El teatro

Escrito por
| 362 | 53 Comentarios

Había dejado el coche en el estacionamiento y entraba en la Grand Place llevando a mi nieto de la mano cuando éste, de improviso, comenzó a tirar de mí en dirección al Ayuntamiento.

La pizzería está enfrente, Mateo; tenemos que cruzar al otro lado”.

Lo sé, abuelo; pero, ¡escucha!”

Confundida en el bullicio de la multitud, llegó entonces a mis oídos el tema principal de “La Misión”, mientras el niño seguía tirando de mi en dirección a un corro formado en torno a la hermosa joven que interpretaba aquella melodía en su oboé. Sin soltar mi mano, se abrió paso hasta situarse en primera fila, y se detuvo a escuchar.

¿Te gusta, Mateo?”

Sí. Es muy bonita”.

La joven leyó en sus labios la respuesta y, como si ya solo quisiera tocar para él, no apartó los ojos de su rostro.

Al finalizar la melodía, me preguntó si tenía una moneda. Metí la mano en el bolsillo y le dí las que llevaba. Con las monedas en la mano, avanzó sólo en medio del corro, y las dejó en el sombrero. Visiblemente conmovida, la joven se inclinó, tomó su cara entre sus manos y depositó en su frente un delicado beso.

Mateo, sonriente, corrió hacia mí, se asió de mi mano y reanudamos nuestro camino. Y, cuando ya estábamos al otro extremo de la plaza, de nuevo llamó mi atención, diciendo:

Abuelo; ya sé lo que voy a hacer cuando sea mayor”.

¡Ah, sí! ¿Y qué es?”

Voy a construir un teatro”.

¿Un teatro?”

Sí, abuelo; un teatro grande; para que esa joven que toca tan bien y otros como ella no tengan que pasar frío tocando en la calle”.

             Bruselas, 29 de Diciembre de 2016.

 

Comentarios

  1. Lourdes

    13 marzo, 2017

    Un relato precioso Germán. Y me encanta, porque los niños tienen una visión mucho más justa de la vida, pero…y si en vez de en la calle esa chica hubiera estado en un teatro? el niño no hubiera podido disfrutar de un momento como ese…los músicos y artistas callejeros son como notas de sorpresas en medio de las ciudades. Suelen contagiar belleza y alegría cuando los encuentras. Los teatros están genial, pero los artistas de la calle son maravillosos.
    Mi voto y un beso.

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Cierto, Lourdes; y este breve relato no deja de ser un pequeño homenaje hacia esos artistas que, a menudo, alegran las calles. Lo cual no desvirtúa el noble deseo de Mateo.
      Gracias por leerme, y un fuerte abrazo.

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Gracias, Csquerea, por tu comentario y por tu voto.
      Un cordial saludo.

  2. Marco-Antón

    13 marzo, 2017

    ¡Santa inocencia! Tanta cultura en la calle y tanto inculto en las instituciones.

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Así es, Marco. Algo habrá que cambiar para poner a cada uno en su lugar.
      Gracias por tu comentario.

  3. XoseFD

    13 marzo, 2017

    No siempre llegan los mejores, llegan los enchufados!! Bonito relato en su simplicidad.

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Cierto, Xose; algo habrá que hacer para cambiarlo.
      Gracias por tu amable comentario.

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Cierto, Sebastián; ¡qué importante es ese niño interior que nos acompaña toda la vida y del que tan poco nos acordamos!
      Gracias por tu comentario. Un abrazo.

  4. Charlotte

    13 marzo, 2017

    Qué sería de nuestras calles sin esos artistas desconocidos que derrochan talento por unas cuantas monedas. Precioso relato, un regalo maravilloso el que nos haces. Un abrazo muy fuerte

    • GermánLage

      13 marzo, 2017

      Cierto que esos artistas se merecen nuestro respeto, pero, también un poco de reivindicación para su talento. Y ¡qué menos que un lugar un poco confortable para sus actuaciones!
      Gracias, Charlotte, por tu cálido comentario. Un abrazo para ti

  5. Luis

    13 marzo, 2017

    Buen relato. Un saludo y mi voto Germán!

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Gracias, Temor, por tu lectura y tu amable comentario.
      Un cordial saludo.

  6. Mabel

    13 marzo, 2017

    Un relato maravilloso con una calidez humana muy grande. Son esas voces e interpretaciones las que atraen al público y que no están debidamente reconocidas, siempre nos encontraremos con personas de esta índole soportando los sinsabores de la vida. Un abrazo Germán y mi voto 10 desde Andalucía que se va para portada

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Gracias, Mabel, por haber leído mi relato y por tu comentario.
      Un cordial saludo.

  7. gonzalez

    13 marzo, 2017

    Hermoso, Germán. Hoy te felicito una vez más, me gustó mucho (La imagen también) Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Gracias, González, por tu lectura y por tus palabras.
      Un abrazo.

  8. Estefania

    13 marzo, 2017

    REALMENTE ETERNECEDOR. LA MENTE INFANTIL, DULCE E INOCENTE DE UN NIÑO, SABOREANDO EL ARTE. MI HIJO TAMBIÉN ME HACE PARAR, A VECES VAMOS POR EL MUNDO CON DEMASIADA PRISA A LAS PIZZERIAS Y NO APRECIAMOS LO QUE TENEMOS DELANTE, ECHABA DE MENOS UN ESCRITO TUYO, GERMÁN, ESTE ME HA REMOVIDO EL ALMA. UN PLACER LEERTE.

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Gracias, Esteff, por tu comentario. Me halaga que echadas de menos un escrito mío, pero, tengo fijado un ritmo de publicaciones que me permita dedicar tiempo a los trabajos que traigo entre manos. Ya llegará el momento.
      Un fuerte abrazo.

  9. LennDellamort

    13 marzo, 2017

    Encantador. Opulencia y sencillez hacen contraste, pero logras que la última sea la más brillante, Germán.

    Voto y cordial saludo.

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Muchas gracias, Lenn, por leer mi relato y por tu amable comentario.
      Mi cordial saludo.

  10. ContarEnBreve

    14 marzo, 2017

    Me encantó. Emotiva historia y gran homenaje a tantos artistas que no pueden disfrutar de las tablas de un teatro. Ya voté.

    • GermánLage

      14 marzo, 2017

      Gracias, Contarenbreve, por leerme y por tu amable comentario.
      Mi cordial saludo.

  11. XaviAlta

    16 marzo, 2017

    Todos los que tenemos hijos (o nietos en tu caso) nos sorprendemos gratamente de lo fácil que es ser apreciar la belleza y armonía de las cosas sencillas para ser feliz. ¡Qué lástima perder esa ingenuidad!
    Felicidades Germán

    • GermánLage

      18 marzo, 2017

      Gracias, Xavi, por haber leído mi relato y por tu amable comentario; espero poder disponer pronto de tiempo para leer la novela que estás publicando; por lo que he podido observar, es muy interesante; no me la perderé, seguro.
      Un cordial saludo.

  12. DeepFunk

    17 marzo, 2017

    Un relato sensible, bien contado. Saludos desde Bruselas.

    • GermánLage

      18 marzo, 2017

      ¿Y qué haces por Bruselas? A ver si, cuando yo vuelva, nos encontramos.
      Gracias, Deep Funk, por leerme y por tu comentario.
      Mi cordial saludo.

  13. Luis.López.Sanz

    19 marzo, 2017

    Cuántas veces he pensado lo mismo, conocía a un guitarrista y cantante que se ganaba la vida tocando en restaurantes y bistrots su música y su voz siempre me llegaban: «si tuviese dinero compraría el bistrot y Sergio siempre tocará aqui para mis clientes y amigos» . Murió alcoholizado.

    Me ha traído este recuerdo tu relato Un cordial saludo y click al boton

    Luis

  14. veteporlasombra

    21 marzo, 2017

    Linda y tierna historia. Casualmente también siento predilección por la película y la banda sonora de «La misión», aunque no me veo como mecenas de artistas. Un saludo…

    • GermánLage

      22 marzo, 2017

      Gracias, Veteporlasombra, por haber leído mi pequeño relato y por tu amable comentario.
      Un cordial saludo.

  15. Nana

    22 marzo, 2017

    Una historia muy hermosa, Germán. Los niños y su visión del mundo, nos enseñan lecciones a cada paso. Quizás la adultez solo resulte de la complicación de la vida y la negatividad de los sueños inalcanzables.
    La sensibilidad y tu capacidad de contar historias es impresionante. Un fuerte abrazo 😉

    • GermánLage

      22 marzo, 2017

      Gracias, Nana, por haber leído este pequeño relato y por tu efusivo comentario.
      Un cordial saludo.

  16. Juli

    23 marzo, 2017

    Me encantó como, sin mencionarlo directamente en ningún momento, y con sólo una acción, explicás la personalidad del chico Mateo. Pura bondad y esperanza.
    Me gustó mucho. Un abrazo, Germán !

    • GermánLage

      23 marzo, 2017

      Hola, Juli; muchas gracias por leer mi artículo y por tu amable comentario.
      Mi cordial saludo.

  17. Luces

    24 marzo, 2017

    Hola, que buen relato!, y que excelente forma de representar la necesidad de espacios de desarrollo cultural.

    • GermánLage

      25 marzo, 2017

      Gracias por tu comentario, Iván; un placer verte por aquí.
      Mi cordial saludo.

  18. Rusiafan

    25 marzo, 2017

    A veces me sorprende notar cómo con tan pocas palabras es posible emocionar y dejar pensado largo rato… Mis felicitaciones, mi voto y un cordial saludo.

    • GermánLage

      25 marzo, 2017

      Gracias, Rusiafan, por tan amable comentario.
      Un cordial saludo para ti también.

  19. Fran

    2 abril, 2017

    Hemos estado sin leerte que decidí pasarme a ver qué tal… Este relato es muy lindo; me recordó a mí de muy niño queriendo construir casas para perros de la calle. Por suerte hoy día existen teatros comunitarios que, bueno, no ganan como los otros, pero con los que se puede sobrevivir. Sin embargo, el arte sigue siendo la ayuda para mucha gente a la hora de salir adelante económicamente y, lastimosamente, hoy está muy infravalorado.
    Bueno, Germán, excelente relato (aunque me gustó más el de los muertos, lejos, un clásico).
    Abrazo!!!!

    • GermánLage

      2 abril, 2017

      Gracias, Fran, por leer mis relatos. A propósito, la idea de crear casetas para perros callejeros puede ser un buen tema para un relato. Échale pichón.
      Sí, el de los muertos es un trabajo de más envergadura. Pero pienso que, de vez en cuando, hay que dar al lector un descanso con algún texto más liviano.
      Un fuerte abrazo, Fran.

  20. Claudio_3

    11 abril, 2017

    Un relato precioso desde el punto de vista de un niño, delicado, bien escrito con un final enternecedor. Felicitaciones amigo !!!

    • GermánLage

      11 abril, 2017

      Gracias, Claudio, por tu lectura y tu comentario. Me encanta verte de nuevo por aquí.
      Un cordial saludo.

  21. Beto Brom

    18 abril, 2017

    Tus líneas lograron conmoverme, y ello lo agradezco.
    Shalom amigazo

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas