El congelador de corazones

Escrito por
| 78 | 1 Comentario

Todos apretujados en aquel enorme congelador sienten latir sus corazones, en busca de un atisbo de calor. Lo único que consiguen es perpetrar su sufrimiento. Ya no es vida lo que recorre sus venas, sino afilados cuchillos que parecen querer cortarlas en pedazos, aunque eso nunca ocurrirá. La mayoría se lamenta constantemente y se arrepiente de lo que le ha llevado hasta allí. Están juntos, sus cuerpos se tocan, pero no perciben el calor que un día les hizo humanos y se sienten cada vez más despreciables. Preparen sus abrigos, amigos. ¿Quién dijo que el Infierno era un lugar abrasador?

Comentarios

  1. Mabel

    2 noviembre, 2017

    ¡Impactante! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. Bienvenida

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas