Sobre la calle donde la luna tiene más encanto

Escrito por
| 108 | 14 Comentarios

Abril, 2017.

 

Es feriado pero me levanté temprano, me bañé y fui para la casa de Mateo.

Llegué, miré el banquito… y la nostalgia me hizo mierda.

Casi al mismo tiempo llegó Pili, ninguno de los dos sabía que el otro iba a estar ahí. Muchos pero muchos años sin verla… nos abrazamos, hablamos de nuestras vidas y empezamos a caminar…

 

 

Miércoles, abril del 92.

 

6:50 de la mañana. Sale el viejo de Mateo y se va a trabajar.

Mira para arriba, el cielo está azul y el sol brilla.

 

A las siete entramos al colegio, es el último año. Con Pili, mi novia, dormimos juntos y nos levantamos a eso de las cinco. Nos fuimos a caminar a la madrugada, madrugada fría, antes de llegar a la casa de Mateo vimos por la ventana al viejo que vemos cada mañana sentado con el mate en la mesa desayunando solo.

 

Yo-Ahí sale, ahí sale

Pili-Sh, sh

Los dos-MATEO

Mateo-¡La puta madre, boludos! Me asusté

 

El colegio está a una cuadra de su casa. Llegamos, y como siempre antes que venga algún profesor, están los distintos grupitos de amigos en cada rincón del aula.

Cerca de nuestras mesas, los de siempre. Magdalena y Tomás, la otra pareja del grupo, y Eli.

 

Después que salimos fuimos a pintar con aerosol una de las paredes del colegio, a un costado. En la calle no pasaba ninguna autoridad que pueda llegar a molestarnos y escribimos nuestros nombres y otras cosas.

 

 

Pili-Mirá, ¿Te acordás?

Me quedé callado cinco segundos mirando con nostalgia y le dije que sí.

 

“Sólo vale la pena luchar y vivir, por lo que se está dispuesto a morir”

 

Magdalena-Está buena esa frase, ¿Es tuya?

Mateo-No, la leí por ahí y me gustó

Tomás-¿Vamos?

Eli-Paren, paren. Falta poner el año.

1992, ahí está, vamos

 

Unos días despues salimos. Pasamos por la casa de un hombre que tiene 30 y largos, a veces cuando pasábamos estaba en la puerta de su casa fumando, ahora casi siempre que pasamos sale… no sé cómo sabe que vamos a pasar por ahí, siempre de noche…

 

Fuimos a la plaza a tomar algunas cervezas cerca del colegio y al otro día fuimos sin dormir, cuando nos vio la chica que limpia nos dijo,

 

-Hay que dormir, chicos

Mateo-Si no disfrutamos de la noche ahora, ¿Cuándo?

-Sí, tienen razón

 

 

Pili-Esa mañana en matemática me quedé dormida, tenía la cabeza apoyada en tu pecho

¿De qué te reís?

Yo-De la profesora cuando te vio…

 

 

Chicos, la prueba de mañana la pasamos para el viernes. No voy a poder venir porque AH BUENO, PILI, DESPERTATE

-Perdón, perdón

 

 

Yo-¿De Eli sabés algo?

Pili-Lo mismo que vos

 

Sentados en el banquito del parque de adelante de la casa de Mateo.

 

Tomás-Si tuvieran que elegir un lugar para ir de viaje, ¿Dónde irían?

Eli-Yo iría a cualquier lugar de este país

Tomás-Yo iría a cualquier lugar si voy con vos, mi amor-Tono irónico y mira a Magdalena que se ríe y le dice-Yo también iría a cualquier lugar conmigo-Nos reímos todos y lo besa

 

Mateo-Mañana es el último día de clases y terminamos el colegio. Estoy feliz ¿Pero no les da cierta nostalgia?

Los cinco-Sí

Magdalena-Hay un montón de cosas compartidas ahí dentro

Tomás-Y afuera también, como las vacaciones que nos fuimos juntos a principio de año

 

 

Eli-Bueno, yo me voy

Mateo-¿Te ves con el negro?

Eli-Sí

Yo-Y Mateo quiere “Hablar” Con la vecina

Pili-Es muy linda, ¿La vieron?

Todos-Sí

Yo-Dejemos que “Hablen”

Vamos

Mateo-¿Y ustedes dónde van?

Tomás-Ahora vemos…

 

 

A los pocos días de terminar el colegio, fuimos a la fiesta de despedida.

 

 

Magdalena-Nene, ¿No me vas a abrazar vos?

Yo-Ahora no. Capaz, capaz después…

 

 

Yo-La hubiera abrazado, si me moría por abrazarla…

Yo no sabía lo que iba a pasar

Pili-Nadie sabía, nos mató a todos. Ahí terminó todo

 

 

 

Mateo-No se pongan celosos pero de todos mis amigos, Eli…

Eli-¿Qué?

Mateo-Sos a la que más quiero

Eli-Como te quiero, pendejo-Lo abraza

 

A Pili se le escapan lágrimas, la abrazo.

 

Tomás-Che, qué viento

Yo-Zarpado, boludo

Pili-¿Me prestás la campera?

Yo-Pero ni ahí-Nos reímos y se la di

 

Mateo y Magdalena estaban hablando. Arriba de ellos dos, maderas grandes que no fueron guardadas en el salón de carpintería, se volaron porque las ventanas se abrieron.

Eli y yo corrimos desesperados hasta donde estaban ellos, Mateo ya estaba muerto. Abracé con toda mi fuerza a Magdalena mientras llamamos a la ambulancia. A los dos días murió en el hospital.

 

 

Yo-Espero que haya sentido ese último abrazo

Pili-Seguro lo sintió.

Después que se murieron nos vimos dos, tres veces y no nos vimos nunca más

 

Nos hacía mal a todos ver que faltaban dos que nunca faltaban.

 

Pili-¿Tómás cómo estará? Había quedado hecho bolsa. Esas veces que nos vimos no pudo sonreír ni una vez

Yo-Pasó mucho tiempo, ojalá esté bien

 

Del colegio volvimos a pasar por la casa de Mateo, ya era de noche.

 

Mateo-No es porque viva acá pero en esta calle la luna es distinta

Tomás-¿Cómo distinta?

Mateo-No sé, tiene más encanto

 

Yo-En ese momento nos reímos pero ¿Sabés? Mirala, creo que tenía razón

 

Pili la mira y mira también el banquito.

 

Pili-Sigue estando ahí

Yo-¿Nos sentamos..?

 

Después de hablar un rato más, nos despedimos. Inconscientemente nos saludamos con un beso en la boca y un abrazo.

 

 

Fin.

 

 

Mateo–Vení, vení, ahora que se fueron y tuvieron su momento de intimidad, sentémonos

Magdalena-Creo que cerraron su historia, había quedado abierta

Mateo-¿La cerraron o la continuarán..?

Magdalena-Ah, no sé…

Mateo-Y Eli allá en Córdoba, se fue por la abuela que estaba enferma. Que encanto de persona, ahora la cuida a ella, siempre que la cruzo la está mirando

Magdalena-Sí, y el otro viejo… ya no desayuna solo.

Mateo-Y Tomás en Rosario, él se fue por alejarse pero no lo pudo superar…

Magdalena-Mi amor, como lo extraño

 

Mateo-Mirá la luna que cerca está ¿Qué te dice?

Magdalena-Que estamos muy cerca y a la vez muy lejos del cielo…

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    15 abril, 2017

    ¡Qué hermoso! Un abrazo Gonzalez y mi voto desde Andalucía

  2. GermánLage

    15 abril, 2017

    Trágica y hermosa historia, amigo González; siempre en ese estilo tuyo tan peculiar. Enhorabuena.
    Un abrazo y mi voto.

  3. Esruza

    15 abril, 2017

    Muy bueno, nostálgico, tal vez. Mi voto y un saludo González.

    Desde Atenco, Méxco

    • gonzalez

      16 abril, 2017

      Muchas gracias, Esruza. Sinceramente fue buscada la sensación de nostalgia en este relato, si a vos como lector te pareció nostálgico, es muy importante para mí. Mis facultades como escritor son casi nulas jajaj pero creo que el transmitiir algo, algo bueno o algo malo… algo, es muy importante para cualquier persona que escriba, o no. Fue buscada porque eso fue lo que sentí al pasar por la casa y el colegio, que no sé si es colegio, del relato. Están las paredes de un costado pintadas con aerosol y en una parte dice 92′ y justo coincidió con el año que yo terminé el colegio, y bueno… mezclé realidades con ficción. La verdad es que yo no creo en la existencia de algún Dios ni en la vida en el más allá pero a veces hay que salirse de las estructuras que uno mismo se pone por sus creencias, no? Te da otros caminos, otras historias que pueden enriquecer o, a veces no, la idea. Perdón, creo que hice una respuesta muy larga jajaj! Un fuerte abrazo.

  4. NanSnchz

    16 abril, 2017

    Muy lindo.. y me cuesta creer que digas que tus facultades como escritor son casi nulas jaja, me parece que te equivocas… Un abrazo

    • gonzalez

      18 abril, 2017

      Muchas gracias, Nan. Un fuerte y cariñoso abrazo.

  5. Lourdes

    19 abril, 2017

    Querido Gonzalez (@gilgonzalez), ando apuradísima de tiempo para escribir y para leer, pero cuando puedo no dejo de leer tus relatos, tus poemas, tus canciones…me encantan, da igual el estilo…tienen tu sello personal y eso es muy importante para un autor: ser único y diferente y además contar cosas…y tu cuentas tan bonito!!!. Esta es una historia preciosa, y si, nostálgica! rezuma nostalgia por cada palabra.
    A veces los ateos o menos creyentes, o descreídos, ponle el adjetivo que quieras, utilizamos el más allá, o el alma como un recurso literario y a ti te ha quedado magníficamente bien.
    Un abrazo grandote!

    • gonzalez

      21 abril, 2017

      Muchas gracias, Lourdes. Es un comentario muy lindo el que me hiciste, muchas gracias de verdad. Un fuerte y cariñoso abrazo.

  6. Lauper

    21 abril, 2017

    Coincido totalmente con Lourdes, yo no podrìa haberlo expresado mejor.

    Da igual lo lejos que estemos unos u otros de aquel escenario que nos mostraste, porque de alguna manera, en un lugar o en otro, todos anduvimos por èl. Abrazamos tardes de camaraderìa, perseguimos besos anhelados y soniamos (lo siento, no tengo teclado espaniol ahora) con «el yo» que querìamos llegar a ser. El final es bellìsimo, me encantò Gonzàlez.

    Un fuerte abrazo.

    • gonzalez

      21 abril, 2017

      Muchas gracias, Beia Lau. Como le dije también a Lourdes, tu comentario fue muy lindo, muchas gracias de verdad. Sí, creo que a mí también me gustó el final jajaj… Un fuerte y cariñoso abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas