Aprendiendo a ver

Escrito por
| 217 | 33 Comentarios

Tanto quería ver el mar que le pidió a su nariz que aprendiese a oler las olas y la sal. Le pidió que oliese el azul profundo y el verde aguamarina.

Tanto quería ver los campos en flor que le pidió a sus oídos que aprendiesen a oir la llegada de la primavera y el despertar de las flores. Les pidió que oyesen las blancas margaritas y las rojas amapolas.

Tanto quería ver su cara que le pidió a sus manos que aprendieran a reconocer cada detalle, cada peca, el rubor de sus mejillas. Les pidió que le mostrsen su sonrisa y el color de su pintalabios.

Y a sus ojos solo les pidió que no derramasen lágrimas jamás. Y así fue, porque la mar nunca es más azul, la primavera más colorida ni una sonrisa enmarcada en rojo más bonita que cuando el ciego la ve.

Comentarios

  1. jon

    19 mayo, 2016

    Todo un detalle para todos los sentidos. Enhorabuena por lo que transmite y por su secillez.
    Abrazos.

  2. Mabel

    19 mayo, 2016

    Con los sentidos se pueden hacer muchas cosas, es solo aprender a relacionarlas y jugar con ellas. Un abrazo Ana y mi voto desde Andalucía

  3. Charlotte

    20 mayo, 2016

    Me ha emocionado, Ana. Cuánta sensibilidad. Muchas felicidades. Un abrazo muy fuerte

    • Ana-Stone

      20 mayo, 2016

      Muchísimas gracias Charlotte, me alegra que te haya emocionado. Un abrazo!

  4. Reaper El Chivo

    20 mayo, 2016

    Me ha gustado mucho esa manera sencilla y directa de a la las raíces principales del micro, amiga Ana. Mis felicitaciones, un saludo y mi voto.
    Salud y suerte.

  5. Anakin85

    20 mayo, 2016

    Precioso, Anna. Has descrito perfectamente lo que siente un ciego en esos momentos en los que desea fervientemente ver algo, los sentidos se agudizan de manera sobrehumana. Un abrazo y mi voto!

  6. Labrida

    20 mayo, 2016

    Aquí uno que se quita el sombrero, felicidades Ana-Stone, un saludo.

    • Ana-Stone

      21 mayo, 2016

      Muchísimas gracias, me hace mucha ilusión tu comentario. Un saludo!

  7. Juli

    20 mayo, 2016

    Es un relato muy lindo. Felicidades ! Te mando un abrazo, Ana

  8. gonzalez

    20 mayo, 2016

    Te felicito, amigo Ana, me encantó. Es realmente hermoso lo que escribiste, me quedo con esta parte, «Y a sus ojos solo les pidió que no derramasen lágrimas jamás» Mi voto y un fuerte abrazo!

    • Ana-Stone

      21 mayo, 2016

      Muchas gracias Gonzalez, me alegra mucho que te guste, quería que fuese un relato bonito y optimista. Un abrazo!

  9. Anai

    21 mayo, 2016

    Es precioso Ana, sencillo, bien escrito y totalmente cierto. Enhorabuena, Un saludo y mi voto

  10. Bheltane

    22 mayo, 2016

    Que maravilla Ana, me ha emocionado muchísimo, llevas razón no hay nada más hermoso que lo que ellos perciben, porque es puro y no lleno de imperfecciones como lo vemos el resto. Un gran abrazo.

  11. Julia.Ojidos

    27 mayo, 2016

    Tus palabras me han llegado al corazón, por la lealtad y la profundidad de sentimientos. Gracias por compartirlo. Un fuerte abrazo y mi voto

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas