El negro Magino Perez

Escrito por
| 70 | 2 Comentarios

Magino Perez  un  joven negro desvinculado de la suerte,  Al parecer esta le había dado la espalda  .En sus años de mocedad nunca fue visto con buenos ojos, por el solo hecho de ser negro, magino Perez .En su juventud  de labriego, Tomo la decisión de escapar a la gran ciudad y  espero el momento para engancharse en la primera carreta  de plátanos

-Ama me vol. par pueblo, tan bueno he pasar trabajo

Un día quiero ser grande como  apa i tener mi propia parcela

– Hay mijo tan bueno tu interés de ir para la ciudad  İ pero ten cuido con la mala gente tu sabe que te quien mucho magino nadien te quiere como tu madre

-Ma yo también te quiero por eso me voy pa la ciudad que estés bien

Ma

Magino Perez madrugo ese lunes de abril del año 1905. En busca de su nueva vida avisto a lo lejos alguien gritaba

-Arre…arre. Maldito caballo viejo tenemos que llegar temprano

Se agacho  en una peña grande y se abalanzó dentro de la careta junto con los plátanos, arropándose con la lona de hojas de plátanos al corre el veía como se alejaba de su antigua morada veía como se borraba su casa, luego desaparecía las lomas i en la lejanía solo quedaba el horizonte ya su región se avía perdido con el trote de la carreta y el caballo.

-Maldito caballo…arre. Arre. Que casi llegamos

-Oye…que es lo que pasa  parece que mi carga a crecido

El inspector Bill Watson de los estados unidos, tomo su rifle y se dirigía a la parte trasera de la carreta. Para registrar la carga, de repente veía como se movía algo debajo de la lona de plátanos que él había puesto encima de los plátanos

-ha de ser algún animal salvaje…la veras con mi 30-30 te voy a despedazar

-noooooo…por favor no me mate cumpa

-¿Quién carajo eres?  Maldito negro como te atreves a montar en mi carreta

-perdone seño solo qué riba di a la ciudad

-no sabes que a los negros como tú los matan por casería

Vas a tener que pagar….

Bill le puso su rifle en la frente y le amenazo con dispararle luego le golpeo fuertemente en la cabeza desmallándose magino en el acto lo monto en la carreta y llegaron a  una casucha comercial antes de llegar a la ciudad. Donde el viejo mercader Michael

-hola Bill…..que me traes hay parece que tienes plátanos verdes y negros

-Si Michael me encontré este negro en mi carreta pero aquí te traigo tu mercancía son 2 dólares

-maldito salteador siempre me engañas con tu mercancía barata

Y el negro cuanto

-ese te lo dejo de gratis…..JA JA JA…

Se acercaron a la carreta tomaron a magino por los pies y lo lanzaron fuertemente al piso le patearon y despertaron.

-Ole  maldito negro. Que tal estas…so paliza que te daremos

-manque tan pasando misericordia seños

-Misericordia tu madre- dijo Bill

Toma maldito negro…….

Lo abofetearon una y otra vez le tiraron agua fría encima le amarraron los brazos a la carreta en el lugar del caballo y le gritaron…

 

-arre… arre maldito negro…arre, magino se desplomó en el suelo de tanto cansancio y maltrato

-ya está bien con esto no volverá a meterse con los blancos….JA JA JA…

-grito Bill-

Tomaron el cuerpo de magino y lo tiraron por una barranca gritándole

-ya no me debes nada maldito negro….JA JA JA…

Magino rodo cuesta abajo al pie de la colina de arrollo hondo en la ciudad de santo domingo destrozado con ropas raídas llego a la ciudad, las carretas iban y venían los caballos transitaban a gran velocidad se acercó a un puesto de frutas  se tiro al suelo desmallado

-malditos abusadores manque solo uno quien come y lo quien mata-

Al decir estas palabras se desplomo, el vendedor del puesto de frutas le tiro una cubeta de agua y le grito en voz alta

-levántate maldito negro acaso pagaste ese lugar de la calle para dormir

Abe nuncio que espécimen tan feo misericordia a la madre que te pario-

-Seño  misericordia no ven que me han golpeado, defecado, maltratado

En ves de eso dadme un poco e pan y le ayudo con mi fuerza a cargar toó eso saco he frutas toó los días que quiera,-

 

-Ta bien negro te daré el pan tienes que arriar esas carretas hasta la hacienda

Todos los días cargas los sacos de frutas y limpiar el pavimento-

 

-Ta bueno seño, y solo quiero come y unos centavos pa mi ma en el bohío

-Catarina…Catarina…Arreglas esas frutas que mañana vienen los soldados españoles  y bien que les gusta joder…Tienes que lavarlas bien para que nos las compren

Catarina era la hija del vendedor Anastasio Méndez, hombre poco amable y tosco pero de corazón noble, de esos que aparentan ser malvados pero en el fondo son buenas personas. Catarina se quedo observando los monstruosos músculos del negro magino mientras este cargaba los sacos de frutas, miraba su trasero redondeado y al negro mirarla ella fingía mirar para otro lado

 

 

-permiso señorita excuse déjeme cargo los sacos he fruta

Con fuerza esplendorosa tomo los sacos y los arrojos a la carreta

Limpio el pavimento y se dirigía a llevarlos a la hacienda, el camino era pedregoso y infernal con mosquitos picando se descubierta espalda azotaba el caballo y arriba por fin a la hacienda  de los Méndez.

-Llegamos maldito negro vivirás en esa barraca y me cuidaras los animales

-Ta bueno ahí seño gracia por toó yo trabajare pa ganarme el pan

Al llegar a la hacienda  todos descansaron magino se fue a su barraca  y los Méndez a su mansión, de repente sonaron las ruedas de unas carretas y caballos que se pararon en frente de la hacienda

-Méndez…Méndez… estamos aquí en nombre del gobierno del presidente Carlos mórales lenguaco a cobra los impuestos en nombre de los estados unidos

-está bien Bill aquí está tu dinero  30 dólares-

-oye Méndez viejo cabron y como está tu hija

-con mi hija no te metas toma tu dinero y as tu trabajo

-está bien Méndez me iré nos volveremos a ver el próximo mes

Magino escucho el nombre de Bill y se lleno de rabia al recordar como lo había maltratado y golpeado pero se escondió en su barraca para escuchar la conversación, Bill se aprestaba a marcharse cuando observo que habían abierto la vieja barraca se detuvo y dijo.

-Oye  Méndez tienes otro animal en la barraca, sabes que debes pagarme el impuesto jajajajaja-

-No Bill no es un animal es mi nuevo peón-

Peón…que peón… Déjame verlo-

-Magino…Sal a conocer al inspector Bill de los estados unidos-

-al diablo maldito negro no te moristeis, eres tú tienes 7 vidas-

-De que hablas Bill que te a echo este negro-

-Ese pedazo de mierda se metió en mi carreta lo iba despedazar con mi

Rifle 3030   y ahora lo tienes aquí-

-Perdónalo Bill yo me haré cargo de él –

-Ya está bien pero ten cuidado negro  o ya verás-

Bill Arreo sus caballos y se marcho con sus hombres a la ciudad

Mientras magino airado se quedo en la hacienda

-oye negro ten mucho cuidado con ese inspector Bill es peligroso  te puede matar-

-Ta bueno seño…Ta bueno…Yo haré lo que el seño diga-

 

Volvieron al mercado en la polvorienta ciudad colonial de santo domingo

Los carruajes y carretas estaban repletos de frutas los españoles e ingleses compraban mercancías y todo era un ambiente de mercadería. Magino descargaba la carreta con los sacos de frutas  y los ponis en el local de los Méndez y luego limpiaba el pavimento.

-magino….magino… toma esos dos pesos  son tu paga –

-dos peso seño….bueno está bien gracias –

Miro fijamente al cielo y recordó la promesa que le había hecha a su madre y sin pensarlo mucho le dijo al vendedor

-Seño…Seño… Como le mando los dos pesos a mi ma al bohío del campo-

-Por correo magino te cobraran 10 centavos-

Está bien, yo te lo enviare donde vive tu madre

En ese momento en que se encontraban hablando magino y el vendedor Méndez se aparece Bill en el local y saluda

-hola pedazo de negro que tienes hay….ya pagaste tus impuestos-

Jajajajaja. Con eso bastara…

Le arrebato los dos pesos de la mano y se movilizo hacia su carreta  y se marcho a gran velocidad

-ve seño que abusador es ese Bill…Me ha dejado sin mi salario-

Tan solo porque soy negro, debo vengarme

-no…magino no quiero problemas déjalo yo te pagare de nuevo

Y le mandaras a tu madre-

-Catarina…Catarina…tráeme dos pesos y dáselo al negro este-

Catarina se acerco a magino, magino la miro y ella lo miro se enamoro de ella pero sabía que no podía hablarle por respeto al señor Méndez

-gracias señorita…-

-De nada magino-

Ella lo miro con una marida lasciva, mientras mordía sus labios

Se marcho contorneando sus caderas mientras magino disimulaba no mirarla

-gracia al seño-vamos a trabajar pa recompensar ya vera-

La habían terminado el trabajos magino estaba en la barranca y prosedia tomar un baño cuando de repente siente que le abren la barraca..

-quien anda hay…quien anda hay… salga-

-silencio por favor magino soy yo Catarina-

Y … que busca la seño ..Sola a esta hora y el seño-

Cállate magino mi padre salió a comprar un cargamento de frutas a la ciudad

Y…Que quiere la seño…

-no te hagas magino tu sabes lo que quiero…

Se desnudo y se acostó entre las pajas que cubrían el catre de magino

-Ven hazme el amor… magino por favor…-

-no. Seño como puedo hacerle eso a tu padre-

-No… magino no es a mi padre es a mi ven por favor

Magino la miro y observo un cuerpo blanco como la leche con tonos rosas en sus pezones que le hicieron arder de deseo …aunque trato de morder su deseo

No pudo aguantar más y un enorme busto se dibujo en su pantalón como queriendo romper el poliéster. Ella se levanto le bajo lentamente el pantalón le hice el sexo orar luego se acostó el la penetro una y otra vez hasta llegar al éxtasis.

-lo volveremos a hacer magino cuando quieras-

Me gusto bastante-

-seño… o quiero problema…Con su padre él me matara si lo sabe…-

De repente se escucha el sonido de carretas que se acercan a la hacienda el vendedor a llegado con la mercancía

-Catarina…Catarina donde estas-

Se vistió Catarina rápidamente se entro por la puerta trasera de la hacienda y recibió a su padre algo desaliñada, mientras magino fingió limpiar la barraca.

-buenas papa como te fue con la compra-

-Fue buena Catarina…fue buena…-

Donde está el negro ese que venga a descargar todas esas frutas mañana aremos buen dinero-

-aquí estoy seño…vamos a bajar todo eso ahora mismo

Cuando magino bajo todo el cargamento, fue a la barraca. Mientras en la hacienda cerca de la barraca se aparecieron cinco hombres armados encapuchados,  encañonaron a  Catarina, a su padre y los lo llevaron dentro de la casa.

-dame todo el dinero viejo Ho matare a tu hija y quemare la hacienda –

El vendedor se que do estupefacto no podía hablar de la impotencia pero para salvar a su hija exclamo

-llévense todo lo que quieran pero dejen a mi hija-

Jajaja…Jajaja…viejo cabron claro que la dejaremos

Después que nos entregues el dinero

Méndez fue al viejo escritorio de pino abrió la gavetas y saco 500 dólares y diez pesos

– tomen el dinero y vállense-

-Jajaja…no será así tan fácil también nos llevaremos los frutos-

Tomaron el dinero  y procedían a ir donde estaban los frutos que magino había bajado para montarlos en una carreta

-pero, aquí falta algo viejo  tu peón el negro ese de mierda donde esta

-peón… ya sé quién eres, maldito Bill por que me haces esto Bill-

De repente Bill se volteo hacia Méndez con su 38 en manos y le disparo dos balazos Méndez cayó al suelo casi moribundo mientras Bill le decía

-Maldito viejo no debiste nunca decir eso no puedo dejarte vivir después que me reconociste-

Bill le disparo en la frente muriendo Méndez en el acto, mientras sus amigos violaban a Catarina. Destrozando su vestido y poseyéndola una y otra vez dejándola tirada en el suelo. Mientras salían a la entrada de la hacienda.

Fueron a la barraca donde estaba magino pero este no estaba se había escondido debajo de la carreta de Bill con la escopeta de Méndez

Cuando BILL se monto en su caballo escucho una voz que le grito

-como ya te vas seño…. Falta alguito todavía-

-Eres tu maldito negro ya verás con te despedazo-

Cuando Bill se disponía a sacar su revólver sintió un frio en su vientre, al mirar su camisa vaquera noto un agujero que le traspasaba y cayó en el pavimento mientras sus tres amigos intentaron escapar fueron alcanzados por los basucasos de magino muriendo todos en el acto

-ha maldito negro ganaste..haaaaaaaa.-

Magino presuroso entro en la hacienda  Catarina estaba desmallada, la tomo en sus brazos la llevo a la cama y llamo a la policía, le puso el rifle en la mano a Bill limpio sus huellas  al llegar la policía determino que Bill había matado a sus compañeros a Méndez y luego se había suicidado

Después de 3 mese  de el velorio de Méndez magino siguió su trabajo ayudando a vender en el local a Catarina, una noche  Catarina fue a la barraca y le dijo a magino me olvidaste quiero que lo hagamos como esa noche

-Negro ya no aguanto más ven a vivir con migo

-Me aceptaría un negro pobre como yo

Claro mi amor me has cuidado y ayudado todo este tiempo

Esa noche Catarina y magino se confundieron en deseo llegaron al éxtasis en el amor y vivieron juntos  tuvieron 10 hijos 5 hembras y 5 varones

Y vivieron felices Para siempre.

 

 

 

Fin

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

  1. Mabel

    30 noviembre, 2017

    Muy buena historia. Un abrazo y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas