Quiero una Kalashnikov

Escrito por
| 186 | 26 Comentarios

QUIERO UNA KALASHNIKOV

 

Soñaba con poseerla. Hoy tengo mi AK47. La conseguí en un lugar sorprendente: La Villa Siniestra. Un colombiano llamado Eugenio me la vendió por mil dólares. Quiero disfrutarla y tengo algunas ideas locas.   Todos mis amigos desafían a esta sociedad de mierda y yo soy el único pelotudo que me guardo el odio twitteando frases imbéciles. Debo hacer algo.

Resido en un piso doce que da a los bosques de Ciudad Mágica. Tengo treinta años y soy un parásito que vive de la herencia de papá. ¡Pero qué me importa! El viejo cagó a medio mundo y yo la reviento en putas y LSD. Mi departamento es una mugre. ¿Y qué?

Huele a mierda porque uso la misma ropa durante semanas. Soy de lo peor y me gusta. Me cago en la limpieza y el orden. Moriré en mi propia inmundicia jugando al dominó con mis soretes. Me gusta disfrutar del odio de mis vecinos. Hacen de todo para echarme del edificio pero el administrador los ignora.

¿Saben por qué?

Ellos, ratas con nivel, no saben que el muy puto se falopea igual que yo: es un corrupto total.

Debo hacer algo con esta preciosura. Tiene un cargador con veinticinco proyectiles y su culata de madera es erotizante. Me imagino el desparramo que puedo llegar a hacer. Mis amigos quedarán con la boca abierta. Saldré en los diarios con un titular en primera plana: «El loco de la AK47».

¡Precioso! ¡Orgásmico!

Debo planificarlo detalladamente. Quiero que no se olviden por un largo, larguísimo tiempo. Que el terror despierte sus almas podridas y no encuentren consuelo alguno.

 

¿Están ahí?

Bien. Les paso a informar que esta tarde lo hice. Oculté el arma en una bolsa de consorcio y bajé rumbo a la Plaza de los Ángeles, pero no había suficiente gente, por lo que opté por seguir caminando. Cuando llegué al Rosedal, la saqué de la bolsa y me dispuse a concretar mi sueño. No tuve piedad. Fue un éxtasis de placer.

¡Lo hice, gente, lo hice!

En estos momentos estoy frente al monitor de mi computadora disfrutando de las noticias de medianoche. Todos hablan de una sola cosa: la matanza de los globos.

¡No pongan esa cara! Ya sé, están decepcionados. Imaginaban con esa mente podrida un escenario de cadáveres acribillados.

¡Sorry!

Destruí veinticinco globos de todos los colores, siempre los odié. Ver el rostro angustiado de esos niños me causó un placer indescriptible. Debo de haber batido el record Guiness de la boludez humana. Pero que me importa.

Seguro que están pensando que soy un imbécil, ¿no?

Lo siento, mierditas, ustedes no son diferentes a mí.

Bye, bye.

 

© 2015 Fernando Cianciola

 

 

Comentarios

  1. Reaper El Chivo

    6 enero, 2016

    Muy bueno, amigo Tiento. Ha hecho un trabajo excelente manteniendo la apariencia del personaje, todo su perfil físico y psicológico. La verdad es que solo pensaba en un final, en un único final. Y usted ha dado un giro totalmente inesperado, y divertido. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

    • Tiento

      6 enero, 2016

      Gracias, Reaper. Me encantó tu comentario. Saludos.

  2. Tati

    6 enero, 2016

    Excelente Tiento. Veinticinco globos, la angustia de los niños. tal vez quería liquidar a la inocencia. Saludos.

    • Tiento

      6 enero, 2016

      Gracias, Tati. Es un cuento con muchas aristas para reflexionar. Saludos.

  3. Luis

    6 enero, 2016

    La última frase es para enmarcarla, saludos con mi voto!

  4. Mabel

    6 enero, 2016

    ¡Excelente! Un abrazo Fernando y mi voto desde Andalucía

  5. VIMON

    6 enero, 2016

    Muy buen relato, Fernando. Felicitaciones con mi voto y un abrazo.

  6. Nana

    7 enero, 2016

    Como siempre, maravilloso relato, querido Tiento. Un abrazo 🙂

  7. alca

    8 enero, 2016

    Excelente relato y genial el final. Un saludo y mi voto.

  8. gonzalez

    11 enero, 2016

    Me encantó, amigo! Esta parte me hizo reír » Moriré en mi propia inmundicia jugando al dominó con mis soretes» Te dejo mi voto y un abrazo!

  9. Tiento

    12 enero, 2016

    Te agradezco tu comentario y tu voto. Saludos, amigo.

  10. milo.pratt

    23 enero, 2016

    Estoy disfrutando mucho tus relatos. Hay mucha reflexión, mucha imaginación y mucha habilidad narrativa. Me encanta ese tono irónico y sarcástico, el modo en que el personaje juega con quin lee. Enpocas líneas logra abrir un diálogo con el lector. Y reírse de el. Y hacerlo pensar un poco.

    Saludos y gracias por seguirme.

    • Tiento

      24 enero, 2016

      ¡Bien, Milo! Algunos de mis cuentos tienen ese objetivo y este es uno de ellos. Provocar al lector y dejarlo pensando. Gracias por leerme. Un abrazo.

  11. Elfico

    2 febrero, 2016

    Que buen relato, mantiene atento al lector esperando lo peor y te burlas del mismo con un final que es un golazo o mejor dicho un globazo
    Saludos

    • Tiento

      2 febrero, 2016

      Gracias, Elfico. Tu comentario me enriquece. Saludos.

  12. Soñador

    26 marzo, 2016

    ¡Me encantó! Muy buen giro, la frase al final es memorable. Gracias por regalarme una risa. Mi voto y mis mejores deseos.

    • Tiento

      26 marzo, 2016

      Gracias a vos por leerlo, comentarlo y votarlo. Un abrazo.

    • Tiento

      29 abril, 2016

      Gracias, Leviathan7. Leeré los tuyos y a votarlos. Un abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas