Ultimátum

Escrito por
| 136 | 8 Comentarios

Hoy debo decirte lo que me he guardado desde hace años. ¡Eres un suplantador! Has ganado el crédito de cada libro, cada artículo, cada cuento y verso, y ninguno de ellos te pertenecía.  ¿Cómo pueden las personas creer que tú, un simple humano, un simple mortal, pueda crear algo tal sublime, tan perfecta como lo es mi arte?

Has convertido mi pasión en obras apócrifas, has secuestrado mi talento y me has enviado al anonimato, a la inexistencia.

Siento tu mano temblorosa leyendo estas palabras que voy escribiendo, y es porque quizá ni sabías que quien escribía, no eras tú sino yo. Eres solo un instrumento, una marioneta, un simple ser imperfecto que uso para hablarle al mundo, para embellecerlo con palabras, con armonía.

¿Acaso creías que quien escribía eres tú? ¿Tanta confianza te tienes? Tantas veces te sentaste frente al papel en blanco y ninguna frase fluía, porque simplemente era yo quien no estaba de ganas para escribir. ¿Buscabas tu musa? ¡Yo soy todas las musas! y no siempre tengo ganas de hablarle al mundo.

Observa. ¿Lo ves? No eres tú quien elige las palabras, no eres tú quien escribe y tu único mérito es teclear cada letra para formas las palabras que yo dicto. ¡Dinosaurio! ¡Mesa! ¡Excremento! ¿Lo ves? Puedo escribir lo que me plazca, y tú solo un testigo de mi magia. Y como no pretendo que esto se convierta en un best-seller, puedo insultarte si así lo deseara. ¿O es que también te atreverías a vender este escrito? ¿Tan enorme es tu sed de fama?

¿Sabes que es un oxímoron, una tautología, una sinécdoque? Es algo común es “tus escritos”, pero no lo sabes; y no lo sabes porque ¡tú no eres el escritor, sino yo! ¿Sientes vergüenza? ¿Aun así seguirás publicando con tu firma mis escritos? Eres lo que eres gracias a mí, tienes lo que tienes por la misma razón y aún te atreves a ocultarme. Debes sentirte vacío en este momento, ya que el único talento que creías tener, no lo tienes, era una ilusión. Una ilusión que creías verdadera.

Aunque hoy rompas este escrito, aunque intentes alejarte y hacer como si nada hubiera pasado, ya sabes la verdad. Mañana despertarás y te sentirás hueco. Sentirás que lo único por lo que vivías ya no existe, o existe pero no te pertenece. Te sentirás como un ladrón que ha vivido toda su vida con crédito ajeno, como un impostor.

Quizá el único atenuante sea tu carencia de conciencia, pero ¿qué harás ahora que lo sabes? ¿Qué harás ahora que sabes que no eres más que un autómata a quien manejo a voluntad? Pobre tu vida de ahora en adelante.

Hoy soy Calíope, mañana Euterpe y otro día puedo ser Erato… ¿Acaso importa? Lo único importante es la falacia de tus actos, y la soberbia de tus palabras. O me das el crédito que merezco o te olvidas de tu carrera como escritor.

Firma: Mis musas y yo.

Comentarios

  1. Lourdes

    6 septiembre, 2016

    Me ha encantado!!! Quien es el o la que en realidad escribe? a lo mejor es cierto que quien te escribe ahora sólo sea una autómata o la autómata se ha revelado y soy yo misma?…una locura. Mi voto y un beso

  2. Mabel

    6 septiembre, 2016

    ¡Excelente relato! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  3. Eva.Franco

    12 septiembre, 2016

    No sé si el escritor tomó la pluma o es la pluma guió al escritor, pero si sé de un excelente texto, que juega y despierta la imaginación. Me recordaste un texto que escribí, donde la protagonista se negaba a morir y otro donde el autor espectador terminó siendo protagonista de su obra jajaja cosas que pasan en la mente de los que amamos las letras.
    ¡Me encantó!

    Un abrazo desde la Isla

  4. ErikALat

    16 septiembre, 2016

    Muy bueno el texto, algo confuso, pero buenísimo.

  5. Qwertytantos

    17 septiembre, 2016

    Genial, me gusta mucho. Buen texto. Saludos.

  6. gonzalez

    18 septiembre, 2016

    Me gustó mucho. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas