Si ahora te marchas

Escrito por
| 156 | 5 Comentarios

 

Nuestros ritos de San Juan, lanzando a  las hogueras papeles

como  luciérnagas de fuego y deseos.

El diluvio helado que nos emboscó en aquel pueblo del Mediterráneo

y corrimos como diablos empapados de besos y risas,

esquivando las miradas armadas de envidia de las terrazas del paseo.

Los festivales que tanto te gustaban,

con  la tienda vieja que nunca conseguíamos montar a la primera;

no habría querido cambiar esas cuatro lonas por Camelots ni Taj Mahales.

El Agosto en el que todas las Perseidas visitaron nuestro trocito de cielo en el pinar,

e inventábamos despacio nuestras constelaciones,

como un par de griegos cuando el mundo aún olía a nuevo: La  Chistera, El Estanque, Chaplin, El Violín…

y  cuando terminamos de bautizar el Universo,

San Lorenzo tuvo que apartar la vista para seguir siendo santo.

Aquella cala perdida, como la cruz de un mapa corsario,

donde jugabas a adivinar sirenas bajo cada ola y si cerrabas los ojos,

yo te revelaba sus nombres acuáticos

y tejía sus historias y aprendimos juntos su lengua de espuma y misterio.

Nuestras noches de verano, que amanecen ahora que te marchas.

Comentarios

  1. Mabel

    28 diciembre, 2017

    Muy buen poema. Un abrazo Carmelo y mi voto desde Andalucía. Feliz Año Nuevo

  2. GermánLage

    10 enero, 2018

    Valerse del momento de la partida para engarzar una serie de recuerdos me parece un excelente recurso técnico. Buen poema, Carmelo.
    Un cordial saludo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas