Las mujeres con el pelo corto

Escrito por
| 250 | 21 Comentarios

Estimados amigos de Falsaria, tras un silencio un poco largo, encuentro un hueco para poder escribir de nuevo. Espero que os guste mi relato:

Juan llegó al centro comercial. Había quedado con su mujer y Salva, su amigo de siempre, para ir al cine. Antes de comprar las entradas, decidió pasarse a comprar algo de verdura, tal y como le había encargado Ana, su mujer.

Y en la sección de frutería del centro comercial fue donde vio por primera vez al amor de su vida. Trabajaba en la caja. Su sonrisa deslumbrante, su pelo rizado y sus ojos verdes lo conquistaron enseguida… Juan nunca había sentido algo así. Y el sentimiento era mutuo… Ni siquiera le dio tiempo a pensar en su mujer. Aquella belleza se lo comía con los ojos. Le sonrió y tímidamente le pidió los productos que necesitaba.

—¿Algo más, guapetón?

Aquella voz era dulcísima y profunda y la tentación, irresistible. Juan se pasó  la mano por el pelo y se humedeció los labios con la lengua. Casi de inmediato, sintió que más abajo de su cintura había una presión que luchaba contra el tejido de sus pantalones.

Sólo por seguir unos segundos más junto a aquella presencia de seducción, añadió algo más a su lista de la compra. No le pasó desapercibida la forma en que aquella preciosidad acariciaba los pepinos antes de introducirlos en la bolsa de plástico… Quería algo con él. Seguro.

—¿Cómo te llamas? —se atrevió a preguntarle con voz temblorosa.

—Alberto —contestó el dependiente con una mirada lujuriosa.

«Alberto. ¡Qué nombre más musical! ¡Qué dulce!» pensó Juan.

—Mi turno acaba en diez minutos… —añadió el dependiente con aire juguetón.

Ante semejante propuesta, Juan no podía negarse. Cuando acabó su turno, Alberto lo llevó a los probadores de ropa que del centro  comercial para disfrutar de ciertas travesuras.

 

Salva se puso su chaqueta de cuero y salió a conquistar: primero, entrar en el centro comercial; segundo, localizar el retrete; tercero, mear; y cuarto, una peli con Juan y su mujer y, con suerte, un polvo rápido después con su novia cuando saliera del curro.

Juan le había llamado para decirle que se retrasaría un poco porque tenía que hacer una compra rápida. Ya que disponía de tiempo, Salva pensó que podría comprarse unos pantalones.

Al entrar en el probador, oyó ciertos sonidos extraños, jadeos vacilantes y risitas de placer provenientes del probador de al lado.

«Hay que joderse» pensó Salva «Los niñatos de hoy en día no paran…»

Dio un par de golpes en la pared del probador contiguo, pero los jadeos no se apagaron. Después de probarse los pantalones, Salva pegó la oreja a la pared.

Una de las voces le resultaba familiar. Entonces, Salva se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo: «¿Con que éstas eran las compras que tenías que hacer, Juan?», se dijo «Podrías habérmelo dicho, chaval. No soy tan chivato como para contárselo a Ana… Que estamos en confianza, tío…»

Salva salió del probador y sintió curiosidad por saber quién era la amante de Juan. Se asomó con cautela al resquicio que dejaba libre la cortinilla del probador y allí los vio, metidos por completo en la faena…

«¡Puaj! ¡Vaya gusto que tiene Juan!» pensó Salva «¡Nunca me han gustado las mujeres con el pelo corto!»

Comentarios

  1. Reaper El Chivo

    14 octubre, 2015

    Que buen micro, amiga Noemí. Bien redactado, cómico y con su chispa de originalidad. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto; da gusto volver a leer algo suyo después de tanto tiempo.
    Salud y suerte.

  2. Jesus

    14 octubre, 2015

    Muy original y divertido! 😀

  3. Mabel

    14 octubre, 2015

    ¡Me encanta! Un abrazo Noemí y mi voto desde Andalucía

  4. Greco

    14 octubre, 2015

    Mi voto y un fuerte abrazo para ti!

  5. Mike

    14 octubre, 2015

    Juan tiene buen gusto, a mi me encantan 🙂 jajaja Muy bueno, mi voto!

  6. AVM

    15 octubre, 2015

    Genial, sin más. Clap, clap, clap. Un abrazo, Noemí

  7. NsanchezAl

    16 noviembre, 2015

    jejeje me ha gustado. Saludos

  8. LauP

    6 enero, 2016

    jajajaja que bueno, te mando mi voto y un saludo.

  9. Mena-ji

    28 marzo, 2016

    Está muy padre tu relato, me ha dejado con una sonrisa matutina. Un gran saludo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas