Sed de sangre

Escrito por
| 687 | 63 Comentarios

Era de noche. La lluvia golpeaba los cristales con fuerza. Los relámpagos iluminaban la oscuridad. Mi sensación de horror por lo que iba a suceder era indescriptible. No podía pensar en esa acción. Llevaba toda la semana angustiada por el dolor que azotaba mi alma. Sabía que no era capaz de cometer esa atrocidad.

Mi familia no me consolaba. Todo lo contrario, me animaba a realizar ese cruel acto. Todos teníamos hambre. No podíamos dejar de pensar en la suculenta sangre de la víctima del sacrificio. Era horrible.

La presa chillaba sabiendo que le quedaban pocos minutos antes de desangrase. Desangrarse por mi culpa. Por ese cuchillo de grandes dimensiones que mi padre tenía preparado para que yo acometiera ese salvaje sacrificio. Todos confiaban en mí. Yo cada vez me sentía más segura de que no sería capaz de realizarlo. Me armé de valor. Le dije a mi padre que trajera a la víctima. Mi padre asintió con la cabeza y, cabizbajo, me la trajo.

La expresión del miedo se veía en su cara asustadiza. No podía de dejar de chillar, de gimotear, de revolverse del dolor que en cuestión de segundos iba a padecer, sin mi piedad. Nos miramos. Yo estaba más segura de hacerlo. Todos me miraban porque tenía sed de sangre. Una sangre muy especial. Era una sangre viva, joven y, sobre todo, deliciosa. Era una víctima inocente que se cruzó en nuestro camino, sin querer, pero sabía que su destino estaba ya escrito en su corta vida.

-¡Papá, dame el cuchillo!-dije.

Lo clavé muy hondo en su pequeño costado y la sangre empezó a salir a borbotones. Mi madre puso un barreño para que no se derramara nada. El ansia por esa sangre era evidente. No queríamos que se desperdiciara nada.

Mi padre encendió la chimenea para cocinar esa sangre. Mi hermana pequeña partió cebolla en pequeños dados. Ya teníamos los ingredientes para hacer la morcilla de este año.

Popi era un cerdito muy adorable. Lo echaremos de menos.

Comentarios

  1. Noemí Hernández Muñoz

    7 agosto, 2015

    Entras pisando fuerte en la red. ¡Habrá que tener cuidado contigo! Un magnífico relato para inaugurar tu entrada. La sorpresa final es genial. Bienvenido, amigo.

  2. Juanma.Arcos.Urrutia

    7 agosto, 2015

    Muchas gracias, Noemí. Me alegra escuchar eso de alguien que escribe tan bien como tú. Saludos, amiga. Nos seguimos.

  3. Javier.García

    7 agosto, 2015

    Estupendo relato con sorpresiva conclusión. Muchas ganas de seguir leyéndote. Un saludo!

  4. Charlotte

    7 agosto, 2015

    Te felicito por tu estupendo micro, a pesar de la pena que me da el pobre cerdito. Bienvenido a Falsaria, te auguro mucho éxito. Saludos

  5. Mabel

    7 agosto, 2015

    ¡Impresionante! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenido

  6. Joaquín.Solari

    7 agosto, 2015

    Muy bueno JUANMA.
    Has inaugurado con excelente relato.
    Bienvenido a Falsaria.
    Mi voto y un gran abrazo.

  7. Reaper El Chivo

    8 agosto, 2015

    Muy listo, amigo Juanma, un final completa y rotundamente inesperado. Ha hecho gala de una manera atrayente y amena de escribir, veamos con qué sigue sorprendiéndonos en el futuro.
    Un cordal saludo.
    Salud y suerte.

    • Juanma.Arcos.Urrutia

      8 agosto, 2015

      Muchas gracias, Reaper el chivo. Estoy trabajando en el segundo relato. La semana próxima lo compartiré con todos vosotros. Saludos

  8. Manger

    8 agosto, 2015

    Buen micro, amigo Juanma13. Otro escritor más al que merece la pena seguir. Bienvenido a esta red de amigos de las letras. Un cordial saludo.

  9. VIMON

    11 agosto, 2015

    Muy buen remate. Felicitaciones y saludos con mi voto.

  10. KARINA ANDREA ALOI

    11 agosto, 2015

    Pobre Popi… 🙂

  11. alice.tictac

    25 agosto, 2015

    Genial, me encantan los relatos de sangre.
    ¡Espero el siguiente!

  12. elvirayyo

    25 agosto, 2015

    Guau, me ha gustado es descripción y la lucha interna.
    un saludo y mi voto!

  13. Eva.Franco

    27 agosto, 2015

    Me encanta tu estilo, me despierta ansias de llegar al desenlace que seguro me sorprenderá.
    El ambiente que creas atrapa y despierta la imaginación hacia el terror, para luego refrescarnos con una grata sonrisa…
    ¡Genial!

  14. cin

    27 agosto, 2015

    juanma que final inesperado que bien relatado cada paso fue importante en el momento de la accion, me gusto mucho!!! ya tienes mi voto!! un saludo 🙂

  15. Avgeos

    28 agosto, 2015

    No sé porqué, al leer el anterior relato, ya me pensaba que este iría de la siguiente forma, final contrario a lo expuesto. No está mal.
    Saludos.

  16. Ernie

    28 agosto, 2015

    ¡Vaya, qué bueno te quedó!, me has sorprendido.

  17. guardiña

    28 agosto, 2015

    ¡ Enhorabuena me ha gustado mucho. Yo también tengo un texto sobre las típicas matanzas de los pueblo que aún se sigue haciendo.Un saludo.

  18. María Edith Matallana

    28 agosto, 2015

    Felicitaciones, muy buen relato!

    Me recordó mis navidades en Colombia
    cuando sacrificábamos «los popis» cada año.

    !Abrazos y mi voto!

  19. Jesús.María.Ludi

    29 agosto, 2015

    TIENE TODO LOS CONDIMENTOS NECESARIOS PARA SER UNA HISTORIA MARAVILLOSA.

    TE INVITO A QUE VISITES MI PAGINA: LAVOZDELAEXPRESION.JIMDO.COM

  20. Marcelo.Fernando.de.Souza

    29 agosto, 2015

    Hola, me ha sorprendido el final. jaj pobre Popi ya lo extraño jaj. saludos.

  21. Tiscar

    30 agosto, 2015

    Me has dado un susto de muerte amigo Juanma. Creí seria algo sobre vampiros ¡cosa que me aterra! Bueno acaba bien.Tienes mi voto.Un saludo.

  22. caballerorojo

    1 septiembre, 2015

    excelente! tan bueno como el concierto… espero seguir leyendo más de estos micros!

  23. JulSanc

    2 septiembre, 2015

    Sorprendida totalmente, creeme. Excelente. Sí que supiste dar esa estocada final. Muchos saludos.

  24. Aimée

    4 septiembre, 2015

    Increíble! He leído primero El concierto maldito y el final es sorpendente pero el de éste si que ha sido totalmente inesperado. Muy bueno, enhorabuena!

  25. SaGa

    9 septiembre, 2015

    ¡Muy bueno! He sonreído con el final, ciertamente inesperado, pero rematado con sabor para el relato. Creo que la narradora era realmente la única dispuesta en sacrificar a Popi. Dudé un poco de lo que pasaba al leer que el papá estaba cabizbajo con la decisión del sacrificio. Ahora lo entiendo, jaja. Y también la imagen del relato hace creer una cosa distinta. Buen trabajo. 😀

  26. Karenina Mack

    10 septiembre, 2015

    Buen relato, muy intimidante a ratos por lo que es la sensación de hambre, como dato adjunto solo decirte que me gustó el final, y que aquí en Chile la morcilla se llama prieta…

    Saludos

  27. Hades

    10 septiembre, 2015

    Muy bueno, te intriga a cada linea para dejarte con la boca abierta

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas