Vuelos termostáticos

Escrito por
| 223 | 36 Comentarios

       Suelen pasarse la mayor parte del día durmiendo. Cambian de ubicación en función de parámetros tales como dónde da el sol, el calor o el frío que acumulan los diferentes lugares y objetos, y otros más misteriosos que solo ellos conocen y que por mucho que convivan con nosotros no conseguiremos conocer nunca. Solo interrumpen su especial «ejercicio» para comer o beber, hacer sus necesidades, pelearse entre ellos y poco más. A mí, he de reconocerlo, ese modus vivendi no me hace ni pizca de gracia, más bien al contrario, me da mucha rabia. ¿Que por qué?… porque a veces en la madrugada deciden, por razones obvias, que ya está bien de dormir; entonces se ponen a combatir. Y lo malo no es esto en sí, lo malo es que lo hacen en el mismo lugar de su descanso nocturno, es decir… en nuestra cama, ajustados como solo ellos saben hacerlo sobre o junto a nuestros torsos o piernas. Al principio, ser despertados a esas horas en que vives otras vidas que sí, que son también las tuyas pero que no siempre lo son del todo, y además con esa violencia tan sorpresiva, podría ser muy traumático para nuestros algo ajados corazones, y de verdad que no es como para agradecérselo mucho, no…

       Pero la Naturaleza es sabia, ¡vaya si lo es! Hace ya unas cuantas lunas llenas, incluyendo incluso una rojo pasión muy especial, mi compañera ha accedido a una nueva fase vital que no por no deseada o esperada es más evitable, que no. Desde que ello ocurre, una nueva atracción se ha sumado a nuestros reposos nocturnos, os cuento: De buenas a primeras, cuando más sumida está en su primer sueño, al igual que nuestros dos fieras y yo, le llega un sofoco y su reacción instintiva, mientras emerge del profundo sueño, es desprenderse violentamente de toda la ropa de cama mientras su cuerpo cambia de posición casi convulsivamente. Os podéis imaginar… una consecuencia directa es que un par de negros felinos vuelan literalmente desde su posición con dirección al suelo mientras maúllan lo que sin duda son enérgicas protestas, intuyo que muy similares en su fondo porque está claro que en estas ocasiones, y solo en estas, sí están de acuerdo. Yo, me doy media vuelta e intento volver a coger el sueño. Ellos, se dan un margen de tiempo paseando sus negruras por el resto de la apagada estancia para, una vez que todo ha vuelto a la normalidad, porque el sofoco ya ha pasado y las ropas y cuerpos están otra vez en su sitio, se recolocan en sus respectivos acomodos con el sigilo que solo un felino es capaz de mantener en la oscuridad. Aunque, una cosa es cierta, ese curso natural del tiempo nos ha brindado la oportunidad de obtener una divertida revancha, aunque no por ello podamos dormir más ni mejor…

       Mi chica dice que, hace ya unos cuantos vuelos, tiene el termostato averiado…

 

© Patxi Hinojosa Luján

(24/04/2015)

Comentarios

  1. Iván.Aquino L.

    24 abril, 2015

    Me ha fascinado tu texto, un abrazo enorme para ti.
    (Eres un gran escritor estimado Patxi, te doy mi enhorabuena y mi voto)
    Buen fin de semana.

  2. Manger

    24 abril, 2015

    Jejejeje… Gran relato, querido Patxi, que además me coge de furiosa actualidad por cuanto vivo en la sierra y, debido a los ardores primaverales que surgen del celo de estos felinos, no ha habido noche durante las dos últimas semanas que esas «juergas» nocturnas de los gatos silvestres que pululan por los alrededores no hayan quebrado mi sueño a horas intespectivas, amén de las odiosas y fuertes marcas hormonales que los machos van dejando por todas las esquinas. Confieso que estos animales no tienen mi simpatía; yo soy más cercano a la compañía de los canes. ¡Vaya rollo que te he soltado…! Perdona, figura. Un muy fuerte abrazo.

  3. Mabel

    24 abril, 2015

    Entretenido relato, Patxi, yo no soy amante de los felinos, por cierto nada más me gustan verlos de lejos pero no soporto que se me acerquen. Un abrazo y mi voto desde Puente Genil

  4. Charlotte

    24 abril, 2015

    Yo, que he tenido en casa gatos y perros, he disfrutado mucho de tu relato felino. Me parecía que los estaba viendo acomodarse en la cama y hacerse una rosquita para seguir durmiendo. Como verás, me ha gustado mucho. Un abrazo, Patxi.

  5. Skuld

    24 abril, 2015

    Muy bueno tu relato amigo Patxi, que me ha recordado la de veces que me he despertado a punto de caerme de la cama porque se han apropiado de ella, justo en el centro. Al final terminan mandando ellos en la casa. Un abrazo fuerte.

  6. Moebius

    24 abril, 2015

    jajajajaja….genial, Patxi! yo también soy amante de los gatos (no de siempre, pero desde que mi Tita entró en mi casa fue un flechazo) y he podido visualizar ese tipo de escenas nocturnas. Me encantó. Aquí tienes mi voto, compañero. Un abrazo.

  7. guardiña

    24 abril, 2015

    ¡ Tengo dos gatas y un montón de galanes a su alrededor. Una de ellas tiene ahora tres gatitos preciosos. Bonito relato. Un abrazo.

  8. VIMON

    24 abril, 2015

    Excelente relato-homenaje a esos seres tan especiales que les valió ser convertidos en deidades por culturas tan distintas como la china y la egipcia. En cuanto a la reacción sorpresiva de tu chica, véanlo bien, porque puede ser Apnea… Un abrazo con mi voto.

  9. Cartorry

    25 abril, 2015

    Estupendo relato, amigo Patxi, si bien, al igual que Germán, soy más partidaria de los perros. Y eso que soy «gata» de nacimiento… Mi voto y un fuerte abrazo.

  10. Paul Devouge

    25 abril, 2015

    Muy bueno amigo Patxi, la verdad que es muy divertido imaginarse a estas criaturas en su estado natural, gracias a tu excelente narración.
    Un abrazo y mi voto.

  11. Reaper El Chivo

    25 abril, 2015

    Osú, que arte para hacer relatos de cualquier situación, amigo Ptaxi. Mis felicitaciones y a la espera me tiene de su próximo artículo.
    Un abrazo.

  12. Jorge.Fénix

    25 abril, 2015

    Muy bueno, ingenioso y entretenido relato, de entre tantas cosas que podría contarse de la relacion de una persona con las mascotas.

  13. Tiscar

    26 abril, 2015

    Nos traes el misterio felino y a la vez nos recuerdas la importancia de las lunas en primavera . Me parece un buen relato y escrito como t´u sabes .Felicidades .Un saludo con mi voto.

  14. CillaKing

    26 abril, 2015

    Me ha encantado, yo soy la loca de los gatos jajajaj tengo una bola de pelo en casa y es de lo más revoltoso… pero se le cogen un amor increíble. Saludos desde Málaga!

  15. Gusadro

    27 abril, 2015

    Curioso y entretenido relato, estimado Patxi. Tengo una gata y puedo relacionar ciertas cosas de tu texto, sin olvidar lo bien escrito que está. Un saludo y mi voto.

  16. Arlix

    27 abril, 2015

    Me gusta cuando uno escribe sobre sí y su vida en este tono. ¡Un saludo!

    • Patxi-Hinojosa

      27 abril, 2015

      Muchas gracias por pasarte a leer y dejar tu amable comentario, amiga Arlix. Te envío un fuerte abrazo.

  17. Patxi-Hinojosa

    27 abril, 2015

    Muchas gracias, amigos Iván, Germán, Mabel, Ana, María Jesús, Fernando, Guardiña, Vicente, Carmen, Paul, Reaper, Fenix128, Tiscar, Cilla y Gusadro, por vuestros amables y generosos comentarios y por vuestro apoyo en forma de voto. Tengo que confesaros que, antes de tenerlos, no me gustaban nada de nada los gatos, ¡pero amigo!, ahora que tenemos estas dos mascotas viviendo con nosotros no me imagino sin ellas, se les coge un cariño inmenso, a pesar de su particular personalidad. Os envío un fuerte abrazo a todos.

  18. Patxi-Hinojosa

    27 abril, 2015

    Muchas gracias también, amigos M.Eugenia, J.F.Zeus, Agaes, gilgonzalez, Rocofredo, Vascon, Vilma, Manolo, Jorge.Vecino y Héctor, por vuestro tiempo para pasaros a leer este texto y por vuestros votos. Os envío un fuerte abrazo a todos.

  19. Patxi-Hinojosa

    27 abril, 2015

    Muchas gracias, amigo Alca, por pasarte a leer este texto y por tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo.

  20. Irina

    28 abril, 2015

    Yo prefiero los perritos porque son más fieles y más buenos pero la verdad es que los gatos son muy atractivos, se buscan la vida, se largan y solo vuelven cuando necesitan alimento o cama y también te pirran aunque sean humanos. He leído este texto y me ha encantado aunque he de confesar que ya se me ha olvidado. Un beso muy fuerte a Patxy y mi voto, claro. Irina.

    • Patxi-Hinojosa

      28 abril, 2015

      Muchas gracias, amiga Irina, por pasarte a leer y dejar tu personal y, al mismo tiempo, generoso comentario y tu voto. Un fuerte abrazo.

  21. MAJEMACA

    28 abril, 2015

    Además de bien escrito, como siempre, el texto es enormemente divertido. Me imagino a los gatos volando mientras vosotros, en sueños, les dedicáis una sonrisita irónica. Felicidades Patxi. Un abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      28 abril, 2015

      Muchas gracias, amiga María Jesús, por tu tiempo para leer este texto y por tu cariñoso comentario y fiel apoyo. Te envío un fuerte abrazo.

  22. Tati

    29 abril, 2015

    Divertido el relato Patxi aunque coincido con Mabel: los admiro de lejos. Un abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      29 abril, 2015

      Muchas gracias, amiga Rosa, por dejar tus impresiones y por tu apoyo en forma de voto. Ya he comentado más arriba cuál ha sido mi evolución en la relación con estas mascotas. Te envío un fuerte abrazo.

  23. Patxi-Hinojosa

    30 abril, 2015

    Muchas gracias, amiga Sue, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Un fuerte abrazo.

  24. Patxi-Hinojosa

    1 mayo, 2015

    Muchas gracias, amigo Bauti, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Te envío un muy cordial saludo.

  25. elescribasentado

    1 mayo, 2015

    Cotidianidad, eso me evoca. Como siempre cada uno lee lo que quiere, sobre lo que otro escribe. Yo me quedo con esa última frase «hace ya unos cuantos vuelos, tiene el termostato averiado…» inteligente manera de explicar el cambio de ese reloj interno que llevan dentro. Es posible que no acierte, como casi siempre. Un abrazo muy fuerte amigo…sigo buscando hueco para leerte y leeros.

    • Patxi-Hinojosa

      1 mayo, 2015

      Muchas gracias, compañero pknounblog, por tu tiempo, trabajado comentario y apoyo en forma de voto. Te confieso que se te echa de menos y te envío un fuerte abrazo.

  26. Cristianp

    2 mayo, 2015

    Un relato muy divertido. Comparto el gusto por los gatos. Un abrazo.

    • Patxi-Hinojosa

      2 mayo, 2015

      Muchas gracias, amigo Cristianp, por tu tiempo para leer este texto, por tu positivo y personal comentario y por tu apoyo en forma de voto. Te envío un fuerte abrazo.

  27. Patxi-Hinojosa

    2 mayo, 2015

    Muchas gracias, amigo ANDRESCONTE, por pasarte a leer este texto y apoyarlo con tu voto. Te envío un muy cordial saludo.

  28. gus-fito

    3 mayo, 2015

    como siempre, un mordisco de placer e imaginacion, con tal fino relato,
    vamos amigo tienes mi voto, y una camionada de aplausos…………..

    • Patxi-Hinojosa

      3 mayo, 2015

      Muchas gracias, amigo Gustavo, por tu divertido y positivo comentario y por tu voto. Te envío un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas