De gracias y desgracias

Escrito por
| 142 | 13 Comentarios

Photo by: Joaquin Pintanel

 

Queridos compañeros, quiero llamaros amigos porque lo necesito.

He decidido tomarme un tiempo sin subir ningún texto,

os leere y mi corazón atesorara vuestra magia, alimento

que necesita para seguir latiendo.

No queria marcharme sin dejaros un poema para vosotros,

no queria nombrar a nadie, pues cada uno sabe el lugar que ocupa

en mi interior.

 

 

Hola a tod@s,

en el vacío inmenso del destiempo mi corazón os añoraba.

Como si yo fuera un no-nacido que grita sin sonidos.

Me dirijo a vosotros,

acólitos de noches enemigas,

vosotros que me comprendéis en el crepúsculo amarillo de los ojos,

en las mieses que brotan de vuestros campos floridos.

Porque he aquí que decido hablaros en mi nombre,

vaciar el silencio que me puebla,

como un heraldo plenipotenciario del alma.

Y os digo desde mi destierro de hombre,

que me alcanza los ojos un latigazo de agua

cuando recibo el disparo de abrazos de vuestras gargantas,

con un destello de relámpago alado.

Vuestra silueta humana de metales blancos,

manchados de salvaje ternura,

se acumula en mi pelaje de felino solitario.

Y os reconozco en la soledad de los días,

amenazado por la negra daga del dolor,

que preside la inmunda tentativa de desasosiego

la asamblea funesta de la vida.

Me dirijo a vosotros,

los de los mil nombres, nómadas de silvestres posesiones,

conspiradores del perfume de la idea,

hacedores de esta húmeda caligrafía de los besos,

para explicaros con razones

de proscrito confesor de tinieblas,

por qué me duele la memoria

y las palabras más allá del sentido

y  su conciencia.

La luna me tira piedras

de pálidas brechas inventadas.

con su brazo de horizonte anfibio

me marca el blanco calendario del amor.

Y voy decidido a enumeraros

con mi inalterable lealtad de niño,

en las paredes donde se cruzan los llantos,

donde se dispersan los deseos quemados.

Me dirijo a vosotros,

a cada uno de vosotros, hermanos de mi débil costado,

aquí nos abruman las úlceras del viento,

nos ataca la alegoría de complicados equinoccios

y nos dejamos extraviado

un testamento de libertad en las palabras.

Vosotros sabéis de la negra gaviota

que dispuso en cruz la longitud de nuestra presencia;

de la carátula de argollas

que taladra los espacios sin destino;

y de tantos sueños

que tendemos en la terraza azul del mediodía,

que ya no es posible respirar caricias

sin asumir el vértigo cruel del olvido.

Y aún os digo,

con la voz alzada en mis manos,

que se me duerme el aliento

y se rebela el corazón y el gesto

porque os estoy entregando mi vida

la defunción de mis sombras,

mis pertenencias invariables de hombre.

Y mañana, seguiré escribiendo para vosotros

un poema en el alma.

Porque no podré evadirme

del sagrado velo de vuestro aliento.

Y pasará la vida por mi lado, sin reconocerme.

Y pasará el olvido sin rozarme la memoria.

 

 

Comentarios

  1. Ela_Adal

    3 febrero, 2017

    Qué puedo decir estimado @joaquín-pintanel que tú no sepas? Fue un honor compartir contigo palabras, versos y sentimientos. Que sepas que aunque uno no esté, nunca se marcha. Mi más enorme abrazo hoy para ti y mil gracias por este hermoso poema. Besoss!

  2. GermánLage

    3 febrero, 2017

    Seguiré leyéndote, Joaquín; en tu archivo aún quedan muchos artículos por leer.
    Un fuerte abrazo.

  3. LluviaAzul

    3 febrero, 2017

    Querido Joaco, preciosos versos no hay más que decir, porque lo sabes. Un abrazo, inmenso.

  4. Siby

    3 febrero, 2017

    Mi querido Joaquin, me llena de tristeza, pero a veces todos pasamos
    momentos en que tenemos que estar solos, espero que pronto dejes
    hablar a tu poesia para poder seguir disfrutandote Poeta, que todo
    te vaya bien y hasta tu regreso.

    besitos dulces
    Siby

  5. Mabel

    3 febrero, 2017

    ¡Qué decirte, no tengo palabras en este momento! Espero verte de nuevo por aquí. Un abrazo Joaquín desde Andalucía

  6. lnanta

    4 febrero, 2017

    Como dice Germán aun quedan en tu historial muchos poemas por leer. Así que nos seguiremos leyendo. Un abrazo grande 🙂

  7. Fisquero

    4 febrero, 2017

    Porqué siempre se van los mejores?
    Porqué nos abandona los más jóvenes?
    Porqué siempre caen los más audaces?
    Porqué siempre hemos de llorar a los más capaces?
    Porqué… Porqué… Porqué…?

    Amigo Joaquín, porqué?

    Te echaremos mucho de menos con la esperanza de que pronto vuelvas de nuevo a ofrecernos esas tus poesías plenas de sentimientos, de amor y de vida.

    Te esperamos.

  8. Siby

    4 febrero, 2017

    Siii regresa pronto Joaquin, que todo te salga
    bien.

    besitos dulces
    Siby

  9. gonzalez

    4 febrero, 2017

    Aunque no estés vamos a poder leerte igual por todos los artículos que ya publicaste, eso es lo mejor de cualquier arte. Un fuerte abrazo, amigo!

  10. VIMON

    6 febrero, 2017

    Pronto regreso, Joaquín, y gracias por esas hermosas letras que nos has dejado.

  11. veteporlasombra

    7 febrero, 2017

    Como cantaban Golpes bajos, «Malos tiempos para la lírica». Jamás me dedicaron texto alguno, ni tan atinado a lo que siento. Quién nos entiende, a los poetas, ni qué huella dejaremos. Un saludo y buen camino.

  12. Juan.Pablo.González

    21 octubre, 2017

    Muy bueno, Vladodivac!!! Me gustan mucho las metáforas que usás, y todo lo que dice tu poema acerca del escritor y del humano en sí, también me gusta su musicalidad. Te dejo un abrazo y mi voto, que andes muy bien!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas