Nunca más

Escrito por
| 186 | 10 Comentarios

El viento arremetía con fuerza alzando las encrespadas olas por encima de la cubierta y los pasamanos de la nave, que a duras penas conseguía mantenerse a flote.

Los cabos que ataban las velas a las antenas se habían soltado, y ahora éstas eran arrancadas de cuajo y arrastradas por el envite marino a las profundidades abisales.

Una terrible tempestad de rayos y truenos bramaba por encima de la furia del oleaje que no cesaba en su lucha por hundir el navío, que ante cada nuevo golpe, anegaba de agua las bodegas y progresivamente se iba hundiendo en el oscuro y frío océano.

Sin embargo, allí no había más voz humana que la demencial risa del capitán que sujetaba férreamente las aspas del timón. La inmediata muerte le había hecho perder la cordura, y ante cada nuevo estampido que sufría la nave él clamaba colérico a los cielos, maldiciendo a todo cuanto morara en la tierra, desafiando a la naturaleza a que le premiara con su mejor golpe.

Fruto de su arrogancia, al negarse a claudicar piedad, un rayo impactó en la cofa, la cual estalló en el acto formando una bola de fuego que se extendió vertiginosamente por lo que quedaba del velamen.

No obstante, ni aún así calló el capitán del barco en su titánica lucha contra los elementos, resplandeciendo su cuerpo empapado bajo las furiosas llamas que el agua no extinguía.

Oponiendo su fuerza a la de la tormenta y aullando como una bestia, enderezó la nave, poniendo rumbo directo a la cresta de una descomunal ola que había surgido de la nada como un clamor del dios del mar, y contra toda esperanza y lógica, logró cabalgar la fatídica ola.

Río con más fuerza que nunca, gritando y desafiando, poseído por un éxtasis inhumano, hasta que una colosal sombra borró todo rastro de los fogonazos de los relámpagos. Sujetó con cariño el timón de su barco y en su rostro se dibujó una feliz sonrisa. Sabía que su suerte había tocado a su fin y, como buen capitán, se hundió bajo el peso de la ola fatal junto a su destrozada nave.

Y lo único que pudo sentir en sus últimos momentos, cuando se ahogaba inexorable y lentamente perdía el sentido, fue el salado sabor de la mar que tantas veces en el pasado había surcado y que ya nunca más podría navegar.

© Reaper El Chivo

© https://es-es.facebook.com/lallamadadelacruzsanta

© http://www.lallamadadelacruzsanta.com

Comentarios

  1. Patxi-Hinojosa

    15 abril, 2015

    Como los buenos actores de teatro, murió en «su» escenario. Muy buen texto, amigo Reaper_Chivo. Has conseguido que se vea todo lo que narras a través de tus letras. Mi voto y un fuerte abrazo.

  2. Mabel

    15 abril, 2015

    Un Cuento extraordinario, para mi excelente, me encanta esa batalla entre las olas aunque el final es triste pero luchó hasta el último momento. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  3. guardiña

    15 abril, 2015

    ¡ Fantástico relato que me ha engullido al leerlo…al igual que las olas. Cargado de elementos y lucha. Un abrazo.

  4. CillaKing

    16 abril, 2015

    Lo he visto todo como si de una película se tratara. Muy bien la descripción, el vocabulario, me ha gustado que usaras términos propios del ámbito marítimo (algunas palabras las desconocía). Da gusto leerte, cada día vas a mejor. Me siento dulcemente pequeña a tu lado, eres un grande! Espero con ganas el siguiente 😀

  5. Reaper El Chivo

    16 abril, 2015

    ¡Entre todos vais a acabar sacándome los colores! Muchas gracias por vuestros comentarios y vuestro apoyo, me alegra que estas pequeñas locuras os gusten tanto como a mí vuestras poesías y relatos.

  6. VIMON

    16 abril, 2015

    Muy buen relato, Reaper. Saludos con mi voto.

  7. Levi

    17 abril, 2015

    Muy bueno, tanto estilísticamente como en historia, tan real como si lo estuviera viendo. A ver que puede sacarse de la chistera para el siguiente, porque el listón está muy alto.

  8. Vilma

    18 abril, 2015

    Una capacidad asombrosa para recrear los detalles. Mi voto y un abrazo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas