Para que no se «coman» al sol o la luna

Escrito por
| 116 | 10 Comentarios

En Yucatán, cuando hay un eclipse, ya sea de sol o de luna, hay la costumbre, de los abuelos, principalmente en los pueblos, de decirle a los niños que “toquen latas y hagan ruido para que no se ´coman´ al sol (o la luna, según sea el caso)”. Ésa es la creencia. Esto es porque, cuentan los antiguos, que hace muchos años (aunque nadie sabe dar fechas), que hubo un eclipse total de sol, y el día se convirtió en noche.

Entonces, cuando todo estaba a oscuras, las personas se quedaron como inmóviles, y las cosas parecían haber cobrado vida, porque se podían trasladar de un lado a otro.

Algunos objetos empezaron a agredir a las personas, mientras que otros, los defendían. Por ejemplo, el cuchillo se arrojaba a las personas para dañarlas, y las tazas, los protegían, porque cuando tomamos agua, es como estar besándolas, y por eso, en esos momentos, ayudaban a la gente. Una silla trataba de agredir, porque siempre nos sentamos sobre ella, mientras que los platos se interponían ante la gente para que éstas no resulten lastimadas. Los zapatos agredían porque siempre los pisamos, y las cucharas defendían porque todo el tiempo las besamos al comer.

Así, cada objeto, según el uso que le daban los habitantes, o agredían o protegían. Y esto sucedió durante todo el tiempo de oscuridad que tardó el eclipse.

Al volver de nuevo la luz solar, todo volvió a la normalidad, y la gente siguió sus actividades cotidianas.

En la actualidad, los habitantes de Yucatán no recuerdan que haya existido alguna vez un eclipse total de sol y que se queden en completa oscuridad, ya que siempre se han observado de forma parcial, y sus efectos directos siempre han sido de penumbra. Pero cuando hay un eclipse, en algunos pueblos, todavía se tocan latas y se hace mucho ruido para que no se “coman” al sol o la luna.

Comentarios

  1. AVM

    29 abril, 2018

    Interesantísimo. Muy buenas fuentes en el Yucatán. Mis respetos, Edilberto.

  2. Rotairam

    1 mayo, 2018

    Gracias por traernos un pedacito de cultura de Yucatán. Muy buen texto.

    Saludos

  3. GermánLage

    4 mayo, 2018

    Yo tuve la suerte de vivir un eclipse total de sol en Puebla México), en el mes de julio de 1991. Te aseguro, Edilberto, que es impresionante; no me sorprende que los hombres de otros tiempos se sobrecogieran y dejaran constancia de su aombro en costumbres y leyendas. Gracias por evocarme este recuerdo.
    Un cordial saludo.

    • Edilberto Cauich

      4 mayo, 2018

      Muchas gracias, GermánLage, por tu comentario. Sin duda alguna, presenciar un eclipse total de sol debe ser muy impresionante como dices, no he tenido el gusto de ver uno así, pero debe ser impactante, por eso las antiguas culturas dejaron constancia de ello a su manera. Saludos desde Yucatán, México.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas