Hay que agarrar el tedio por las pelotas

Escrito por
| 57 | 1 Comentario

Hay que agarrar al tedio por las pelotas.
Hay que abrir las persianas del alma y vomitar la luz que llevamos dentro, sino acabaremos quemándonos.

No merece la pena lamentarse más de lo necesario ni permanecer congelado dentro de tu cuerpo, inmóvil, porque ahí fuera el mundo sigue girando. Que su inercia no te maree ni te abrume.

A veces la inacción se pega en nuestras cabezas y drena nuestra voluntad como una sanguijuela. Hay que coger esa sanguijuela y estrellarla contra el suelo, pisarla sin piedad y con rabia.

Hay que triturar con los dientes la tristeza, morderla hasta que nos sangren las encías y luego escupirla.

Hay que pasar por la vida a toda hostia y disfrutarla, porque aquí hemos venido a jugar.

 

La vida de por si no tiene más sentido que el que tú quieras darle. Hay mil causas por las que luchar. No te asustes si pierdes algunas batallas, lo importante es pelear hasta que nos sangren los nudillos y se nos rompan los huesos.

Y sobre todo no pierdas el espíritu aunque haya bestias que nos quieran robar la alergía.

Comentarios

  1. Mabel

    24 julio, 2017

    Muy buen texto. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas