¡Carne de cañon!

Escrito por
| 116 | 8 Comentarios

Pero esta vez ella lloro, al ver que  llegaba  demasiado tarde.  Mientras la muerte me alzaba en brazos, pude ver, cómo  por sus mejillas marchitas se deslizaban las lágrimas, y cómo la Luna se posaba sobre su arrugado rostro, marcado por las líneas de la impotencia y el dolor; y  como un sudor  perlado maquillaba su rictus de amargura, al igual que estrellas plateadas… Y vi, cómo la entristecida noche la envolvía entre las marañas de un inmisericorde desconsuelo.  Y vi, cómo su  miraba opaca, se perdía más allá de aquel callejón solitario y olvidado de Dios.  Y también percibí su tierno y último abrazo, mientras me perdía en la nebulosa de la noche cerrada, del maldito polvo blanco…

Comentarios

  1. Reaper El Chivo

    2 febrero, 2016

    Muy bueno, amiga Guardiña. Un micro sensacional, aunque siendo totalmente honesto de «Y vi, cómo» en adelante me ha dejado mudo. Y ya ni que decir de «nebulosa de la noche cerrada». Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

  2. jon

    3 febrero, 2016

    Uffff…Bueno… No sé qué he de escribir ante este descriptivo hecho, por el que hemos de pasar todos sin excepción alguna.
    Al menos que esta descrito desde un estado incorpóreo, etéreo, flotante, suspendido y sólo visible gracias a ese polvo que, después de la incineración, se volatiliza acompañado de unos ojos empañados por una sucesión ininterrumpida de lágrimas en duelo.
    Me transmite recuerdos de aquellas queridas personas que habitaron mi infancia entre besos, juegos y abrazos. Se adueñan de mi memoria los toques postreros de campana y los abrazos… de despedida.
    En fin…Después del anochecer, siempre nos asomamos a un nuevo día.
    Te felicito por este trabajo, y aunque su lectura me haya entristecido, también me ha traido recuerdos llenos de alegría.
    Un abrazo muy fuerte, mi querida amiga Guardiña.

  3. Charlotte

    3 febrero, 2016

    Tu micro es reconfortante con ese tierno y último abrazo que tanto consuelo transmite. Te felicito, querida Guardiña. Un abrazo

  4. Luis

    3 febrero, 2016

    Excepcional microrrelato, jamás pensé que la muerte pudiera contarse y describirse en tan pocas palabras…un abrazo y mi voto más honesto, Guardiña!

  5. Mabel

    3 febrero, 2016

    ¡Me encanta! Un abrazo Vale y mi voto desde Andalucía

  6. VIMON

    3 febrero, 2016

    Excelente micro, Guardiña. Felicitaciones y un abrazo.

  7. gonzalez

    3 febrero, 2016

    Qué linda parte esta «Y vi, cómo la entristecida noche la envolvía entre las marañas de un inmisericorde desconsuelo» Me gustó mucho, Guardiña! Te dejo mi voto y un abrazo muy fuerte!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas