El trabajo

Escrito por
| 198 | 13 Comentarios

     “Mientras estuvimos entre vosotros, os advertimos que el que no quiera trabajar que no coma. Porque hemos oído que algunos de vosotros viven sin hacer nada, solo curioseándolo todo. A esos les ordenamos que, trabajando pacientemente, coman su pan”.
No; ni lo pienses. Estas no son palabras de ningún político de ultradereha ni de ningún empresario insensible y sin escrúpulos. Aunque no te lo creas, las escribió el mismísimo Pablo de Tarso, más conocido como San Pablo, en su Epístola Segunda a los Tesalonicenses, hace unos dos mil años. Creo que no precisa comentario alguno, salvo preguntarse: si viviese hoy, ¿qué diría a aquellos que solo piensan en conseguir una subvención del Estado? Y a quienes se pasan el día con el smartphon entre las manos, ¿se limitaría a recordarles que viven sin hacer nada, solo curioseándolo todo, o, más bien, les diría que el que no quiera trabajar que no coma?

          Foncuberta, 25 de Abril de 2018

 

Comentarios

  1. Gemma

    14 mayo, 2018

    Muchas gracias por ilustrarnos German. Siempre un placer. Un saludo

  2. Mabel

    14 mayo, 2018

    ¡Excelente texto! Un abrazo Germán y mi voto desde Andalucía

  3. Estefania

    14 mayo, 2018

    Incongruencias de la era moderna….lo de «hay que ganarse el pan», pura metáfora…
    felicidades nuevamente por esta reflexión, Germán. Un abrazo a ambos.

  4. Esruza

    14 mayo, 2018

    Muy buen recordatorio de esta reflexión.

    Saludos cordiales.

  5. GermánLage

    15 mayo, 2018

    Gracias, Estefanía; cierto que en esta era lo de ganarse pan » con el sudor de tu frente» se ha convertido en «ganarse el pan con el sudor del de enfrente», como el gran Cantinflas advirtió ya hace tiempo.
    Un abrazo.

  6. Sosias

    15 mayo, 2018

    Estimado Germán:
    Esa era la premisa de la familia en que nací.
    Solo comían con el sudor de otras frentes los que estaban enfermos o los niños.
    Yo se que puede estar desfasada la frase,pero si lo pensamos un poco es mas real que nunca.
    Seria muy conveniente analizar esta epístola de San Pablo para ver lo profunda que es y, ¡verdadera cien por cien!

    Saludos y mi voto.

  7. Lady Hawk

    15 mayo, 2018

    Excelente cita del Apóstol Pablo, como otras grandes verdades que encierran sus epístolas, saludos Germán.

  8. GermánLage

    15 mayo, 2018

    Como hoy la página no permite responder a cada uno individualizado, me permito dar a todos las gracias por haber leído mi texto y por sus respectivos comentarios.
    Un cordial saludo para todos.

  9. VIMON

    16 mayo, 2018

    Un gran texto, Germán. Saludos con mi voto.

  10. GermánLage

    16 mayo, 2018

    Gracias, Vimon, por tu lectura y tu comentario.
    Un cordial saludo.

  11. veteporlasombra

    21 mayo, 2018

    Particularmente, lo que me gusta de los evangelios, o de alguna parte que conozco de la Biblia, es que uno puede comprobar que, el ser humano, en esencia, siempre ha sido el mismo bicho. Siempre discrepo con aquello de que «ahora, la gente…»

    Este pasaje da para mucha conversación… Si alguien vive «haciendo nada», «curioseando», se supone que vivirá de los demás (a menos que los árboles y el aire le provean, gratuitamente, de sustento, o que viva de una herencia, o que le haya tocado la lotería…). En un sistema liberal al ocioso le darían «por ahí». En uno comunista, lo mandarían a un gulag, por parásito social. En uno libertario, la asamblea le diría «que ya vale de tocarse los güevos» (igual que le dice San Pablo, vamos). Sólo en una socialdemocracia el ocioso podría seguir siendo un parásito social. Es decir: está claro que San Pablo no era socialdemócrata. Tal vez, cualquiera de las otras tres posibilidades.

    Yo, cuando practico el parasitismo social, aprovecho para escribir relatos y alguna novela. Por ello no me disgusta la socialdemocracia, aunque entiendo que a San Pablo le pueda hervir la sangre con mi actitud. Si algún día me caen royalties por mis escritos, le devolveré a la sociedad lo que le debo. Pero me da a mí que no va a caer esa breva…

    Disculpa, Germán: me quedó el comentario más largo que tu entrada. Es que el tema me apasiona, y andaba algo ocioso. Un abrazo…

  12. GermánLage

    23 mayo, 2018

    Hola, @veteporlasombra; gracias por tu comentario, propio de una persona que, como tú, tiene la cabeza «bien amueblada». Espero que, a pesar de las distancias, no solo podamos seguir en contacto, sino, incluso, estrechando los contactos. Eres una de las personas conocidas en Falsaria, a las que me gustaría conocer en persona; con alguna ya lo he conseguido; por eso me permito anticiparte que, si algún día puedo dejarme caer por Madrid (creo que vives ahí), haré lo posible por verte.
    Un cordial saludo, Miguel Ángel.

  13. veteporlasombra

    25 mayo, 2018

    Bueno, no sé si amueblada o con el armario lleno de muebles, que suena como más alborotado.

    Pues encantado de conocerte, Germán, si llega el caso. ¿Tú, por dónde paras? Escribes en castellano recio, tienes la bandera de Portugal en tu perfil, y seguramente conoces bien Venezuela, por algún relato que te leí. Como que no te ubico. Yo, efectivamente, vivo en Madrid. Si algún día pasas por aquí dame un toque que, para una tertulia literaria, en un café, intentaré sacar tiempo. Un abrazo…

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas