Posesión

Escrito por
| 137 | 22 Comentarios

Creí ser yo, pero ahora sé que no siempre fue así. En algún momento que no puedo precisar otra mujer se alojó dentro de mí. No sé como ocurrió, quizá fue con un reproche pasado por alto… quizá yo misma la invité presa de mis deseos de agradar, lo cierto es que no fui consciente de su llegada e incluso diría que ni si quiera de su presencia.

Ella poco a poco se hizo fuerte dentro de mí y empezó a confundirme. Me trastocó las razones, me robó las fuerzas y hasta me anuló el entendimiento y desde ese momento yo, dejé de existir.

La mujer que había en mi no quiso que ocurriese pero ni ella lo pretendió, ni fue mi voluntad y en esa maltrecha situación el tiempo se alargó.

A veces yo sentía impulsos de revelarme pero su miedo era mi cárcel y, por más que lo intentaba nunca conseguía ganarle, hasta que llegó un día en que todo cambió.

La mujer que había dentro de mí sintió como sus piernas empezaron a temblar al mismo tiempo que el ruido en la cerradura delataba su presencia y ese sentimiento fue lo que la dio fuerzas, había empezado el principio del fin.

La mujer que había en mí nunca quiso hacerme daño y aunque cada silencio suyo acababa siendo una marca morada en mi cuerpo no quiero ni debo tenerle rencor pues su coraje me armó de valor y de su miedo aprendí.

 

FIN

Comentarios

  1. Manger

    13 febrero, 2016

    Estupendo micro, amiga Charis. Te mando un afectuoso saludo.

  2. Reaper El Chivo

    13 febrero, 2016

    Buen relato, amiga Charis. Una lección para la vida. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

  3. Mabel

    13 febrero, 2016

    Muy buen relato. Un abrazo Charis y mi voto desde Andalucía

  4. Luis

    14 febrero, 2016

    Muy buen relato, me alegra que te gusten escritos míos, un saludo y mi voto!

  5. jon

    14 febrero, 2016

    Pocas personas son las que lo consiguen y entre las personas que lo logran pocas son las que lo reconocen y agradecen.
    Muy buen micro.
    Un saludo.

    • CHARIS.CAVERA

      14 febrero, 2016

      Efectivamente, Jon, hay que reconocerlo para de ello aprender, es la única manera de tener menos posibilidades de caer en los mismos errores.
      Gracias por la lectura y tu comentario. Un saludo.

  6. JAKS

    14 febrero, 2016

    muy buen micro, felicidades, saludos y el voto.

  7. Noemí Hernández Muñoz

    16 febrero, 2016

    Un relato excelente y conmovedor, toda una lección. Te doy mi voto y te sigo. Confío en leer más cosas tuyas por aquí.
    Si te gustan los finales inesperados, aprovecho para invitarte a leer mis microrrelatos, en especial «Atrapado», mi favorito.
    Un abrazo y nos leemos,
    Noemí

    • CHARIS.CAVERA

      16 febrero, 2016

      Muchas gracias, Noemí.
      Con gusto me paso por tus micros. Un saludo.

  8. VIMON

    17 febrero, 2016

    Muy interesante propuesta, Charis. Felicitaciones y un saludo.

    • CHARIS.CAVERA

      21 febrero, 2016

      Muchas gracias, yonathan. Agradezco tu lectura y comentario. Me alegra que te haya gustado. Un saludo.

  9. gonzalez

    21 febrero, 2016

    Me gustó mucho! Como dice Vimon en su comentario, «Muy interesante propuesta» Te dejo mi voto y un abrazo fuerte!

    • CHARIS.CAVERA

      21 febrero, 2016

      Gracias por tus motivadoras palabras, gonzalez. Es un placer que te guste. Saludos y un abrazo!

  10. PAPREFU

    21 febrero, 2016

    Vaya Charis… Interesante, que maravillosa precisión has logrado para describir un momento tan importante en la vida de la mujer; ya que ustedes las mujeres son naturalmente más emotivas y sensitivas que nosotros los hombres. Buen punto. Felicidades. Va mi voto. Muchos éxitos y bendiciones para vos desde mi amada Venezuela. Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas