No te vayas…

Escrito por
| 107 | 2 Comentarios

No sé cuánto tiempo queda, hay desorden y gritos, y el pitido de esa máquina empieza a acelerase. No sé cuánto tiempo queda, solo sé que me pesa no haberte besado en la mañana por esa tonta pelea que tuvimos. En este estado, las supuestas cosas nimias que no hice, que no di y que sin embargo eran importantes para ti, cobran una importancia tremenda y me asfixian. Tú eras sonrisas, y yo trabajo. Tú eras alegrías, y yo el maldito negocio que no funcionó ¿En qué momento dejé de llamarte morenita de mi alma? ¿En qué momento largué aquellas ansias de poseer tu cuerpo a todas horas? ¿En qué momento dejaste de ser mi amante y te convertí en oídos incorpóreos que sólo oían lo que un tonto hombre cansado decía? Me lo dijiste, morenita, me lo advertiste, que aprovecháramos nuestra juventud y viajáramos por el mundo. Fui yo, amor mío, el que te dijo que la clave del amor eterno era no dejar de ser nunca enamorados. Fui yo, amor mío, el que fue en contra de la teoría y a ahora lo pago caro. Que sea, Dios, los bienes y riquezas acumulas: las casas de campo, de playa, los relojes, los zapatos caros, el departamento más caro y hermoso de toda la ciudad, que me sea arrebatado todo eso, pero no ella, no mi morenita, aun la amo y sé que ella me ama. Perdóname, amor mío, por las cosas malas que hice y que, sin embargo, tu nunca me reclamaste. Perdóname amor mío por los errores cometidos desde que salí del vientre de mi madre. Sé que esa máquina que esboza esos gráficos semejantes a picos no es orgánica y me niego a creer que decida la vida o la muerte de alguien, por tal motivo, amor, morenita de mi alma, levántate y ven a fundirte conmigo en un abrazo perpetuo. Porque, después de todo, qué importancia tiene verme despojado de todo bien, de toda riqueza, si tengo a ti, amor de mi alma, con eso me conformo, pero, no te vallas, amor, no te vayas a pesar de que esos pitidos ya se volvieron continuos y un hombre en bata sale de la sala con la cara compungida y sudorosa… No te vayas, amor, porque te amo, y porque el amor todo lo puede.

Comentarios

  1. Mabel

    14 marzo, 2016

    Nunca estamos a salvo de nada. Un abrazo Rodrigo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas