Horas inmortales

Escrito por
| 88 | 11 Comentarios

A este reloj que compré en el Anticuario nunca le llegó la hora por más que, a través de las manecillas,intenté poner la hora exacta, nunca la marca. No sé si es que es travieso, no se… porque es que nunca he utilizado reloj. Quise uno diferente, me aburren los relojes. Saber a dónde te tienes que dirigir a cada hora, la misma hora cada amanecer a través de ese despertador, cita… yo que sé qué más. Pero por más que lo pongo en hora, para llevar una vida normal, no la marca. Me levanto a las siete de la mañana para ir a trabajar y resulta que son las cuatro. Ya van tantos días que me “confundo” que me han hechado del trabajo. ¿De qué vivo ahora? Bueno, tengo rentas. Es por eso que nunca llega la hora. Ni la suya ni la mía ¿Será que es mi compañero ideal? o es que ¿será inmortal? Pensé en ponerle las pilas pero es que no usa. Quizá es que vaya demasiado lento y ya no hay posibilidad de arranque a través de mi alcance. Que las pilas no son caras pero sí su vida y de rebote la mía.

Llego tarde a las citas, tan pronto que me canso de esperar. Lo compré en el Anticuario, sí, para bien o para mal. En la Plaza Mayor, es muy antiguo, se las apaña… se las apaña para seguir. Es un reloj mentiroso o acaso ¿es que yo me he vuelto loco? De todos modos, es precioso. Es un reloj mentiroso y misterioso. Y sigo diciéndolo, es precioso. Lo miro en la noche y no sé qué hora es y creo que me está volviendo algo loco y arruinando mi vida, lo mismo que una mujer. Tal vez deba encontrar el reloj adecuado para encontrar una buena mujer.

 

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    21 agosto, 2015

    ¡Me encanta! Un abrazo Irina y mi voto desde Andalucía

  2. Skuld

    21 agosto, 2015

    Un relato muy original, amiga Irina. Un abrazo.

  3. Manger

    21 agosto, 2015

    Sí, así es, amiga Irina, muy original ese mentiroso y misterioso reloj. Mi voto junto con un abrazo.

  4. Irina

    21 agosto, 2015

    Muchas gracias Skuld, Mabel y Manger. Me siento muy bien de que os guste. Perdón por una pequeña falta de ortografía hechado en vez de echado. Y sí, no sé si lo dices por eso Manger, pero lo mismo que el reloj existen mujeres muy mentirosas, misteriosas y originales con las que, como mínimo, puedes llegar a tener bastantes quebraderos de cabeza. Un abrazo muy fuerte a los tres y gracias.

  5. VIMON

    22 agosto, 2015

    Hay que darle cuerda al reloj de la vida…

  6. JulSanc

    22 agosto, 2015

    Que bue reloj! Y muy buen relato. Saludos

  7. Irina

    23 agosto, 2015

    Muchísimas gracias a Jul San, Mario Chaparro (me encanta como escribes), Guastavino, Javier.García, Vimon, Gusadro, Manoli, Aka y Paulatreides por pasaros a leerme y vuestros votos. Un abrazo muy grande a todos.

  8. Juanma.Arcos.Urrutia

    27 agosto, 2015

    Me ha gustado mucho. Con mi voto llegas al ranking. Enhorabuena. Te recomiendo que leas mis relatos ‘Sed de sangre’ y ‘El concierto maldito’, esperando encantado tu voto y tus comentarios. Saludos.

    • Irina

      29 agosto, 2015

      Mil gracia, Juanma. Intentaré ler tus relatos aunque, ultimamente, no ando mucho por internet. Un abrazo.

  9. Iván.Aquino L.

    5 septiembre, 2015

    Ese reloj que mencionas en todo el breve texto(por cierto muy bueno y entretenido) es una metafora sobre la mujer. Ejemplo la conoces en un cierto lugar, ya sea en la calle, en un restaurant, cine, bar, o fiesta. (reunión social) la conquistamos con nuestro verbo( ligue) para que ande con nosotros, pero nos resulta contra producente, (no conocemos a esa persona en el fondo). Tal vez ese reloj deba cambiarse por uno mejor, para que seamos felices en la vida. Esa es mi opinión. Va mi voto. Abrazo.

    PD. Ya veo que pusiste una foto de perfil. Me parece muy bien.

  10. Elisa

    15 octubre, 2015

    Estupendo relato, sobre el tiempo que pasa, las horas, el reloj y el amor de una mujer que no termina de llegar. Mi voto y un abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas