El sol y la luna

Escrito por
| 1.670 | 26 Comentarios

– ¿Sabés? Tengo una historia para contarte. Esperame un segundo- Le dijo mientras tomaba sus copas vacías e iba a buscar unas llenas.

Nella le dedicó una sonrisa a la espalda de Andrés, mientras lo veía alejarse. Le caía bien. Lo había conocido una hora antes, y era en ese momento la única razón por la cual seguía en esa fiesta aburrida.

Andrés volvió a la mesa con dos copas de vino blanco, y se sentó junto a Nella. Le sonrió. Ella hizo lo propio.

– Entonces… Esa historia que me decías…

– Ah, si. Es sobre El Sol.

– ¿El Sol?

– Si, esa cosa de ahí arriba que está caliente…- Andrés señaló hacia el techo del salón.

– Mirá vos… Toda una vida escuchando esa palabra… ¡Y nunca supe que era!

Ambos rieron. Él acercó su silla a la de ella.

– Bueno, según escuché… En la antigüedad, hubo quien afirmó que un día El Sol se enamoró de La Luna. No, no… – Se apresuró a decir, al ver que Nella iba a hacer un comentario gracioso.- Dejame terminar. No es una historia cómica. Si se te ocurre algún chiste, podés contármelo después.

Ella cerró sus labios pasándose un dedo sobre ellos. No habló, pero tampoco dejó de sonreir.

-Si, se enamoró de La Luna. Pero, como te imaginarás, había un problema. Y es que El Sol salía de día y se ocultaba de noche, que es cuando aparecía La Luna… La cual se ocultaba al llegar el siguiente día. ¿Cómo iban a verse, entonces, si nunca coincidían en el tiempo? No había solución posible.

– Pero supongo que la encontaron. La solución, digo. – Nella le siguió el juego.

– Por supuesto. Pero costó… ¿Cuántos años tenés?

Nella se sorprendió por el cambio repentino de tema.

-Veinte. ¿Vos?

-También. Bueno, siguiendo con mi historia… El Sol comenzó a sentirse triste por no poder pasar tiempo junto a La Luna (que a esta altura también se había enamorado del Sol, por lo que también estaba alicaída) de modo que ambos decidieron… Retirarse.

– ¿Retirarse?

– Si. Dejaron en La Tierra sendos reflejos suyos, y se retiraron del horizonte para poder, al fin, estar juntos. Sus reflejos eran tan exactos que nadie notó la diferencia.

– ¿Así termina tu historia?

– Por supuesto que no. Con el tiempo, comenzaron a extrañar sus viajes por los cielos, y decidieron que era hora de volver a su antigua rutina. Pero dejaron pasar el tiempo para disfrutar de esos últimos momentos juntos. Esperaron hasta hace sólo unos pocos años para volver.

– Pero… Si hicieron tanto para estar juntos… ¿Por qué iban a abandonar eso?

Andrés sonrió. Estaba esperando esa pregunta.

– Porque querían ver La Tierra en primer plano, querían observar a los seres a los que les daban vida, día tras día… Extrañaban eso. Era la mejor parte de su… Trabajo, por así decirlo. Pero querían, también, estar juntos. Entonces, El Sol tuvo una magnífica idea… Dejarían a sus reflejos allí arriba, y vivirían en algún ser vivo. -Andrés se acercó más a Nella, hasta quedar cara a cara. – De modo que, hace veinte años, El Sol y La Luna decidieron fundirse en los ojos de una humana recién nacida, para que, al crecer, viera todas las cosas en este mundo por ellos, y para que, además, al mirar a los humanos, con sus ojos color miel conteniendo al sol y a la luna, al fuego y al hielo, cautive sus sentidos, los ponga en trance, impidiéndoles apartar la mirada. Nunca creí en esta historia… Hasta que vi tus ojos por primera vez, y entonces supe que era cierta.

Nella lo besó. Luego lo miró, se rió y lo besó de nuevo.

Más tarde, al despedirse, ella le preguntó si había inventado esa historia. Andrés confesó que sí.

– ¿Y lo hiciste sólo porque te gustaron mis ojos? – Preguntó ella, sonriendo. No había dejado de reir en toda la noche.

– Por supuesto que sí. De alguna forma tenía que decírtelo, ¿No? Andá preparándote… Todavía no pensé ninguna historia para decirte lo mucho que me gusta tu boca, tu cuerpo, tu pelo…

 

 

Para Dori .

Comentarios

  1. Anakin85

    27 abril, 2016

    Unps dialogos estupendos Juli! Y una gistoria super original, me ha encantado, sigue asi! Un abrazo!

  2. Mabel

    27 abril, 2016

    ¡Qué belleza! Un abrazo Julián y mi voto desde Andalucía

  3. LluviaAzul

    27 abril, 2016

    Juli me encanto, el amor no lo único real. En medio de tanta chambonada. Un abrazo, fuerte.

    • Juli

      29 abril, 2016

      Muchas gracias, Jessica ! Coincido con vos. Un gran abrazo

    • Juli

      29 abril, 2016

      Gracias, Eli ! Bienvenida a la página… eh… jajaja

  4. gonzalez

    29 abril, 2016

    La verdad que me encantó, te felicito! Mi voto y un fuerte abrazo!

    • Juli

      29 abril, 2016

      Muchas gracias, amigo Gonzalez, te mando un abrazo !

  5. Mike

    1 mayo, 2016

    Buen relato, amigo Juli. Peculiar y sutil manera de declarársele a la mujer amada. Saludos y mi voto.

    • Juli

      1 mayo, 2016

      Muchas gracias, Mike. Te mando un gran abrazo

    • Juli

      1 mayo, 2016

      Muchas gracias. Yo creo que la mejor forma es a través de las historias. Un saludo !

  6. VIMON

    2 mayo, 2016

    Original y muy buen relato, Juli. Saludos con mi voto.

    • Juli

      2 mayo, 2016

      Muchas gracias, Vicente. Un gran abrazo !

    • Juli

      4 mayo, 2016

      Lo es, amigo, te mando un gran abrazo !

  7. Kalula

    4 mayo, 2016

    jajaja la historia del cuentero! esta wena saludos 😉

  8. jon

    22 mayo, 2016

    Reconozco esa inventiva y sé que su dueño no anda lejos, jejejeje, una maravilla, me ha encantado. Destila esperanza, amor y juventud a raudales, cada palabra embauca y enamora creando interés a ojos del lector, al menos a los míos.
    Enhorabuena, Juli.
    Abrazos.

    • Juli

      22 mayo, 2016

      No, por supuesto que no anda lejos, jajaja. Muchas gracias por tus palabras, las cuales se las arreglan para embellecer lo que escribo. Tus comentarios siempre logran eso, Juan. Un gran abrazo !

    • Juli

      13 junio, 2016

      De eso no cabe ninguna duda, jaja. Muchas gracias !

  9. Lourdes

    29 julio, 2016

    Te voy descubriendo en tus escritos y me gusta lo que leo y lo que percibo. Un beso.

    • Juli

      31 julio, 2016

      Muchas gracias, Lourdes, un placer que nos leamos. Saludos !

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas