¿El sexo está sobrevalorado?

Escrito por
| 651 | 15 Comentarios

El ser humano se vistió para luego poder llamar “sexo” a su desnudez. Se puso prendas para poder imaginarse sin ellas, para crear una fantasía de sí mismo: importa más lo que se sugiere, que lo que se ve.

Puedo decir (o mostrar) tetas, culos o vergas y lograré ruborizar a unos cuantos; puedo decir nariz, piernas, ojos, y no provocaré el mismo efecto.

El ser humano se puso ropa para vestirse de morbo, porque la desnudez en sí misma no es erotismo. Hizo del sexo un chiste, y al mismo tiempo motivo de censura. No es como la mujer de la tribu aborigen, que pasea con los pezones al aire, y el hombre la mira, indiferente, como mira al árbol o al babuino con su trasero rosado.

El hombre civilizado cubrió a los sexos con la barrera de la verguenza propia; los distanció con códigos morales. Entonces, como protesta, inventó el romanticismo, el sexo, el amor, para destruir las barreras que impiden a dos intimidades reencontrarse; para encontrarse tambien a sí mismo, en la soledad de cuatro paredes y una cama.

El ser humano, así como inventó la alta cocina, para hacer de la alimentación además un placer, así inventó el erotismo, el morbo, el fetiche, donde antes sólo había reproducción, para sentirse más humano, para olvidar de una vez por todas su estado salvaje.

Sigueme en Twitter: @NestorMirley

Mi facebook: https://www.facebook.com/elnomadan/

Comentarios

  1. jon

    18 enero, 2016

    Buen trabajo, Elnómada. Enhorabuena.
    Un saludo.

  2. Mabel

    18 enero, 2016

    ¡Excelente! Un abrazo Néstor y mi voto desde Andalucía

  3. Joaquín.Solari

    19 enero, 2016

    Muy bueno compañero.
    El hombre, da pena, se espanta de cosas que hace en secreto y luego critica en público, que especie tan triste, se han olvidado que pertenecemos al universo, al universo desnudo, se han olvidado que venimos desnudos, pero nos cubren al morir.
    A mí, que me dejen ir en bolas.
    Un gran abrazo.

  4. Ana-Stone

    19 enero, 2016

    Muy buen texto. La mayor perversión del hombre civilizado fue además tratar de convertir algo natural en algo sucio y pecaminoso. Un saludo!

  5. Castalia

    20 enero, 2016

    El mono desnudo. Y bueno, porque hacía un poco de frío también al quedarnos sin piel y otras cosas: las ramas que laceran, la tierra dura. El ideal del hombre de la selva o de la sabana, desnudo, sólo es posible allí. Y desde luego tienen un profundo y sagrado erotismo en su cultura: la danza, rituales de emparejamiento… En fin, el texto me parece bueno pero si es un alegato en favor de la vuelta al estado salvaje no estoy de acuerdo. Ya fuimos expulsados del jardín del edén. Considero que no hay que mirar atrás, sería algo retrógrado por mucho que el presente no sea muy esperanzador. Pero en el momento en que nos convertimos en humanos emprendimos este viaje. Y hay que mirar hacia delante para alcanzar una mayor cuota de humanidad

    • ElNómada

      21 enero, 2016

      Excelente reflexión amigo Castalia. No es un alegato en favor del estado salvaje, sino un analisis reflexivo acerca del morbo con el que apreciamos la desnudez humana. Para ejemplo de ello, hay personas que se escandalizan al ver a una madre lactando en la via publica. Un saludo Luis.

  6. Luis

    20 enero, 2016

    Hola Elnómada, coincido plenamente con tu relato y con tu exposición; el sexo y la sexualidad están sobrevalorados por la humanidad precisamente porque niega lo que realmente le gusta hacer, y de ahí surgen los conflictos eternos, un saludo con mi voto!

    • ElNómada

      21 enero, 2016

      La psique humana está llena de contradicciones. Un abrazo.

  7. Reaper El Chivo

    24 enero, 2016

    Buena reflexión acerca del sexo, amigo ElNómada. He aquí a un nuevo lector. Un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

  8. Anna.French

    15 marzo, 2016

    Mirándolo bajo el lado de la espiritualidad, tu texto sería una buena regañina al Dios Todopoderoso y su Adán y Eva, no crees?? jaja Buen relato. Mi voto. Un besin.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas