De cambios

Escrito por
| 93 | 10 Comentarios

Y sí, no nos falta razón para ver en vida las tumbas abiertas, cuando no hay siembra nada es la cosecha.

A los pececitos de colores los inventé yo, un día en que le dije a mi padre: mirá el mar… ¿Ves? ¡Ahí están saludando!

La playa, el paraguas, las caracolas, el nombre, el sombrero y la enagua, tambén fueron creados aquel hermoso día. Y todo porque una vez me hizo mirar el cielo de algún atardecer haciéndome creer que las vacas volaban.

Si hubiese sido al revés, a corazón pleno, sin ninguna obligación, estos nudos de garganta no tendrían cuerpo ni procesión. Cuentos de verdad para unas mentiras o verdades para un cuento. Lo que cambió no fue el amor, sí nuestra mirada acerca del amor…

 

Comentarios

  1. Mabel

    15 noviembre, 2017

    Muy buen relato. Un abrazo Jorge y mi voto desde Andalucía

  2. Luis

    16 noviembre, 2017

    Buen relato Jorge, un saludo y mi voto-.

    • wart

      10 diciembre, 2017

      Gracias Esruza por tu voto, saludos.

  3. gonzalez

    21 noviembre, 2017

    Me gustó mucho, Wart. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

    • wart

      10 diciembre, 2017

      Gracias por el abrazo y tu voto. Saludos.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas