Los sueños de Emilia

Escrito por
| 329 | 30 Comentarios

Los ronquidos del hombre le dieron las fuerzas suficientes para levantarse, a oscuras palpó el piso hasta encontrar sus zapatillas, al levantarse una punzada le devolvió las escenas de la noche anterior, ruido de cosas estrellándose, gritos, sus hijos agarrándose de la pierna del padre para parar con las bofetadas. Sintió vergüenza. Avanzó con los brazos extendidos, conocía muy bien las posiciones de los muebles, de los detalles puestos en tiempos tranquilos, tan lejanos. Cerró detrás de sí la puerta del salón y respiró tranquila, la luz la cegó pero no había tiempo qué perder, de un armario sacó unos libros y sus apuntes, ya se acercaban los exámenes finales del colegio a distancia y con ellos un sentimiento nuevo, un sentimiento de independendia.

 

Comentarios

  1. GermánLage

    4 diciembre, 2016

    ¡Vaya regreso, Cláudio, después de tanto tiempo sin publicar nada! Un tremendo relato desarrollado con la maestría a que nos tienes acostumbrados en este género tan tuyo. Enhorabuena.
    Un saludo afectuoso y un merecido vito.

    • Claudio_3

      4 diciembre, 2016

      Gracias por tus palabras Germán, los últimos mese fueron meses de lectura, de observación, de corrección y de reescritura ☺☺☺. Saludos amigo. Me alegra que te haya gustado mi relato.

  2. altair

    4 diciembre, 2016

    Hola Claudio. Muy sentido el relato. Enhorabuena!!
    Mi voto y saludos!

    • Claudio_3

      4 diciembre, 2016

      Gracias por tus palabras, Soledad!! Traté de producir en el lector sentimientos encontrados !!! Gracias por pasarte a leer este micro. Saludos!!

  3. Sualvez

    4 diciembre, 2016

    Un relato que llama a sensibilizarse con este creciente problema. Saludos!!

    • Claudio_3

      4 diciembre, 2016

      Un problema que tiene que tener un final, estimada amiga. Graciaa por pasarte a leer este micro. Le tengo cariño a este micro ☺☺☺

  4. Patry

    4 diciembre, 2016

    Un relato triste y, a la vez, de esperanza. Es muy importante en las mujeres sentirse capaces, estudiar para conseguir algo que desean y no depender de nadie. Un saludo y mi voto.

    • Claudio_3

      4 diciembre, 2016

      Amiga, gracias por tu voto y tu comentario, tienes toda la razón del mundo !!!

  5. Luis

    4 diciembre, 2016

    Coincido plenamente con todos los compañeros y las compañeras que ya te contestaron con anterioridad, y principalmente, con el comentario de Patry: no es preciso hacer grandes alharacas para conseguir que la mujer participe mucho más activamente en todos los planos sociales. Es imprescindible que sea así. Un abrazo, Claudio, gran relato, algún día me atreveré con algo similar!

  6. Mabel

    4 diciembre, 2016

    ¡Excelente relato, muy bueno! Un abrazo Claudio y mi voto 10 desde Andalucía para portada

  7. Dehesa

    4 diciembre, 2016

    Mi voto, Claudio, absolutamente convencido.
    Saludos.

  8. VIMON

    5 diciembre, 2016

    Muy buen micro, Claudio. Felicitaciones con mi voto.

  9. Anakin85

    5 diciembre, 2016

    Un relato duro, amigo, pero muy real. Cuantísimos jóvenes se verán en la misma situación de Emilia…
    Un saludo!

  10. Fisquero

    5 diciembre, 2016

    Tu microrelato no necesita dobles lecturas no ser leído entre líneas, es directo y sin subterfugios, lo que hace que en algún momento resulte agobiante y doloroso. Afortunadamente al final ofreces un pequeño resquicio por el que se percibe la esperanza mediante la cultura.

    Un placer leerte
    .

  11. gonzalez

    6 diciembre, 2016

    Como siempre, amigo Claudio, me gustó mucho lo que escribiste. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo!

  12. Lourdes

    8 diciembre, 2016

    Querido Claudio, Me ha gustado tu relato, breve y conciso pero conmovedor. Estabas en lo cierto,me ha gustado. Tu relato, a diferencia del mío, deja un resquicio a la esperanza. Hay mujeres que saben salir de esta situación, como es el caso de la mujer de tu micro, pero también hay mujeres que no tienen la fuerza ni los apoyos suficientes para salir del infierno. Por eso nunca está de más exponer esta lacra que corroe a la sociedad y hacerla visible. Gracias!. Un beso enorme.

  13. Vladodivac

    8 diciembre, 2016

    Felicidades Claudio por tu microrelato, tienes mi voto compañero. Un abrazo.

  14. Lauper

    10 diciembre, 2016

    Maravilloso relato, Claudio! Desgarrador y a la vez repleto de esperanza. Sublime amigo. Mi voto y un abrazo.

  15. Ela_Adal

    11 diciembre, 2016

    En pocas palabras, crudeza y esperanza. Historias cuya realidad supera la ficción. Mi voto para ti, y un abrazo.

  16. julen

    7 enero, 2017

    Breve pero impactante, tienes mi voto. Un saludo, Claudio.

  17. jon

    7 enero, 2017

    Excelente, Claudio, un abrazo y Feliz Año Nuevo.

  18. Yulia de la Tarde

    10 enero, 2017

    Que motivación tan poderosa ante el caos de esa noche.
    Un abrazo Claudio. Que gusto volver a leerte.

  19. Yulia de la Tarde

    17 enero, 2017

    Saludos Claudio. Perdí mi contraseña de Falsaria y no ha sido fácil recuperarla.
    Escribime al correo.
    ¡Un abrazo!

  20. jpulido

    31 enero, 2017

    Si, este Micro es realmente bueno. Clero, preciso, lleno de contenido. Contiene una gran lección.
    !Excelente!

  21. LARRY

    24 mayo, 2017

    Muy buen relato. Como en tan pocas líneas se puede contar tanto y tan duro. Mi voto. Saludos.

  22. El observador

    27 mayo, 2017

    Excelente relato!!! Tiene fuerza, de comienzo a fin. Nada sobra y nada falta. Un saludo. Mi voto para ti.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas