Cuando se ignora a la razón

Escrito por
| 134 | 9 Comentarios

Tan sólo quisiste advertir a tu pueblo, seguro por diez años tras sus muros al fiero bronce de los aqueos.

Tu mente sagaz ya palpaba la paz. Empero, para suerte del Atrida y desgracia de Ilión, el Astuto Ulises una inmensa mole de madera levantó.

Ya fuera por tu desconfianza propia de los hombres, o inspirado por un dios, viste en el vientre de ese funesto caballo la inminente perdición.

A tus palabras adivinatorias ninguno de tus compatriotas prestó atención; quizá, si el Valeroso Aquiles no hubiera enviado al Gran Héctor a vagar por los Elíseos, otra suerte hubiera tocado a los habitantes de Ilión.

Mas nada pudiste hacer para evitar el designio de los Hados, pues antes de que pudieras confirmar a los ojos de los tuyos el destino deparado, dos grandes serpientes sobre tus jóvenes hijos se enroscaron.

En vano fuiste en su ayuda, dado que tú también caíste preso en sus férreas ligaduras. Sacerdote de Apolo que te resististe junto a tus hijos, fuisteis los primeros de ese rememorado día que en el Hades os hundisteis.

¡Oh, Sabio Laocoonte, esto es lo que quedó para la historia! De todos los habitantes de Troya que respiraban en aquel su último día, fuiste el único que manifestó cordura.

© Reaper El Chivo

© https://es-es.facebook.com/lallamadadelacruzsanta

© http://www.lallamadadelacruzsanta.com

Comentarios

  1. guardiña

    19 abril, 2015

    ¡ Un relato basado en la historia de grande guerreros!!! Un abrazo. Siempre es un placer leerte.

  2. Levi

    19 abril, 2015

    Digno sucesor de Homero y Virgilio; bien documentado, bien escrito y potente. Se te nota versado en estas artes, y cada vez más y mejor. Un saludo.

  3. Patxi-Hinojosa

    19 abril, 2015

    Precioso poema de temática mitológica y brillantes letras y estructura, amigo Reaper El Chivo, se nota que dominas el tema. Me ha encantado. Mi voto y un fuerte abrazo.

  4. Mofli Ramírez

    20 abril, 2015

    Poco puedo añadir a lo que ya te han dicho. Simplemente decirte que, una vez más, has aunado lo más clásico, que es imitar los mitos clásicos, y lo más moderno, que es partir de una obra de arte. Hay quien se inspira con paisajes, ilustraciones o fotos, pero tú y tu mitología siempre os hacéis un huequecito en ese profundo rincón del alma. Y es que de verdad transmites la impotencia de ver morir a los tuyos (y espera a que no sobreviviera para ver caer la ciudad). A esto le incorporamos ese toque de muerte que se respira siempre en tus composiciones, que parece que vas a comisión con Hades y su mensajero Thanatos, que Héctor no te ha hecho nada y lo matas en una composición a Laoconte.

    Muy buen ejercicio creativo, de verdad. No es lo que sueles hacer pero sigue teniendo tu perspectiva y toque.

  5. Vilma

    20 abril, 2015

    Qué dominio de la Historia. Un canto épico glorioso

  6. Mabel

    20 abril, 2015

    Excelente poema de historia, me encanta. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  7. CillaKing

    23 abril, 2015

    Qué decir que yo te hayan dicho ya los compis de tinta. Eres un profesor de historia que da clases con un arte que me embelesa. Me ha gustado mucho porque además, yo soy una gran fan de Troya, de Aquiles, de Héctor, de Helena, de muchos de los personajes, desde siempre me gustó mucho esa historia en concreto y leer algo tuyo alrededor de eso no me lo esperaba. Me ha sorprendido alegremente. Como siempre, espero otro nuevo trabajo tuyo. Te envío muchísimo cariño desde la costa soleada, cielo. Muchos besos!! Y feliz día del libro 😉

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas