El ritual

Escrito por
| 336 | 19 Comentarios

La ciudad despertó lentamente, con legañas en las ventanas. Sus habitantes tardaron un poco más en bajar de la cama. Todo parecía correctamente cotidiano y habría sido un día más, sin pena ni gloria, de no haber sido por las campanas que se escucharon en todos los rincones de la ciudad.

Roberto corrió al baño a mojarse la cara. Alguien -¿o algo?- hacía replicar las campanas de la iglesia abandonada. Se miró al espejo. No estaba soñando. Las campanas repicaban con más fuerza. Vio en el espejo la cara asustada de Jacinta y preguntó dónde estaban sus hijos. Corrió al dormitorio de los niños.

Esteban no estaba en su cama y Perla aún dormía. Oyó ruidos en el jardín, ramas que se rompían bajo las pisadas de seres desconocidos. Bajó por las escaleras y abrió la puerta, tirando el florero de una abuela desconocida mientras el suelo bailaba al son de las campanadas. Roberto rezó mirando al cielo. El ruido de las campanas disminuyó. Escuchó voces a la derecha, a la izquierda. Todas las personas salían de sus casas a las calles preguntándose si la leyenda era cierta, si las campanadas significaban el comienzo de un ritual que costaría la vida de un niño.

Roberto intentó correr hacía la iglesia abandonada, pero chocó contra una pared humana. Forcejeó, pataleó y por último lanzó en un grito su impotencia.

Los rostros contritos de los habitantes no dejaban lugar a duda: el ritual había comenzado. La pregunta era: ¿por qué?… ¿Por qué un ritual medieval sobrevivía en los tiempos modernos? Todos se miraban, sin encontrar una respuesta.

A lo lejos el rumor del mar se confundía con las campanadas cada vez más débiles.

Sí. Hubiera sido un día normal, sin pena ni gloria… si las campanas no hubieran lanzado su rugido de terror.

Comentarios

  1. Mabel

    3 mayo, 2016

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenido

  2. gonzalez

    15 mayo, 2016

    Me gustó mucho, amigo Claudio! Está muy bien escrito y es muy buena la imagen creada al lector, te felicito! Mi voto y un fuerte abrazo!

  3. VIMON

    29 mayo, 2016

    Buen relato, Claudio. Te dejo mi voto con un saludo.

  4. Oscar-Mart

    29 mayo, 2016

    bastante bueno Claudio, exponer la historia de este micro con divagaciones sin concretar ni asegurar nada hace que tu imaginación vuele en busca de una y mil formar diferentes de tomarte esta historia. Excelente. y por supuesto que tiempo podia sacar para leer tu historia

  5. LluviaAzul

    13 junio, 2016

    Claudio, me encanto. Solo eso, querido amigo. Un abrazo, fuerte.

  6. Bheltane

    19 junio, 2016

    Me encantó, te hace pensar en mil imágenes y situaciones dejándote un sabor agridulce de si habrás encontrado la respuesta, enhorabuena, un abrazo.

  7. Abel

    21 junio, 2016

    Me gusta el estilo, veo que es directo y dinámico. Transmites muy bien el miedo y la preocupación del personaje.

    ¡Un saludo!

  8. jon

    25 junio, 2016

    Un trabajo fascinante que nos deja una dosis de temor en el horizonte de nuestro pensamiento.
    Enhorabuena, Claudio.

  9. Atico

    26 junio, 2016

    ¿Continuara? me has atrapado por completo

  10. microescritor

    31 julio, 2016

    Todo el relato es trepidante, cada vez más angustioso y…; pero, al final, ¿qué?…:da lo mismo,porque el miedo no necesita explicación.

  11. icorre

    3 octubre, 2016

    Muy bueno y con un punto inquietante. Mi voto y un saludo!

  12. B€RTA

    10 diciembre, 2016

    Me ha gustado el misterio que vas construyendo a medida que se adentra en la narración. Muy Bueno!
    Mi voto

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas