He ganado peso

Escrito por
| 225 | 40 Comentarios

Últimamente estoy ganando peso, igual no se nota mucho, pero yo sí me doy cuenta. Debería empezar a hacer ejercicio, no dejarlo pasar, que luego cuesta más. Tal vez sea por las fechas que acabamos de pasar, un año termina, otro empieza. Como propósito de año nuevo debería intentar dejar el peso extra que voy cogiendo, pero es que cada año es más difícil, cada vez tengo menos fuerzas y siempre está ese mañana que nunca llega. Antes no me costaba nada, era proponérmelo y listo, pero ahora, ahora me cuesta más volver a estar en forma y lo peor es darse cuenta y no ser capaz de hacer nada.

Cada vez me pesa más el aburrimiento que me provoco y las horas que con alevosía mato. Cada vez me pesan más los días que se acaban convirtiendo en años y los años que se convierten en una vida. Cada vez me pesa más la rutina que implacable se hace dueña de todo mi ser. Cada vez me pesa más la conciencia por todas las oportunidades que he dejado pasar. Cada vez me pesa más el tiempo que se escapa con mis suspiros y que nunca podré recuperar.

Debería empezar a quitarme este peso que voy ganando, antes de que forme parte de mí para siempre.

Comentarios

  1. Llamas.J.M.

    22 enero, 2016

    Impresionante. Y necesario: completamente de acuerdo contigo. ¡Un saludo!

    • Ana-Stone

      22 enero, 2016

      Gracias por tu comentario! Hay que hacer ejercicio que si no se nos queda el sobrepeso para toda la vida. Un saludo!

  2. PAPREFU

    22 enero, 2016

    Ana, tu escrito reflexivo, tiene un trasfondo que va más allá del sencillo peso que ganas con los años… Se trata entonces de la vida misma, y de aquello que te deja la rutina acompañada de ella, es decir, la vida. Muy bueno de verdad, acá va mi voto para vos. Éxitos!!

    • Ana-Stone

      22 enero, 2016

      Eso es, hay muchas formas de vivir la vida y no debes dejarte aplastar por su peso, hay que ser fuertes para poder levantarlo y seguir adelante. Muchas gracias por tu comentario y un saludo!

  3. Mabel

    22 enero, 2016

    El pasar de los años nos hace recordar nuestra niñez, esa época que ya no volverá. Un abrazo Ana y mi voto desde Andalucía

    • Ana-Stone

      22 enero, 2016

      La niñez se nos antoja una época más liviana, aunque sólo nos demos cuenta de ello ya de adultos. Gracias por el apoyo, un abrazo!

  4. Luis

    22 enero, 2016

    Jejeje, muy bueno, saludos Ana!

  5. Juan.Nadie

    22 enero, 2016

    Se llama envejecer. Imagino que cuando el peso es excesivo, has llegado al punto y final.
    Muy bueno el micro.
    Un saludo,

    • Ana-Stone

      22 enero, 2016

      Muchas gracias Juan, a medida que envejecemos nos cuesta más llevar el peso, pero hay que seguir intentándolo y ejercitándose. Un saludo!

  6. gonzalez

    22 enero, 2016

    Completamente de acuerdo con vos, amiga Ana! Te dejo mi voto y un abrazo fuerte!

    • Ana-Stone

      22 enero, 2016

      Me alegro de que lo veas así también. Muchas gracias, un fuerte abrazo!

  7. guardiña

    22 enero, 2016

    ¡ Muy bien expresado! Me apunto a esa dieta tan reflexiva y beneficiosa! Un abrazo.

    • Ana-Stone

      23 enero, 2016

      Muy bien Guardiña, hay que tener fuerza de voluntad y trabajarlo cada día. Gracias por leer y un fuerte abrazo!

  8. jon

    23 enero, 2016

    A veces me pasa que pierdo un kilo de autoestima por cada tres que aumento de peso, hay quien dice que es por culpa de la felicidad, yo lo pongo en duda porque uno de los pocos momentos en que me siento feliz es precisamente cuando voy de cena con los amigos. Sin embargo, antes de entrar al restaurante, ya en el interior del bar, la aguja indicadora de peso me garantiza el mismo peso que al salir de casa.
    Un abrazo, Ana y cuídate.

    • Ana-Stone

      23 enero, 2016

      Hay que tener en cuenta querido Jon, que no todo el sobrepeso es igual ni todas las dietas son sanas, así como el músculo pesa más que la grasa, engordar de felicidad no es lo mismo que engordar por la tristeza, de igual modo que adelgazar por perder autoestima no es nada recomendable. Así que a quitarse el exceso de equipaje negativo. Muchas gracias por leer y comentar, un saludo!

  9. Manger

    23 enero, 2016

    Es lo que tiene de malo el perder la voluntad consciente del deber hacer; llega un momento en que el ser humano se pierde en el conformismo más absoluto, negativo en todos los órdenes de la vida. Buen texto, amiga Ana. Un afectuoso saludo.

    • Ana-Stone

      25 enero, 2016

      Exactamente, por eso es que, aunque cueste, debemos hacer ese ejercicio necesario y no dejarnos arrastrar. Un abrazo!

  10. Santi Ardúa

    23 enero, 2016

    Muy bueno! la vida es la única cosa que cuanto más vacía es, más pesa.

    Saludos!

    • Ana-Stone

      25 enero, 2016

      Muy buena reflexión Santi, totalmente de acuerdo. Gracias por leer, un saludo!

  11. Skuld

    24 enero, 2016

    La autocrítica es un buen ejercicio si conduce a reconocer lo que hay de negativo como paso previo a cambiarlo – siempre que se pueda – y no se convierta en una rutina más de aquellos acostumbrados a autocompadecerse. Tu texto me ha traído a la mente a esas personas que entran en la espiral viciosa de quejarse de todo con todos. Muy bueno. Un saludo.

    • Ana-Stone

      25 enero, 2016

      Sí, una vez que se entra en esa espiral es muy difícil salir y todo se vuelve cuesta arriba y todo se vuelve amargo. Hay que estar atentos a los síntomas y atajar el problema antes de que vaya a más. Muchas gracias por pasarte a leer, un saludo!

    • Ana-Stone

      25 enero, 2016

      Normalmente no pensamos en ellos, hasta que un día te levantas y lo notas y cada día un poco más. Un saludo!

  12. VIMON

    25 enero, 2016

    Excelente reflexión, Ana. Un abrazo con mi voto.

    • Ana-Stone

      28 enero, 2016

      Muchas gracias Iván, es pero que haya resultado útil, sobre todo ahora que enero es el mes de los buenos propósitos. Un saludo!

    • Ana-Stone

      30 enero, 2016

      Muchísimas gracias Santi, por leer y comentar. Si te sientes identificada ya sabes que hay que ponerse a hacer ejercicio. Un saludo!

  13. EmmanuelPeret

    30 enero, 2016

    El peso de nuestra consciencia que se mide cada noche, con los actos que durante el día fuimos realizando. Nada mejor que ser responsable de nuestros actos, para andar liviano por la vida. Gracias por tu texto. Me gustó.

    • Ana-Stone

      30 enero, 2016

      Muchas gracias a ti por leerme y por tu amable comentario. Un abrazo!

  14. magaes

    30 enero, 2016

    En el primer párrafo hablas de lo evidente del peso y, cuando ya tenemos las defensas bajas, nos sueltas, en el segundo párrafo, lo ‘gordo’ del asunto, valga la redundancia…
    Muy bueno. Mi saludo y mi voto.

    • Ana-Stone

      30 enero, 2016

      Jajaja sí, me alegro de que te haya gustado. Muchas gracias por leerme, un saludo!

  15. Nana

    10 febrero, 2016

    Como siempre, Ana, fantástica. El primer párrafo me chirriaba vieniendo de ti, ya que tus textos siempre tienen un transfondo, siempre reflexionando y haciendo reflexionar, que es, para mi forma de leer, lo mejor que se puede ofrecer (y eso nos lo das con creces). Me ha encantado que utilizaras ese tan dicho y escuchado comentario «tengo que adelgazar», «me sobra peso», para hablar del meollo del asunto. Muy logrado. Un fuerte abrazo 🙂

    • Ana-Stone

      11 febrero, 2016

      Muchísimas gracias Nana, me alegra un montón que me digas que mis textos posean esa cualidad.
      Un abrazo enorme!

  16. Labrida

    11 febrero, 2016

    Realmente bueno, me ha gustado muchísimo, felicidades. Un saludo y mi voto.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas