Automóvil

Escrito por
| 109 | 9 Comentarios

Con la yema del dedo dibujaste un camino a través del vidrio empañado, así es como a pedazos pude ver los árboles que corrían entre la velocidad del automóvil, luego me observaste esperando que nuestros ojos cafés se fundieran en una sola superficie, te dije que era tarde y que la lluvia nos vararía en la noche, sonreíste y diste por hecho que el calor de las alas no se escaparía entre esos fragmentos de tiempo eterno, como lo haría el siguiente invierno, como lo haría la siguiente vida.

Comentarios

  1. ignagus

    25 junio, 2015

    Muy bueno tepo, sobre todo la imagen de los árboles. Se me hizo muy fácil de imaginar.
    MI voto, saludos.

  2. Joaquín.Solari

    25 junio, 2015

    Muy bueno querido TEPO.
    El calor de las alas jamás escapa.
    Mi voto y un abrazo desde Argentina.

  3. Mabel

    25 junio, 2015

    ¡Me encanta! Un abrazo Tepo y mi voto desde Andalucía

  4. Francesca

    6 febrero, 2016

    Qué lindo!. Me dieron ganas de seguir leyendo!. 🙂

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas