Contrastante seducción

Escrito por
| 55 | 4 Comentarios

Estaba totalmente prendido a ella, la caída del sol me anunciaba que la volvería a ver, ya hace un mes la conocía y día a día la había visto alrededor de las siete de la noche, hora en que sus labores culminaban. La llevaba a mi domicilio en donde por tres horas sólo me dedicaba a besarla y tocar todo su cuerpo con pasión salvaje, pero cuando el péndulo del viejo reloj de la sala oscilaba su décima campanada, frenaba todo impulso y la dejaba en su casa. Un rostro marcado por la frustración y la duda indicaban la insatisfacción oculta de la hembra, que tenía el deseo de consumar el acto sexual, pero su educación no le permitía expresar ese apetito reprimido, quedándole sólo resignarse ante mi insólito comportamiento. Sin saber que decirle, continuaba con mi ritual, ignorando a la conciencia que reprochaba mi actuar e instigaba a protegerla alejándome, pero el egoísmo fruto de la atracción que sentía hacia ella me mantenía tentando la delicada situación. Estaba embelesado por el contraste entre su intensa piel morena y mi palidez cadavérica, cada segundo que pasaba, mayor era mi deseo de querer poseerla, su figura se había vuelto la droga que avivaba mi instinto, a tal punto, que la situación se tornó incontrolable, mi respiración violentamente se iba agitando, a medida que mi mirada se vestía con prendas de brillo lujurioso y después de dos meses de esa angustiante espera… ignoré al viejo reloj y la cogí repetidas veces durante toda la noche.

Al cabo de dos días, la morena era buscada, había desaparecido; el rastro de la policía los llevó hasta mi recinto en donde abruptamente invadieron todos los espacios quedando horrorizados ante la imagen que se vislumbraba en mi alcoba. Encontraron un cuerpo de fémina desnudo y maloliente, en donde ese intenso color pasó a ser sólo un recuerdo, con dos marcas de colmillos sanguinolentas en el cuello y la compañía de un despojo humano calcinado, iluminado por el reflejo del sol de una calurosa mañana.

Comentarios

  1. Mabel

    28 enero, 2016

    Muy buen relato. Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenido

  2. Elfico

    28 enero, 2016

    Gracias Mabel por la bienvenida, espero poder compartir relatos contigo y lograr ir mejorando
    Un abrazo

  3. VIMON

    29 enero, 2016

    Buen relato, Elfico. Te dejo mi voto con mi bienvenida.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas