Venas negras

Escrito por
| 260 | 7 Comentarios

No encontraba valor, el valor necesario para dejar aquella vida que le abandonó hacía ya mucho tiempo. Sus bolsillos habían olvidado ya el tacto del dinero, aun así todos los días tenía suficiente para matar unas cuantas neuronas más, ya no le debían quedar demasiadas. Sus dientes lucían un color amarillento, similar al del blanco descolorido de su chándal. Las suelas de sus zapatos a penas se sostenían sin la ayuda de esa maldita tira de celofán que les pegaba cada mañana y separaba su patética existencia del frío suelo. Él nunca trabajó en nada, ¿para qué? se dijo a sí mismo cuando cumplió los dieciséis. El vivía en un mundo diferente al nuestro, un mundo donde todo era alegría, un mundo que al principio tenía un tacto suave. Ahora más bien era negro, negro cómo la sangre que le corría por las venas, infecto y corrosivo cómo la heroína que inyectaba en ellas. Buscaba en aquel líquido negro la entrada a su mundo, este bello mundo que se le escapaba entre los dedos, ese mundo que ya raras veces encontraba. Cerró los ojos para dejar de ver este mundo y perder su vista en la inmensidad del suyo, tumbado sobre aquel colchón sin nadie que se preocupara por él, sin nadie a quien rendirle cuentas. Cerró los ojos, y se perdió en su mundo esperando no volver.

Comentarios

  1. VIMON

    25 febrero, 2016

    Estrujante relato. Felicitaciones y mi voto.

  2. madrileña

    25 febrero, 2016

    Hay cierta felicidad en esa tristeza. Enhorabuena. Mi voto desde El Blog Onanista.

    • Nicotina

      25 febrero, 2016

      Muchas gracias egoyome! He estado buscando información sobre el blog onanista, pero no me ha quedado claro del todo que es. ¿podrias aclararme un poco?

  3. Castalia

    28 febrero, 2016

    Para mi gusta, hay mucha distancia entre el narrador y el personaje. El narrador, todo un caballero que escribe con gran corrección y excelencia sobre un yonqui. Me pregunto cómo escribiría el yonqui, o un narrador, que supiera lo que es realmente la heroína y la meta en el texto igual que el personaje en sus venas.

  4. Bheltane

    28 febrero, 2016

    perder la vida a sabiendas y sin embargo no poder parar, mi voto.

  5. Mabel

    28 febrero, 2016

    ¡Excelente! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  6. Jose_Lobo

    15 marzo, 2016

    El camino de salida hacia la negrura de una paz necesaria de alguien con una mirada existencial distinta. Excelentemente descrito, además. Mi voto y un abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas