Pares o nones

Escrito por
| 258 | 40 Comentarios

Crucé la línea que me había marcado, desdibujándola arrastrando el zapato a la par que la conciencia. ¿Es tan sencillo errar? Al otro lado solo me esperaba el abismo de la incertidumbre sobrevolando mi cabeza. Escuchaba los grillos de la moral podrida, quizás rellena de etérea teoría. Fue en ese punto, cuando todo lo que había cultivado con años de lucha construyendo férreos muros y cuadriculadas cajas para protegerme de nocivas ventiscas, aluviones de tentaciones y demás improperios que amenazaban con embaucar mi calma, cuando todos los naipes se vinieron abajo. Tan fácil era destruir lo que con esfuerzo había emanado de mi carne. Porque con una sola zancada me había plantado en el punto donde jamás hubiese querido llegar y, sin embargo, allí estaba, ¡maldita sea! ¡Allí estaba! Pero no había lágrimas acompañando a las fúnebres almas perdidas, ni siquiera era quien de intentar redimirme, no podía descender, ni desandar el camino. Lejos de buscar una luz de amarre, me adentré en la oscuridad que prorrumpía palabras seduciéndome cual sirenita, mientras dirigía mi cuerpo hacia afiladas rocas, consciente de romper contra el sólido mi vacua alma. En ese punto, ¿qué importaba ya las decisiones prestadas o las propias? Descender los brazos y seguir el sendero con unos pies que sabía de antemano que no volverían a pertenecerme. Hacia adelante, perdida, desorientada, dando bandazos con el lento pero seguro paso de la oveja agarrada por la cabeza, mientras la cuerda se tensa y roza la piel quemada del sol. Solo queda la espera. Solo queda el sacrificio en la negra llaga que te devora donde se filtran todas las moscas y todo se amontona: el pasado, el presente, el ridículo futuro. El tiempo colapsa en un punto, en esa minúscula zona donde el dedo pasa rozando y es imperceptible, pero ahí está, esa rugosidad que se divisa, pero que no se explica.

No hay decisiones, no hay palabras, no hay planes… ritmo, pausa, un sigilo, un sueño, una ilusión que se condensa y de nuevo vuela al infinito fijado en la mente, donde obligaciones, quehaceres, distracciones, aplastan lo que una vez visionaste como posible. De nuevo la derrota, de nuevo la imagen del guerrero: clava su flecha en el costado del dragón; vuela libre en el rojo amanecer, mientras abyecto en su propia venganza, cabalga con paso firme sobre los cráneos que se anteponen a sus decisiones.

Despierta. Vuelve al ruedo. Ahí está la cuerda. Lucha. No hay más que hablar. Sin tu valentía se me escapan las palabras. Sin la imagen del que emprende la pelea solo soy una muñeca rota, no tengo vida. Dame esa pizca de magia que me haga volver de nuevo. Una imagen. Dame otro sueño. Un instante. Haz que de verdad valga la pena. Solo quiero un instante, porque ahí te acecha, a la vuelta del pliegue espacio temporal, la muerte.

Comentarios

  1. Zeltia G.

    19 noviembre, 2015

    Ayy Nana yo a estas horas aciagas y leyendo esta obra… a punto de desgarrarme las pieles! Vamos a empezar a desgajarte: Tu ritmo al comienzo, literalmente arrastrando los pies, la vida… el alma. La cosa sube de tono, llegamos a ese penitente deambular, entre un mar de lamentos, animas en pena y sin dar una en el blanco. Lo de las llagas… mejor, lo salto, Tremendo! …me estoy untando en antibióticos. El mundo es un asco, donde parece que todo es cumplir, hacer, aceptar… y tú? nada, a asuntos pendientes. y vamos! Al fin sacando pecho, a animarse, salir a dar y recibir, si es necesario, pero sobre todo: ilusiones, renovarse, mirarte al espejo y sentir que estás ahí, que no sos vampiro. Tiene que aparecer a la de YA una Musa bien pulposa porque la vida son dos días… y el papel no se escribe solo! jjajaja
    Perdona, pero como te dije, la hora no ayuda y mi neurona está echando humo! Tus escritos niña, me dejan con la mollera a 100. Muy bueno! Te dejo un enorme abrazo y mi voto!

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Zeltia, tienes que disculparme enormemente. Últimamente solo ando perdida entre mi maraña de pensamientos, sensaciones y sentimientos caóticos (así solo puedo elaborar textos tan poco claros), bajo la batuta del pesimismo. Pero creo que, a pesar de ese pesimismo, la luz está ahí, siempre permanece… Gracias mil por intentar comprender mi texto, creo que lo has interpretado a las mil maravillas y espero publicar cosas más «animadas» cuando esté preparada. Un fuerte abrazo 🙂

      • Zeltia G.

        19 noviembre, 2015

        Nana, disculparte yo? Discúlpame tú, tengo en ocasiones una tendencia a sacar de lo dramático y visceral cosas que se vierten en mi mente(a veces un tanto perturbada) con un trasfondo irónico o hasta macabramente divertido que nadie más ve(de ahí lo perturbada!), pero siempre desde el respeto y la admiración, sin caer en burla o desprestigio, actitud que no apruebo.
        Está muy claro que no importa lo lóbrego, dramático o melancólico que pueda resultar un escrito, si fue volcado en una hoja dejándose la piel, es que allí debía estar porque había demasiado que decir y callar no era una opción. Sigue con ese talentazo que te caracteriza y muy de acuerdo con Luis, hay que hacer algo con todo ese trabajo literario. Un abrazote y a escribir!!

  2. jon

    19 noviembre, 2015

    Buenos días, Nana.
    Si hay algo que nos deja un escritor y valoro enormemente son las palabras que derrochan sinceridad, acierto, contundencia ante las barreras que le impiden mostrarse como quiere o como es y sobre todo esto,su lenguaje diáfano y sugerente capaz de llevar al lector al mismísimo acantilado donde reflexiona sobre su alma.
    Ese escritor que deambula sobre sus zapatillas por el espacio de su estudio musitando no sé qué palabras y es capaz de transmitir el ruido de la tarima al pisarla.
    Estas son las alarmas que, al instante, me asisten cuando tropiezo con un trabajo tuyo.
    No es peloteo, eso se ve de lejos. No se trata de eso, se trata de estimular a la persona que realmente hace bien su trabajo. Tampoco es mi opinión. Creo que está generalizada. Un fuerte abrazo. No te abandones nunca.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Buenos días/tardes, Jon.
      No sé que contestar a tu comentario. Cuando leo semejantes cosas solo puedo pensar: ¿de verdad?
      Cuando publico algo siempre resulta una prueba para mí misma, en el sentido de que nunca sé si realmente podré llegar a los demás, si me podré hacer entender o si mis textos realmente son entendibles.
      Debo reconocer que me pierdo muchas veces, y que me abandono muchas otras. Supongo que como todos, me pregunto por qué seguir escribiendo, si sirve de algo, si podré superarme, si no estaré escribiendo siempre de lo mismo con diferentes palabras, si no me estaré hundiendo más al igual que mis textos.. pero siempre encuentro un motivo por el que indagar en ese por qué. Buscando las respuestas, aunque no las encuentre al 100%
      Gracias por recordarme que no debo abandonar, de verdad espero no hacerlo. Un fuerte abrazo.

  3. Luis.Adviento.Nulo

    19 noviembre, 2015

    Deberías recopilar y compilar estos breves relatos que aquí expones y construir una novela, es admirable tu concienzuda elaboración del argumento y las metáforas utilizadas, me alegro por ti, un abrazo y mi voto incuestionable!!

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Jo, Luis, ¿crees que alguien querría leer todos mis micros? Muchas gracias por tu comentario, sé que todavía debo pulir más mis escritos y mi manera de escribir, pero el simple hecho de que alguien se sienta identificado, que valore lo que le expongo y que me aliente a recogerlo en una novela sobrepasa mis expectativas. Muchísimas gracias!!!

      • Luis.Adviento.Nulo

        19 noviembre, 2015

        Sí! Lo creo y fervientemente, saludos!

  4. yhdral

    19 noviembre, 2015

    Muy intenso. Aunque aceche la muerte, el relato despierta a un muerto. Gracias.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Sin duda, Yhdral, tu comentario me ha animado enormemente. Gracias a ti por leer. Este texto lo escribí hace un tiempo, para no olvidarme de que en mí existen las dos caras de la moneda, la que sueña y la que olvida soñar, la que sonríe y la que olvida sonreir. Siempre necesito escribir algo al respecto para despertar. Un fuerte abrazo 😉

  5. escritorfrustrado

    19 noviembre, 2015

    Ufff!!! Cada escrito que te leo me parece más profundo y más bello que el anterior!!! Esas descripciones tan ricas, esas metáforas, esas reflexiones…!!! No dejan indiferente!!! Se me ha erizado el vello!!! Debo volver a leerte, porque es un texto espectacular!!! No sé si el comentario será acertado o fallido, pero me recuerda un poco el estilo de Onetti. Con tu permiso, voy a compartirlo. Se verá tu autoría, tranquila.
    Lo dicho, amiga: mi más sincera felicitación, un abrazo y mi voto incondicional.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Querido escritor frustrado, no sé si tu comentario es errado o acertado, pero la verdad es que se me saltaron las lágrimas al leerlo. Muchísimas gracias por ese ánimo en forma de comentario, ni que decir tiene que tienes mi bendición para compartir mi texto porque eso solo muestra que en verdad te ha llegado. Un fuerte abrazo.

  6. Joaquín.Solari

    19 noviembre, 2015

    Ay querida NANA, es tan bello como duro tu relato, pero tiene esa parte escabrosa del alma y el corazón que también poseo, me ha encantado este escrito y por favor, sigue escribiendo así.
    Un fuerte y cariñoso abrazo, y si tu alma se anda arrastrando por ahí, tal vez se encuentre con la mía que no para de reptar.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Es que resulta tan fácil fallarnos a nosotros mismos que de vez en cuando no está demas escribir que, tras el fallo, uno puede seguir adelante, luchar sin miramientos, no seguir lamentándonos como si errar fuese la muerte.
      Estoy segura que nuestras almas se encuentran siempre que leo tus poesías porque me golpean como ninguna otras. Espero poder leerte pronto, querido Joaquín. Un fuerte abrazo 🙂

  7. Reaper El Chivo

    19 noviembre, 2015

    Es el sacrificio, mental y físico, de andar sin quererlo en ese limbo sombrío donde resuenan los actos del pasado y los deseos frustrados. Un gran micro, amiga Nana. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Vaya Reaper, has resumido a la perfección mi micro. Creo que yo no lo habría podido hacer mejor (debido a mi déficit con la síntesis). Un fuerte abrazo; gracias por, como siempre, votar y comentar 😉

  8. VIMON

    19 noviembre, 2015

    Un texto excelente, Nana. Te dejo mi voto con un abrazo.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Gracias, queridísimo Vimon, por pasarte por mis líneas. Un fuerte abrazo de vuelta.

  9. Manger

    19 noviembre, 2015

    Hay que aprovechar muy bien ese «instante» del que hablas, amiga Nana, porque pasa muy pronto y -lo que es peor- no nos da tiempo a enterarnos. Creo que los compañeros lo han dicho ya todo. Tan sólo me queda añadir que enhorabuena por tu excelente texto y a la espera de ese tu resurgir a la alegría y a la berlleza del vivir, aunque sea corto. Te mando un afectuoso saludo.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Querido Manger, como siempre tan amable con tus palabras. Es cierto, los buenos momentos, son instantes fugaces y si no lo son, suelen verse empañados por los malos momentos, que suelen ser más dañinos y cobrar más importancia. Espero poder brindaros con textos diferentes, ese es mi objetivo, porque la melancolía y la autohostilidad también me cansa. Un fuerte abrazo 🙂

  10. Mabel

    19 noviembre, 2015

    Muy buen texto. Un abrazo Nana y mi voto desde Andalucía

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Buenas noches, Mabel. Gracias por el voto y el comentario. Un fuerte abrazo 🙂

  11. guardiña

    19 noviembre, 2015

    ¡ Amiga Nana! Me identifico con tu forma de expresar los sentimientos que nos asaltan en el momento, La vida como ya sabemos no es de color rosa. Es hermoso escribir cuánto sentimos y como nos sentimos, en ese instante en que nos viene esa reflexión o inconformidad que la vida o nuestra forma de verla nos hace sentir.
    tu texto destila profundidad y sentimientos verdaderos y es lo que realmente importa al lector. Un abrazo y sigue escribiendo todo lo que te emana del alma.

    • Nana

      19 noviembre, 2015

      Por suerte o por desgracia, Guardiña, yo no sé escribir de otra manera, salvo cuando me absorto en mis propias elocubraciones mentales o sentimentales. Entonces, me siento delante del ordenador o de una página en blanco, y me vacío incondicionalmente. Unas veces dejo un escrito decento, otras pues se queda para mí y el momento, pero siempre me ayuda a seguir. Un fuerte abrazo y muchas gracias por el comentario 🙂

  12. B€RTA

    21 noviembre, 2015

    Uy Nana, Chapó! impresionante texto, para reflexionar, y leerlo varias veces. Te felicito, me ha encantado. Un voto gigante!

    • Nana

      21 noviembre, 2015

      Pues un gigantesco abrazo, LA_FEMME, muchísimas gracias por tu comentario y me alegro que te haya gustado!!!

  13. gonzalez

    21 noviembre, 2015

    Aparte de estar escrito muy bien, está cargado de sentimientos! Me encantó! Mi voto y saludos!

    • Nana

      21 noviembre, 2015

      Gracias, Gonzalez. Hago lo que puedo, pero siempre intento poner todo el corazón y empeño en mis letras. Un fuerte abrazo 😉

  14. Xocas

    21 noviembre, 2015

    Todo es sencillo e imposible, delicado y vulgar, hermoso y repugnante. Vital y … todo lo contrario. En esa irresoluble contradicción nos movemos. A veces creo que sólo depende de la alimentación, lo cual ya sería el colmo del absurdo…
    Ay de quien no guste de la lucha diaria.
    No nos rendimos, vale? Todo puede ser de otro color en cualquier momento! 😉

    • Nana

      21 noviembre, 2015

      Jajajaja, me ha encantado tu comentario, Xocas. Me gusta la lucha diaria, a la que me enfrento casi todos los días, casi siempre contra mí misma. No sé si adviertes que el final del texto es una ventana a algo más (¿se vislumbra la luz?). Soy demasiado cabezota para darme por vencida 😉

  15. Ana-Stone

    22 noviembre, 2015

    La estrofa final es una delicia Nana, un gran broche para un gran relato.
    Un abrazo.

    • Nana

      23 noviembre, 2015

      Gracias, Ana, me alegro muchísimo que te haya llegado. Nos leemos. Un fuerte abrazo 😉

  16. Tati

    22 noviembre, 2015

    Hermoso, reflexivo y desgarrador. Muy bueno. Un abrazo.

    • Nana

      23 noviembre, 2015

      Muchísimas gracias, Tati. Una hace lo que puede. Un fuerte abrazo 🙂

    • Nana

      27 noviembre, 2015

      Gracias, Iván, recibe un saludo de vuelta.

  17. jerrica

    28 noviembre, 2015

    me gustó mucho este relato, me identifiqué en esos enredos de las ideas que tan bien transmiten tus palabras…
    seguiré leyendote
    mis saludos y mi voto
    jesi

    • Nana

      28 noviembre, 2015

      Muchas gracias, Jesi. Identificarse con mis enredos es todo un logro, así que ya me hallo feliz de haberlo logrado!!!! Recibe un saludo de vuelta 🙂

  18. joss

    26 marzo, 2016

    Intenso, extenuante, dramático hasta el extremo.Muy bueno te seguiré leyendo.
    Un saludo

    • Nana

      30 marzo, 2016

      Muchas gracias, Joss, me alegra que te haya gustad. Nos leemos, un saludo 🙂

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas