A mi niña mística

Escrito por
| 127 | 20 Comentarios

A MI NIÑA MÍSTICA
Viajás a diario a lo largo de interminables pláticas, de trascendentales pensamientos que inundan todo tu ser, de profundas reflexiones como el vasto océano que rodea tu tierra, mi bella princesa de alma inquieta, que buscás incansable la ansiada respuesta para tan ardua pregunta. Mi niña intranquila, que con desasosiego tratás de cerrar los complicados enigmas de tu ser y ver la luz en tu vida. La misma luz con que habés iluminado mis días, mi niña traviesa.

A menudo nos sumergimos en esos mares de insondables profundidades, tratando de calmar la angustia por nuestros orígenes, el desconocido rumbo que ha de seguir nuestra existencia cuando nuestro cuerpo repose sepultado entre las tinieblas. Los placeres de este mundo quedarán para siempre atrás, y de nada servirá cuanto en él hayamos disfrutado; todos y todo seremos pasto de las implacables llamas del olvido y nos confundiremos en medio de la nada, que a todos iguala, que no discrimina entre poderosos y desarraigados, vasto purgatorio de donde no hay salida y a donde todos estamos irremisiblemente condenados.

Mas vos, mi vida, princesa de hablares latinos, que con tus suaves palabras conseguís dibujar una sonrisa en unos labios, los míos, donde antes sólo había vacío, indagás en pos de una salida, de un rayo de esperanza que acabe con el tenebroso final que a todos nos espera.

No quiero que llorés ni te atormentés, mi niña hermosa, sagaz mujer que encendés brillantes destellos en mi mirada; ni que el pensamiento te domine y se apodere de tu ser y te lleve lejos de la realidad, de la vida que, aunque imperfecta y llena de adversidades e injusticias, es la única que tenemos. Disfrutá este pequeño tesoro mientras podás porque, aunque nuestras divagaciones filosóficas sean apasionantes, no podemos permitir que nos perturben el ánimo, ya que, mientras la oscuridad se cierne sobre nuestras vidas, el tiempo corre veloz, huye fugitivo cual ladrón, y ya nunca regresará. Es por ello, mi niña tierna, que no debés angustiarte por buscar respuesta a tan compleja e inabarcable cuestión, pues lo que tenga que venir vendrá, hagás lo que hagás; y no quiero que se nublen tus días ni se empañe de lágrimas tu precioso rostro, ni que la zozobra se abalance sobre tu ánimo. Pues no es justo que un ser tan puro se duela por tales misterios; que llueva en un espíritu tan inmaculado. Bravas son las tormentas en el trópico, y gracias a ellas crecen frondosas selvas de vivos colores, majestuosas plantas que pueblan semejante paraíso. Acaso también hagan germinar las almas bondadosas como la tuya, mi hermosa niña mística,corazón sincero y bello que embriaga mi pobre y nostálgico ser.

Autor: Javier García Sánchez,
desde las tinieblas de mi soledad.

laspalabrashomericas.blogspot.com.

 

Comentarios

  1. Mabel

    2 septiembre, 2015

    ¡Qué belleza! Un abrazo Javier y mi voto desde Andalucía

  2. VIMON

    3 septiembre, 2015

    Muy bueno EF. Mi voto con un saludo.

    • escritorfrustrado

      3 septiembre, 2015

      Muchas gracias, Julia! Siempre un honor, viniendo de una autoridad como tú. Te devuelvo el abrazo!

  3. Emafis

    3 septiembre, 2015

    Un relato precioso, lleno de ternura, de esperanza.Me ha encantado, mis felicitaciones y mi voto.Un abrazo Javi 🙂

  4. guardiña

    3 septiembre, 2015

    ¡ Ya sabes que me encantas , así que vamos a portada. Dulce texto lleno de toques poéticos y ternura. Un abrazo.¡ y felicidades.

  5. fergus

    5 septiembre, 2015

    no me queda otra que decir , decir, decir que es un poema en prosa bien escrito , esa es la sabidria que da la soledad…..

    • escritorfrustrado

      15 septiembre, 2015

      muchas gracias, fergus. disculpa q no te respondiera antes. no sé qué me pasó, pero se me fue la pinza.

  6. Joaquín.Solari

    5 septiembre, 2015

    Muy bueno, aunque no es fácil no pensar, yo prefiero pensar y cuestionarme todo el tiempo, es algo que no puedo evitar, pero no dejo la vida de lado.
    Muy buen relato compañero.
    Mi voto y un gran abrazo.

    • escritorfrustrado

      6 septiembre, 2015

      así es, estimado amigo. es difícil hallar el término medio; pensar las cosas para no dejarnos engañar ni actuar como autómatas, pero sin caer tampoco en el ego, privados del mundo y presionados por el pensamiento, que a menudo nos angustia con cosas que en verdad no existen. te envío un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas