Fantasmas

Escrito por
| 438 | 69 Comentarios

—¿Usted cree en fantasmas?

—No.

—Yo sí —y desapareció.

Comentarios

  1. dajo

    20 junio, 2015

    ¿Será que lo encontró la gente de Ghostbusters?
    Saludos.

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Pampoco ellos creen en fantasmas, Dajo. Gracias por tu visita y saludos.

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Es mas fácil creer en fantasmas que en ángeles, no..?

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Muchas gracias, Lore, un abrazo para ti.

  2. Joaquín.Solari

    20 junio, 2015

    Me has hecho cagar de risa VIMON.
    Muy bueno, realmente muy bueno.

    Mi voto y un gran abrazo..

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Pues no era la intención, Joaquín, pero gracias…

  3. Charlotte

    20 junio, 2015

    Menos mal que sí creía en fantasmas. Excelente micro. Un abrazo

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Ellos existen aunque nadie crea en ellos, Anita. Gracias por pasar y un abrazo.

  4. Teposcawsky

    20 junio, 2015

    En mi país dicen «ahuevo», cuando ven algo así de genial. Muy bueno.

    • VIMON

      20 junio, 2015

      En el mío también, Tepos, gracias por pasar y comentar.

  5. Luluboga

    20 junio, 2015

    Por lo menos se «apersonó» jaja
    Excelente.
    Saludetes!

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Así es, Luluboga, gracias por pasar y saludos.

  6. Skuld

    20 junio, 2015

    Mientras no sea un fantasma de eso pesados que no hay manera de que se vayan. Muy bueno amigo Vicente. Un abrazo.

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Esperemos que no, amiga Skuld, y mil gracias por tu visita. Un abrazo.

  7. Mabel

    20 junio, 2015

    ¡Cómo por arte de Magia! Un abrazo Vicente y mi voto desde Andalucía

    • VIMON

      20 junio, 2015

      Precisamente, Mabel. Gracias por tu visita y comentarios. Un abrazo.

  8. VIMON

    20 junio, 2015

    Gracias también a Ana Stone. Saludos.

  9. Elena

    21 junio, 2015

    Más corto imposible !super genia !!

  10. claudia serra

    21 junio, 2015

    Llevo años leyendo sobre ontología y vos me la resolvés con nueve palabras y ocho signos de puntuación. Vimon, si te llegan noticias de una quema de libros en Argentina, SOY YO. Mis saludos y mi voto (eso sí, ¿podrías no abordar la metafísica, la filosofía, la religión por algún tiempo?).

    • VIMON

      21 junio, 2015

      Gracias, Claudia, como ves soy amante del minimalismo. Espero que no quemes todos tus libros y te confieso que yo no abordo esas materias, son sus fantasmas los que me abordan a mi…

  11. alfredo40

    21 junio, 2015

    George Loring Frost

  12. Tiscar Fernandez

    21 junio, 2015

    Yo si creo .De hecho tengo algunos pululando por mi casa. Mi voto amigo Vimon y un abrazo

    • VIMON

      21 junio, 2015

      Yo también tengo varios, amiga Tiscar. Gracias por tu vista y un abrazo.

  13. Nana

    21 junio, 2015

    Tan agudo como siempre. Te dejo mi comentario con una sonrisa. Un saludo 😉

  14. Joelske

    21 junio, 2015

    No deseo ser aguafiestas, Vimón, y con mucho respeto te digo lo siguiente: ese microrrelato ya existe y es de la autoría de George Loring Frost y se titula “Un creyente”. Al leerlo aquí me pareció conocido y busqué entre mis lecturas pasadas y lo encontré en una antología editada por Borges, Bioy Cásares y Silvina Ocampo titulada “Antología de la literatura fantástica”. Te invito a leerlo. Honor a quien honor merece, ¿no te parece?

    • VIMON

      21 junio, 2015

      Tienes razón, Joelke, al igual que Alfredo. Yo también lo busqué y efectivamente encontré que Frost escribió algo muy similar, aunque no idéntico. Es posible que yo lo haya leído alguna vez y se quedó rebotando en las paredes de mi mente hasta que salió. Sin embargo, yo sujeté mi relato a una estricta regla del nanorrelato que no permite más de 10 o 12 palabras, incluido el título, y el relato de Frost, que aquí reproduzco, no entraría en esta clasificación, porque es más largo:
      Al caer de la tarde, dos desconocidos se encuentran en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío, uno de ellos dijo:
      —Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas?
      —Yo no —respondió el otro— ¿Y usted?
      —Yo sí —dijo el primero y desapareció.
      De todas maneras no creo que estuviéramos, ni Frost ni yo, en condiciones de acusarnos de mutuo plagio…

  15. VIMON

    22 junio, 2015

    Gracias también a Mario Chaparro, saludos.

  16. Castalia

    22 junio, 2015

    De verdad, me parece una falta de honestidad tremenda. Encima defiendes que no es plagio. Por favor, clama al cielo. Te viene al pelo escribir en esta página, Falsaria, porque tú eres un falsario. Por cierto, voy a quitar 100 palabras al Quijote y lo voy a publicar. jajjaja. De verdad, me pregunto qué buscas con ello. Es vergonzoso.

    • VIMON

      23 junio, 2015

      La verdad me da risa lo que dices, Castalia. Porque veo que no entendiste. Ya expliqué que si el relato de Frost, a quien yo no conocía, y mi relato, se parecen mucho, es posible que en el pasado lo haya yo leído y se me hubiera quedado en la mente, pero también es posible que yo no lo hubiera leído nunca y se dio una fatal coincidencia. De todas maneras te agradezco tus buenas intenciones y prometo no volver a leer nada, no vaya a ser que se me quede. Y tu idea de plagiar El Quijote no es nada original, ya varios escritores lo han plagiado enterito.

  17. claudia.serra

    22 junio, 2015

    Queridos amigos de Falsaria: Creo que algunos han sido muy duros con Vimon.
    Yo, personalmente, no conocía a George Loring Frost, tampoco. Lo cierto es que los arquetipos y las ideas flotan en el inconsciente colectivo y no es inhabitual que muchos piensen en algo al mismo tiempo.
    Los cuentos orales folklóricos dan prueba de la simultaneidad de escenarios en donde se expresa un mismo tópico y hasta un texto identico. Y por Dios que la literatura escrita los ha plagiado a mansalva, sin culpa, con la excusa de «darles un giro» y nadie se rasgó los vestidos por eso. En todo caso, como internautas camaradas, se puede alertar al autor, con delicadeza, acerca de la proximidad peligrosa de otra narración similar. Regalémonos un poco de buena fe y mucho de cordialidad, descontando la buena intención inicial del autor de este micro. Un saludo.

  18. VIMON

    23 junio, 2015

    Creo que has dado en el clavo, Claudia, las ideas van y vienen, sobre todo ahora con las facilidades de Internet. Voy a revisar los 314 textos que tengo publicados aquí, a ver si no me plagié a algún despistado…Saludos.

  19. Castalia

    23 junio, 2015

    Estoy de acuerdo contigo, Claudia. Pero un arquetipo nunca es literal. Podemos ver los dos al mago o un mandala, pero no será idéntico. Yo también apuesto por la cordialidad, pero con estas cosas me hierve la sangre: robar a otra persona una cosa que ha escrito… Bueno, demos el beneficio de la duda, pero es que a mí me parece tan obvio… En aras de la cordialidad no podemos entrar en un relativismo moral. Ojalá y sea como dices, Vimon, que lo leíste y se te olvidó y que ahora ha vuelto como una especie de evocación. De verdad que me gustaría, porque a mí estas cosas me intoxican y me dañan en cierto modo, y no creo que a ti te haga falta; tú ya tienes tu propia mente y tu pluma.
    Considero que ante todo, ante todo, y más ahora que nunca, o quizá como siempre, lo más importante en literatura, y en cualquier ámbito, pero en literatura más porque está ligada a su genética, lo más importante, decía, es la honestidad. Escribir es una forma de amar. Y cuando ese amor se dirige a uno mismo se convierte en egolatría y por tanto, en un amor-cangrejo, que marcha hacia atrás. La literatura, el arte, ha de ser el bálsamo de la humanidad. Los médicos curan cuerpos; los escritores espíritus, los que a mí me gustan al menos, los que yo considero auténticos escritores. Y si no, la nada.

  20. VIMON

    23 junio, 2015

    También gracias a Guardiña. Saludos.

  21. VIMON

    23 junio, 2015

    Igualmente gracias y saludos a Guardiña.

  22. claudia.serra

    23 junio, 2015

    Como dicen en mi tierra… «caaalma, radicales», haya paz.
    Y les cuento una anécdota para reforzar mis dichos acerca de las simultaneidades. Yo solía tener dos cuentitos que vegetaron 5 años en mi computadora, por razones varias.
    Y resultó que un día, el argumento del primero, aparece en un micro televisivo norteamericano que repetía, casi textual, los lineamientos argumentales de mi creación.
    Luego… porque la mala suerte no viene sola, gusta de compañía … ¡me regalan para mi cumpleaños! un libro de una autora argentina QUE JAMAS LEO porque le tengo un gran prejuicio, con los mismos 4 componentes principales de mi otra historia. Componentes que encima eran rarísimos, digamos que mixturar esos 4 ejes de la misma forma, no era previsible.
    Las ideas están en el aire…
    Afortunadamente para mí, mis historias no habían sido editadas y me evité el ridículo o la indignación ajena. Y exterminé los archivos, rica copa de vino en mano, brindando a la salud de los estúpidos, gremio al cual yo merecía pertenecer por tiempo indefinido por haber dejado en criogenia profunda mis relatos. La vida no es justa, pero puede ser muy divertida… si uno se la toma con sentido del humor.

  23. VIMON

    25 junio, 2015

    Gracias también a Héctor F. Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas