Su andar descompuesto

Escrito por
| 175 | 19 Comentarios

De forma un poco destartalada fue corriendo a lo ancho del anden, desde el murete a mi derecha hacia el borde y justo ahí, llegando al lado de las vías, se paró en seco.
Unos mirlos que estaban picoteando entre las traviesas salieron volando. Ella los miró sonriendo, viendo como se alejaban. Luego empezó a pasear a lo largo del bordillo, haciendo equilibrios, con sus largas y delgadas piernas moviéndose un poco cada una por su cuenta. No se si esa pequeña descoordinación era simulada o disimulada, porque aparecía y desaparecía por momentos. Un sensual andar descompuesto.

Seguía sonriendo, ahora también con los ojos, negros.  Levanté la vista hacia el reloj de la estación. El tren de cercanías a la ciudad llegaría, si era puntual como solía, en cuatro minutos. Ella continuaba paseándose por el bordillo del andén y empecé a preocuparme. Miré a derecha e izquierda por ver si alguien más se había percatado de la situación. Nadie. Los que no dormitaban leían o escribían en sus móviles, u ojeaban el periódico, o hablaban entre ellos, demasiado alto para esas horas tempranas, y ninguno parecía haber reparado en ella, en la proximidad de la llegada del tren tras la curva a mi izquierda y en su balanceo por esa imaginaria cuerda floja.

Entonces me vio. Nuestros ojos se encontraron y quedó quieta, escudriñando mi mirada, con curiosidad, como queriendo saber hasta donde llegaban mis sospechas. Yo mirándola, diciéndola con mis ojos que había descubierto sus intenciones. Me retiró la mirada, incrédula, después miró de nuevo de reojo, desafiante, y entonces se apartó retrocediendo unos pasos hacia adentro. En ese momento llegaba el tren de las 7:05, puntual, como siempre.

Desde ese día mantuvimos esa especie de juego, de voluntades que luchan, que ocultan, que envidan, que se desafían, la mía creyéndose que la sujetaba a la vida, la suya totalmente desconocida para mi.

Ayer tuve que ausentarme y no asistí a nuestra cita matutina. Un viaje de negocios a otra ciudad me separó de ella.

Hoy no la he visto, y esa mancha con restos de serrín en el borde del andén me ha estremecido.

 

Comentarios

  1. Tati

    16 mayo, 2016

    Relato inquietante con final estremecedor. Muy Bueno. Saludos.

  2. jon

    16 mayo, 2016

    Fabulosa descripción.
    Impacta el final. Muy conseguida la imagen que ofrece la mancha con restos de serrín.
    Saludos.

  3. AVM

    16 mayo, 2016

    Me ha encantado, jefe. Serrín…Muy bien montado y elegante. Un abrazo

    • JGulbert

      16 mayo, 2016

      Muchas gracias por el comentario compañero. Un abrazo

  4. Nana

    16 mayo, 2016

    Buena narración. Me ha gustado ese juego de miradas junto al equilibrio de las piernas descompasadas. Hace que te formes una imagen bastante completa de la situación. El final, como bien te han comentado, es impactante. Enhorabuena. Un saludo.

    • JGulbert

      16 mayo, 2016

      Te agradezco mucho el comentario Nana. Me alegra saber que te haya gustado. Un saludo.

  5. VIMON

    16 mayo, 2016

    Un relato excelente y muy bien narrado. Felicitaciones con mi voto.

  6. Mabel

    16 mayo, 2016

    Muy buen relato. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  7. lnanta

    17 mayo, 2016

    Me encanta, mucha intriga y buenas descripciones. Un saludo

  8. Julia.Ojidos

    17 mayo, 2016

    Una descripción magistral, con su toque de suspense. Me ha gustado mucho, gracias por compartirlo.

  9. Lourdes

    18 septiembre, 2016

    Tremenda historia, muy bien contada. Me ha encantado. Mi voto y entras en el ránking!!!. Un beso

    • JGulbert

      25 septiembre, 2016

      Muchas gracias por el comentario Lourdes!. Un beso

  10. Dehesa

    13 diciembre, 2016

    JGulbert, lo que yo pueda intentar transmitirte carece de valor frente a este espléndido texto. Solo puedo felicitarte y ofrecerte mi voto, con admiración.

  11. veteporlasombra

    27 diciembre, 2016

    Qué bien dominas el ritmo y los detalles… Qué bien trabada la relación efímera entre los personajes. Un saludo…

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas