Desde mi terraza

Escrito por
| 66 | 4 Comentarios

Hace unos días que llegué a esta casa, una terraza enorme , vistas a el mar se ha convertido en mi espacio favorito donde paso el día y la noche. Hay otras casas acierta distancia, sólo desde la terraza de una casa se puede observar la mia, así que me siento cómoda y paseo desnuda disfrutando de mi privacidad pero aquella noche tuve la sensación de ser observada. La idea me hizo gracia y jugué a imaginar que alguien me miraba y comencé a jugar para el. Sentada en la silla abría las piernas en pose provocadora y a la vez pensativa, me levantaba hasta la barandilla inclinandome para dejar ver mi silueta, quedando atenta como si mirara a una cámara mientras un dedo jugueteaba con mi boca. Me reí de mí misma y continúe tomandome la copa de vino que me había servido.

Al día siguiente al despertarme e ir hacia la.cocina me percaté de un sobre que  habían colado por debajo de mi puerta. No podía creer lo que leía._ Me encantó tu provocación de anoche, tu juego, tu sensual tentación,. Llámame esta noche y un número de teléfono a continuación. Por cierto, pude hacer una fotos preciosas.

Y ahora qué?Guadiana me dije.

Durante el día no se me fue de la cabeza y a medida que pasaban las horas iba creciendo en mí una inquietud morbosa en mi interior y  mi cabeza noi paraba de darle vueltas a una idea aunque decidí que primero debería escuchar su voz y sus primeras palabras y decidiría.

Me puse un vestido de cuero que se ciñe como una segunda piel sin nada debajo, me serví una copa de vino y cogí el móvil. Me senté en la terraza y llamé._ Esperaba oír t vos, me dijo a modo de saludo. Levantate, dejarme que te vea puesto que te has vestido para mí. Su voz sonaba imperativa pero dulce a la vez. Estaba perdida, pensé.

Accedí y me levanté, di unas vueltas sobre mi sintiendo sus ojos en mi cuerpo. Me gustaba sentía cierta sensación de poder y sin esperar a que dijera nada más empecé el juego. Me fui abriendo la cremallera del vestido y deje que mi pecho saliera de su prisión, lo acaricio suavemente mientras oigo tu suspiro al otro lado del teléfono. Como me excita escucharlo tanto que mis pezones reaccionan como un resorte endureciéndose pidiendo caricias. Me recreo en ellos y de cuando en cuando me detengo posando, buscando tus ojos detrás de la cámara.

El deseo aumenta con cada centímetro que baja la cremallera, mismanos imaginan otras manos y bajan por mi vientre y dibujan la silueta de mis nalgas y buscan el calor, el clitoris abultado que vibra con el simple roce y con ambas manos me abro para ti. Todos los dedos participan unos entrando frenéticos, otro suave mueve el clitoris al compás. M animas, jadeas, suspiras, oigo como te acaricias y lo que intuyo que es el click de la cámara.

Sientate, quiero verte mejor. Y entonces sonrio, ya antes había dejado una caja estratégicamente colocada al lado de la tumbona, y obediente me siento y doy rienda suelta a toda la lujuria acumulada durante el día, saco mi vibrador favorito de una tamaño grueso y un gel con el que masajear y refrescar la quemadura de mi clitoris enorme a punto de estallar. A pesar del gel y de la enorme excitación le cuesta entrar y eso me encanta y poco s poco, apresuradamente entra hasta el final. Los movimientos se vuelven frenéticos y duros, más fuerte ,_ me pides, yo no te dejaría respirar.

La idea de que me poseas así hace que no aguante más y me deje llevar hacia un orgasmo intenso mientras oígo tu espasmo final Me quedo inmóvil con el pene de plástico dentro intentando recuperar el aliento.

Como he de llamarte, me preguntas. Guadiana le contesté

Te propongo algo, mañana te llamaré yo. Y un de acuerdo salió de mis labios. Y a eso le siguió una charla muy amena, inteligente, divertida, tanto que casi vimos amanecer

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    26 marzo, 2016

    Muy sensual. Un abrazo y mi voto desde Andalucía.

  2. guadiana

    27 marzo, 2016

    Gracias Mabel siempre atenta y amable. Un saludo cariñoso

  3. Elsa Eithne

    13 julio, 2016

    Sensual, muy directo, excitante.Me gustó mucho. Mi voto y un saludo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas