La ciudad de los extraños

Escrito por
| 57 | 1 Comentario

Maldigo todas y aquellas horas en las que me sentí alejado sin estar sólo. Toda esencia de comunidad se había disipado en pequeños grupos que, aún aislados, temían por darse a conocer. No hablé con nadie en mis primeros días, salvo las conversaciones que ya estaban estipuladas por la Ley no Escrita en las que pedir cambio o dar las gracias estaban entre ellas. Es curioso cómo le enseñan todo a un robot salvo tener personalidad. Quizá por eso empezó a desmadrarse todo. Si bien es cierto, algo que asimilamos desde bien pequeños es que no podemos ir contra el sistema. De alguna forma u otra, éste siempre sale ganando.

Y así me sentí yo cuando me concedieron el pase a la magnífica y exuberante ciudad en la que todo era posible, en la que los sueños no existían porque ya estaban cumplidos. A cualquiera se le abrillantarían los ojos aun estando en la más oscura callejuela que desvisten las calles.  Sin embargo, a pesar del rugir de esos animales de metal motorizados y la vida estrellándose sobre todo lo que se encontraba a su paso, el gentío se mantenía en su propio mundo de paraguas y pantallas. Se escabullían creando su propio laberinto sin fonemas, una disculpa tal vez si se rozaban, pero no llegaba ni a eso.

De entre la muchedumbre, una mujer que parecía haber estado siempre ahí, se acercó hasta donde yo me encontraba. Su rostro se escondía tras unas gafas bastante grandes en comparación a sus ojitos de botón de camisa. Me preguntó si ya me había mudado o si venía a comprobar. Luego me abrazo, llorando por lo que ambos bien sabíamos.

Sé que ya no será lo mismo, ya no es ella, pero es su copia perfecta.

Comentarios

  1. Mabel

    16 mayo, 2018

    Muy buen relato. Un abrazo Fabio y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas