Llovía

Escrito por
| 126 | 14 Comentarios

Llovía.

Allá abajo, el mundo seguía igual. A lo largo de los años, las personas habían sobrevivido a todo tipo de tragedias; no se iban a detener ante el agua que caía del cielo.

Sin embargo, ninguna otra persona era sensible a la lluvia. Al ver cada gota de agua, él veía (o sentía) una historia, un camino, un sentimiento. Cada vez que llovía, el agua inundaba sus sentidos, llenándolo de información e historias de gente que ni siquiera conocía, pero ahí estaban. Todo estaba en la lluvia.

Él sonrió, inquieto. No soportaba la idea de que la gente sea inmune a algo que condicionó toda su vida; ¿Cómo se podía ser tan indiferente a esa clase de magia que parecía brotar de cada gota? ¿O es que acaso lograban controlarlo?

Él no lo sabía. Pero el siempre entendió por qué le sucedía esto. El agua que caía del cielo no era otra que la misma que estaba en el suelo. La gente pasaba por encima de ella, se bañaba en los ríos o los mares que luego se evaporaban, tenía conversaciones cerca de lugares con agua… el agua absorbía esa información, y luego él era capaz de asimilarla cada vez que llovía. Al principio era una sensación reconfortante, pero cada vez se hacía más y más molesto. Hay un límite en la información que una persona puede recibir, y él ya había sobrepasado el suyo.

Llovía. El mundo seguía mal. La lluvia traía, últimamente, sólo malas noticias.

Miró hacia abajo una vez más, y se permitió envidiar, por última vez, a todas las personas que nacieron libres de este don. O maldición. Con el pasar de los años, dejó de tener en claro cuál de los dos era.

Sonrió, una vez más, aunque fue la primera sonrisa genuina en años. Esperaba que su descenso sea, de una vez por todas, en silencio.

Cerró los ojos, y dio un paso hacia adelante, y luego otro. Pisó el aire y la lluvia, pero nada más, y se acercó, en silencio –o al menos eso sintió en los segundos que duró la caída-, al charco de agua que se había formado en el suelo, dispuesto a contarle la última historia de su vida.

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    29 diciembre, 2015

    Muy bueno. Un abrazo Julián y mi voto desde Andalucía

    • Juli

      29 diciembre, 2015

      Muchas gracias por el apoyo, Mabel. ¡Un abrazo!

  2. VIMON

    29 diciembre, 2015

    Buen micro, Juli. Mi voto con un abrazo.

    • Juli

      29 diciembre, 2015

      Muchas gracias por el apoyo, Vicente (estuve leyendo tu blog, tiene muy buenos relatos). Un abrazo.

  3. jon

    1 enero, 2016

    Un relato bien construido, mi voto. Enhorabuena.
    Un saludo.

    • Juli

      1 enero, 2016

      Muchas gracias por tus palabras, ¡un saludo!

  4. gonzalez

    1 enero, 2016

    Excelente, amigo! Está muy bien hilvanado! Me quedo con esta parte «¿Cómo se podía ser tan indiferente a esa clase de magia que parecía brotar de cada gota?» Te dejo mi voto! Que tengas un gran y FELIZ año, Juli! Saludos!

    • Juli

      1 enero, 2016

      Muchas gracias, lo revisé varias veces para darle el toque que pretendía darle… Igualmente para vos, que tengas un muy buen 2016, ¡un gran abrazo!

  5. Sakito

    1 enero, 2016

    «¿Cómo se podía ser tan indiferente a esa clase de magia que parecía brotar de cada gota? ¿O es que acaso lograban controlarlo?», personas con una sensibilidad especial, hacen de los minúsculos acontecimientos (pequeños para los demás) algo grandioso o algo aterrorizador.. Muy bonito, va mi voto. Feliz año 🙂

  6. Juli

    1 enero, 2016

    No soy muy apegado a la naturaleza, pero la lluvia es algo que siempre llamó mi atención. Muchas gracias por el voto, que tengas un muy buen 2016 🙂

  7. Llamas.J.M.

    5 enero, 2016

    Impresionante. Y sorprendente, sin duda, la conclusión. ¡Un saludo!

  8. Ana-Stone

    11 enero, 2016

    Muy bueno Juli, estupendo final, me alegro de que nos leamos. Mi voto y un saludo!

    • Juli

      12 enero, 2016

      Muchas gracias, Ana, ¡Igualmente! Me gustaron mucho tus relatos, un saludo 🙂

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas