que no solo tenías ese afán devorador. Más de una botella, y no de agua precisamente, quedó temblando después de tu paso por sus inmediaciones durante todos esos años que transcurrieron desde la temprana edad a la que empezaste a trabajar de ebanista (excelente ebanista) hasta el momento en que tu cuerpo no pudo más, que fue cuando tu mente no quiso más.

       Alguna de las muchas noches en que el reloj te delataba al indicarnos que, una vez más, llegarías tarde a casa, y entre angustias, nervios y, por qué no decirlo, miedo también, nos preguntábamos si, cuando lo hicieras, contarías chistes de Cantinflas o gritarías indiscriminadamente, con o sin amenazas, al final nos sorprendías llegando sobrio, conversador y cariñoso, poniendo no sé qué excusas por tu tardanza y haciendo que la tranquilidad volviera a reinar, eso sí, por una cantidad de horas indeterminada.

       Algún tiempo después, fui consciente de que tus participaciones en las pegadas clandestinas de carteles del hoy moribundo PCE nos libró de alguna que otra borrachera con sus devastadoras consecuencias para ti y para todos nosotros. Ese señor bajito y con bigote, que te dejó huérfano con solo cuatro años, te hizo militar bajo aquellas siglas hasta el final, camarada.

       Y hoy y ahora me surge una duda. Ignoro si allá donde estés, tu espíritu habrá coincidido con el de Ella. Espero y deseo que así haya sido. Entiendo que los espíritus carecen de orgullo, por lo que me reconforta pensar que ya le habrás pedido perdón, y Ella te habrá perdonado. Nosotros estamos en ello…

       PD: ¡Ah!, se me olvidaba… ¡muchas gracias por el escudo gorri ta zuria que esculpiste en mi corazón hace más de cincuenta años!

 

© Patxi Hinojosa Luján

(02/02/2015)

Comentarios

  1. Cartorry

    2 febrero, 2015

    ¿Qué decirte, amigo Patxi? Entrañable, nostálgico y tremendamente humano este nuevo escrito. Mis felicitaciones y un muy fuerte abrazo «compañero» (como diría «El Niño»).

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, compañera y amiga Carmen, por tan efusivo y generoso comentario y por tu fiel apoyo en forma de voto. Te envío un muy fuerte abrazo.

  2. Charlotte

    2 febrero, 2015

    Qué historia tan preciosa, Patxi. Has logrado emocionarme con su ternura. Enhorabuena. Un fuerte abrazo Ana

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      No negaré que, por lo que me tocaba, tuve que interrumpir un par de veces la escritura de este texto, y ya sabes por qué. Muchas gracias por comentarlo tan entrañablemente y por tu constante apoyo. Te envío un fuerte abrazo.

  3. Mabel

    2 febrero, 2015

    Mis felicitaciones Patxi por este texto tan conmovedor y realista y que decirte me ha encantado leerlo. Un abrazo y mi voto desde Puente Genil

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, amiga Mabel, por tu halagador y cariñoso comentario y por tu fiel apoyo. Te envío un muy fuerte abrazo.

  4. Txentxo

    2 febrero, 2015

    De rojo y blanco. Que honor!! Un abrazo

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      En este caso, rojo y blanco del Athletic Club de Bilbao, no sé si seguirá persistiendo tal honor… Pero, en todo caso, sabes que me enorgullezco de tu constante y fiel apoyo, y de los efusivos y tan personales comentarios que me haces llegar por diferentes medios. Un muy fuerte abrazo, amigo Txentxo.

  5. Moebius

    2 febrero, 2015

    muy bueno, Patxi…solo una pregunta, qué significa la frase en Euskera? imagino que tiene algún significado especial para el texto…o no?
    Un saludo, y aquí va mi voto, compañero.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, compañero Fernando, por tu generoso comentario y por tu voto. Esas palabras en euskera significan «rojo y blanco», y están en el himno del Athletic Club de Bilbao, com o no podría ser de otra manera. Te envío un fuerte abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, amigo Iván, por tu positivo comentario y por tu voto. Un fuerte abrazo.

  6. Manger

    3 febrero, 2015

    Un gran homenaje salido de un gran corazón. Malos tiempos… Un muy fuerte abrazo, estimado Patxi.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Sí, un tiempo que condicionó buena parte de varias vidas, pero todas las experiencias enriquecen, aunque al principio no lo parezca ni de lejos, querido amigo Germán. Muchas gracias por presentarme tu positiva visión de este texto y por tu constante apoyo. Te envío un muy fuerte abrazo.

  7. Esta-es-mi-versión

    3 febrero, 2015

    Excelente historia, o quizás debería decir especie de monólogo basado en hechos reales (puesto que lo has etiquetado en no ficción) que evoca con buenas pinceladas los acontecimientos , decisiones, equivocaciones, de lo que fue y de lo que se perdió. Mucha suerte este año en la copa.
    Saludos

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, amigo Juan Carlos, por tu acertadísima visión del contenido del texto, tu halagador comentario y tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo. ¡Ah!, y muchas gracias también por tus deseos, necesitaremos toda esa suerte en la Copa, y más…

  8. FELICIA

    3 febrero, 2015

    Son siempre muy interesantes tus relatos por lo que te aplaudo y te voto, Patxi.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Pues, muchas gracias por tan inmerecido halago, amiga Feli, y por tu apoyo en forma de voto. Un fuerte abrazo.

  9. Patxi-Hinojosa

    3 febrero, 2015

    Muchas gracias también, amig@s Agaes, Dawrites y Macoco, por pasaros a leer este texto y apoyarlo con vuestros votos. Un fuerte abrazo a los tres.

  10. Tati

    3 febrero, 2015

    Excelente y emotiva historia Patxi. Mi voto y un abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, amiga Rosa, por tu generoso comentario y por tu siempre fiel apoyo. Te envío un fuerte abrazo.

  11. Manoli.Vicente.Fernández

    3 febrero, 2015

    Un texto evocador y muy humano, Patxi, como todos los tuyos. Siempre hay una enseñanza en tus letras, amigo. Un gran abrazo. 🙂

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Muchas gracias, amiga Manoli, por tus siempre meditados y halagadores comentarios y por tu fiel apoyo. Te envío un fuerte abrazo.

  12. Patxi-Hinojosa

    3 febrero, 2015

    Muchas gracias también, amigos Richard y Laura, por pasaros a leer este texto y apoyarlo con vuestros votos. Un fuerte abrazo a los dos.

  13. Skuld

    3 febrero, 2015

    Sólo puedo sumarme a los compañeros. Un relato fantástico, entrañable. En la vida siempre hay luces y sombras. Un fuerte abrazo amigo Patxi.

    • Patxi-Hinojosa

      3 febrero, 2015

      Agradezco de veras tan cariñoso y halagador comentario, amiga Skuld, y también tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo.

  14. Patxi-Hinojosa

    4 febrero, 2015

    Muchas gracias también, amigo Joan, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Un fuerte abrazo.

  15. Patxi-Hinojosa

    4 febrero, 2015

    Te agradezco de veras, amiga Josune, el que te hayas pasado a leer este texto y lo hayas apoyado con tu voto. Un fuerte abrazo.

  16. VIMON

    4 febrero, 2015

    Excelente relato, estimado amigo Patxi. Mi voto con un fuerte abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      4 febrero, 2015

      Muchas gracias, querido amigo Vicente, por tu generoso comentario y por tu siempre fiel apoyo. Te envío un muy fuerte abrazo.

  17. Gusadro

    4 febrero, 2015

    Muy buen texto, querido amigo Patxi, como siempre. Muy buena narrativa y un estilo sobrio y eficiente. Saludos y mi voto.

    • Patxi-Hinojosa

      4 febrero, 2015

      Muchas gracias, querido amigo Gus, por tu halagador comentario y por tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      5 febrero, 2015

      Muchas gracias, amigo Francisco Javier, por tu generoso comentario y por tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo.

  18. Patxi-Hinojosa

    5 febrero, 2015

    Muchas gracias, amigo Alca, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Un fuerte abrazo.

  19. Patxi-Hinojosa

    5 febrero, 2015

    También muchas gracias a ti, amigo Leox, por pasarte a leer este texto y apoyarlo. Un fuerte abrazo.

  20. Patxi-Hinojosa

    5 febrero, 2015

    Te agradezco de veras, amiga Irina, el que te hayas pasado a leer este texto y lo hayas apoyado con tu voto. Un fuerte abrazo.

  21. ChristineCarcosa

    6 febrero, 2015

    Qué homenaje tan bonito, querido Patxi. Un texto muy íntimo y personal que te has atrevido a compartir con nosotros, y que a mí, personalmente, me ha llegado, por lo que sólo me queda darte las gracias por la pureza de tus escritos.
    P.D: Necesito ponerme urgentemente al día con las 3 páginas de escritos tuyos no leídos! Tengo tarea para rato…

    • Patxi-Hinojosa

      6 febrero, 2015

      Y yo te doy las gracias a ti, querida amiga Christine, por todo, por tu generoso, halagador y entrañable comentario, que me ha conmovido, y por tu fiel apoyo. Te envío un muy fuerte abrazo.

  22. Patxi-Hinojosa

    6 febrero, 2015

    Muchas gracias, amigo David Rubio, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Un fuerte abrazo.

  23. gus-fito

    7 febrero, 2015

    tremendo relato, muy conmovedor una tenacidad para relatar una pasión, que lleno todo tu corazón hasta el día de hoy, un fuerte apreton de manos—

    • Patxi-Hinojosa

      8 febrero, 2015

      Muchas gracias, amigo Gustavo, por tu cariñoso y generoso comentario y por tu voto. Un fuerte abrazo.

  24. Patxi-Hinojosa

    17 febrero, 2015

    Muchas gracias, amiga María José, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Un muy cordial saludo.

  25. Patxi-Hinojosa

    17 febrero, 2015

    Muchas gracias, amigas Jacki y MonseCo, por pasaros a leer este texto y apoyarlo con vuestros votos. Un muy cordial saludo a ambas.

  26. Patxi-Hinojosa

    13 marzo, 2015

    Muchas gracias, amigo Rocofredo, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Te envío un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas