Placeres rutinarios

Escrito por
| 61 | 3 Comentarios

Despertar al alba, no con ella
Abrigarse con la foto
y salir por la ventana.

Romper el torniquete
en los sueños,
evacuar el rebaño,
y salvarlos en un arca.

Verlos cambiar.

Transmutarse en nada más
que celulares con piernas.

Espiarlos de reojo,
como guardia de estadio,
reírse de lo espiado,
despiadadamente.

Tirar el freno de emergencia,
y fingir un ataque
sólo por joder.

Volar como cometa,
desintegrándose.

Aterrizar en la notaría, sacar una silla
e incitar a una lucha libre.

Quemar con la lupa,
al exterminador de hormigas.

Salir a comprar ropa, desnudo.

Cambiarse el nombre,
en el patio de comidas.
Reírse con las risas contagiosas,
y envidiarlas a escondidas.

Botar de un soplo una paloma,
sea cual sea.
Y pensar que botar,
también es votar.

Inventar un chiste,
contarlo en el funeral.
Intentar alegrar,
a ese sauce llorón.

Querer tropezar al cura.
Viejo bienaventurado
al menos le alcanza.
Fallar en el intento
y caer de espaldas,
sobre una nube,
sobre una caja,
tras el vidrio empañado,
y pensar que si acaso
jubilar pudo ser un júbilo.

Comentarios

  1. Mabel

    24 octubre, 2016

    ¡Me encanta! Un abrazo y mi voto desde Andalucía.

  2. Lauper

    29 octubre, 2016

    Me encantó. Te doy mi voto. Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas