Milagros

Escrito por
| 73 | 9 Comentarios

Hacía frío y al mundo no le importaba. Demasiados pendientes de celebrar la fiesta perfecta con sus respectivas familias.
Marcos lo detestaba. Tener que pasar estas navidades castigado por una estúpida nota era algo que no le hacía gracia alguna. Si había algo que podía agradecer era que su madre se había limitado a quitarle el pasaje y no encerrarlo en su habitación. Aprovechó para caminar por allí.
Ajetreados, ruborizados y con sudor en los rostros. De las personas que corrían a su alrededor, ninguno parecía disfrutar plenamente las fechas. Ninguno de ellos veía a la niña con la mano tendida hacia ellos.
—Hola—le saludó ella— ¿Una moneda?
Era menuda y su ropa estaba mugrienta allí donde los agujeros no llegaban. Era un año menor que él pero sabía que había visto mucho más en la vida. ¿Cómo era capaz de sonreír siempre?
—No tengo…pero compré este sanguche de milanesa ¿quieres?
Ella lo tomó, lo partió en dos y le ofreció la otra mitad.
—No gracias. No quiero…en serio
Terminó aceptando tras el rogar de ella. Se sentó a su lado y dio un bocado a la comida.
Intentó no hacer contacto visual con la niña. Se sentía un desgraciado comiendo a su lado aunque había sido ella quien se lo había ofrecido. No se sentía augusto pero tampoco la dejaría allí abandonada, no cuando se había portado amable con él. Le desgarraba el pecho un extraño sentimiento de culpa.
Mirar arriba le dio una idea de lo sola que se habrá sentido la niña en estos días. Ninguno de los mayores agachaba la mirada hacia ellos, absortos en sus mundos como para fijarse en el de los demás.
— ¿Te puedo preguntar algo?
—Me llamo Milagros.
—No era eso…oh, lindo nombre—Nada oportuno para ella pensó—No. Te quería preguntar otra cosa…soy Marcos por cierto.
—Me gusta tu nombre. —Terminó su comida al instante. Apoyó la cabeza sobre sus rodillas y lo miró—Dime.
—Bueno…quería saber una cosa—se rascó la cabeza, tonto por lo que iba a preguntar— ¿Por qué sonríes siempre?
Ella sonrió de oreja a oreja.
—Los milagros no llegan a los niños tristes.

 

 

Como dudo que escriba un nuevo relato hasta después de las festividades quiero desearles una feliz navidad y año nuevo a todos ustedes cuyos escritos me han entretenido, hecho reflexionar, emocionar y espero alguna vez devolverles la misma pasión.

Llenemos el 2016  con letras y aventuras.

Comentarios

  1. Llamas.J.M.

    23 diciembre, 2015

    Tierno, emocionante, sencillo. ¡Muchas gracias! Y Feliz Navidad a ti también.

  2. Mabel

    23 diciembre, 2015

    ¡Es maravilloso! Un abrazo Alven y mi voto desde Andalucía. FELIZ NAVIDAD

    • Alven.Vinland

      23 diciembre, 2015

      Me alegro que te haya gustado. Otro abrazo Mabel y felices fiestas.

  3. Nana

    25 diciembre, 2015

    Vaya texto… el final es aplastante, de verdad. Muy logrado. Un saludo y mi voto 🙂

    • Alven.Vinland

      26 diciembre, 2015

      Muchas gracias y espero que la hayas pasado bien. Un saludo Nana 🙂

  4. Zeltia G.

    25 diciembre, 2015

    Tremendo micro Alven, acorde a estas fechas y con ese gran final… que lo has bordado! Felicidades también para ti, mi voto, mi enhorabuena y un fuerte abrazo!

    • Alven.Vinland

      26 diciembre, 2015

      Me alegro que te haya gustado Zeltia. No tenía planeado escribir algo referido a la navidad pero surgió la idea en un foro, una cosa llevó a la otra y así quedó para el disfrute de ustedes.

  5. VIMON

    28 diciembre, 2015

    Muy buen relato, Alven. Felicitaciones y un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas