Liberando el equipaje

Escrito por
| 46 | 3 Comentarios

Parece mirarme.

Los pies de mi cama

la traen a mis brazos.

El sol la abriga

y deja ver el polvo

que reviste su cubierta.

Oigo quejidos,

tironeo de su manija.

Se apaga,

se encoje,

se esconde.

La sostengo.

Espío por sus agujeros

– pequeñas huellas

de su eterno nomadismo –

¿Qué encierra?

¿Qué conserva?

Se sienten aromas

de fragmentos de mi casa,

de acomodados silencios.

Pasos, gritos,

Bolsillos que muerden

mis dedos curiosos,

cierre que censura

ideas y recuerdos,

candado que protege

mis secretos enterrados.

¿Y si rompo el encierro?

¿Volarían rostros,

lugares, deseos?

¿Mis más temibles

máscaras,

los monstruos internos?

Todo lo que callé,

mentí

juré

sería escuchado en el viento.

Me daría un poco de vértigo,

pero sino la libero

se inundaría de vacío,

de tormentas

y sosiego.

Por eso suelto su tapa,

la que la separa de lo externo

y dejo que viaje sin rumbo

todo lo que ocultaba adentro.

 

Comentarios

  1. Mabel

    21 junio, 2015

    Un viaje por las eternas máquinas de escribir, aquellas que fueron suplantadas por la informática. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Lorena Rioseco Palacios

    22 junio, 2015

    Cuánta historia entre sus telas y tintas en hojas que se van ajando con los años,mi voto y felicitaciones!!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas