Muñeca de porcelana

Escrito por
| 110 | 8 Comentarios

En qué momento dejé todo

para huir al pasado y encontrarte.

En qué situación estaba mi mente,

cuando viajaba para soñarte.

En qué lugar, muñeca de porcelana,

estabas para ser tan importante.

 

He llegado a extrañar ese mal genio

que sólo yo lograba entender.

También tus cachetes rosados

cual tierno atardecer.

 

Además, extraño tus abrazos,

aquellos que en pleno invierno

me servían de cobija.

Y también tus largos besos,

esos que en mi corazón dejaban

más de una rendija.

 

Sigo nadando contra la corrente,

en cuanto a ti se refiere,

y quizá, eso sea lo que más hiere.

 

Ese adiós que no hizo ruido físico,

sólo mental.

Ese adiós que hizo temblar el piso,

cuando me oyó gritar.

Esa despedida, que más que partida,

fue nuestro punto final.

K.L

Comentarios

  1. Mabel

    22 junio, 2018

    ¡Qué hermoso! Un abrazo y mi voto desde Andalucía

  2. Klodo

    23 junio, 2018

    Me gustó tu poema, Christ…Mucha sensibilidad
    Saludos y mi voto
    Sergio

  3. Luis

    23 junio, 2018

    Muy buen poema, con mucha carga emocional y nostálgica, las despedidas más dolorosas son las que dices, según mi entender, un abrazo y mi voto!

  4. Khrist

    24 junio, 2018

    De corazón muchas gracias a todos por votar y comentar, es para mi un halago leerlos con mensajes tan positivos. Muchísimos saludos. 😀 LluviaAzul, Mabel, Esruza, Klodo y Luis.

  5. The geezer

    8 octubre, 2018

    Bonito poema. Ese adiós sin ruido, que sin embargo hace temblar el piso…Un saludo
    César

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas