Poema (I)

Escrito por
| 93 | 1 Comentario

Ella vaga libre por la senda

y como una rosa sin espinas,

alza su voz en el jardín de la afonía.

 

Su alma camina sobre cristales rotos,

cayó en la senda de la indiferencia

donde la muerte,

tímida y gozosa,

un final certero le auguraría.

 

Jugó con fuego,

jugó con heridas

y jugando consigo,

perdió la partida

 

partiendo a un lugar donde la sed seca almas

y la última jugada no es más que el principio de una nueva partida

en la que las apuestas desmenuzan los recuerdos en lágrimas de adiós,

donde solo hay consuelo en la trágica existencia

de los versos manchados por el dolor

de un triste poeta.

 

Atrás quedan los dulces recuerdos del ayer

cobijados en llantos del mañana,

en una caja impregnada de soledad,

donde galopando entre los recovecos de su alma,

mira al cielo y busca la calma.

 

La suave brisa que en tiempos mejores

merodeaba curiosa su faz hermosa

y su pálida tez enrojecía,

ahora es la luz que ella ansía.

Comentarios

  1. Mabel

    6 enero, 2017

    ¡Me encanta! Un abrazo Leire y mi voto desde Andalucía. Feliz Año Nuevo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas