¡Oh, princesa! ¡Mi princesa!

Escrito por
| 218 | 13 Comentarios

 

¡Estabas enamorada!

Nos lo decían tus ojos, se notaba en tu mirada

cuando entraste en St.PauL de tu padre acompañada.

En el altar te esperaba el hombre que tanto amabas

para formar la familia que tú tanto deseabas.

¡Dos príncipes nacieron de esa unión tan soñada!

La corona está servida, la sucesión asegurada.

Tu amor de madre amorosa desborda por donde pasa,

le enseñas el protocolo, las normas de la real casa.

¡El respeto por su pueblo, el orgullo por su patria!

¡Era todo para ti un bello cuento de hadas

¡Convertida de repente, en reina de las portadas!

Te llaman de todas partes, eres la más deseada

para que seas la imagen de campañas solidarias,

acudes presurosa a su llamada.

¡Que esplendor diste a Britannia!

Pero tú sufres, Princesa, por lo que pasa, en tu vida y en tu casa

La congoja y el dolor hicieron mella en tu alma,

y el amor se acabó ¡De aquello no queda nada!

En Europa, la nobleza, ha entendido lo que callas.

No fuiste temerosa ni cobarde en esa guerra sin armas.

Abriste a la monarquía sus puertas y sus ventanas,

haciendo correr el aire, lleno de muchos fantasmas.

Quisiste aclarar las cosas delante de una pantalla,

hablaste de tus temores y confesaste tus faltas

y te quisimos de veras ¡Dulce Princesa encantada!

Ya te encuentras divorciada, sin títulos, sin honores,

pero no pierdes la calma.

¡Ahora tendrás más tiempo, para tus hijos del alma!

¡Oh mañana! ¡Si, mañana! Recogeré a mis hijos

nos iremos a la playa, no les dejare un momento…

¡Que llegue pronto mañana!

Pensabas todas las cosas mientras estabas en Francia.

¡Oh destino! ¡Cruel destino!

Esa noche de verano, el coche que te llevaba,

se estrella con gran dureza en ese Túnel del Alma,

y solo queda de el, un gran montón de chatarra.

Vinieron a auxiliarte y aun hablabas,

las heridas son terribles y no se puede hacer nada.

Incredulidad y dolor, Princesa de Gran Bretaña,

al escuchar la noticia de tu muerte tan temprana.

¿Quién se lo dirá a tus hijos? ¡Fresca flor de la mañana!

Que se han quedado sin madre esa noche tan aciaga,

Las obras de caridad que siempre representabas,

¡También han quedado huérfanas, de su Princesa encantada!

Tú hacías que llegara mucha ayuda humanitaria

para los niños más pobres, para la gente olvidada.

Lloran los Lores en Londres, lloran los Pares en Francia,

llora la gente del pueblo, desde el Sena al Himalaya,

y llora el Zuavo en el rio haciendo crecer sus aguas.

Ya te llevan a enterrar, ha pasado una semana,

cada sesenta segundos se escucha una campanada,

que recuerda que te has ido y anuncia tu llegada.

Y tus hijos te acompañan, ¡qué triste y tremenda estampa!

Todos lloramos por ellos, y por ti, ¡madre adorada!

pensando en tu ausencia, de sus vidas, de su casa.

¡Westminster abarrotada!

Están en tu funeral artistas del mundo entero,

De negro luto vestidos y suplicándole al cielo,

¡Que Dios te tenga en su gloria, bella Princesa del Pueblo!

 

 

 

“Candle in the wind”

 

 

 

 

 

Poesía inspirada en el poema de Walt Whitman ¡OH CAPITAN! ¡MI CAPITAN!

Comentarios

  1. Mabel

    24 julio, 2018

    Una mirada que fue la protagonista de toda su desgracia, una vida marcada por un amor no correspondido que causó tanto daño y provocó en la sociedad, aunque discretamente disfrazada, comentarios que fueron cada vez aumentando y destruyendo por lo menos esa poca esperanza que quedaba. Un abrazo Sosias y mi voto desde Andalucía

  2. Klodo

    24 julio, 2018

    Hola Sosías
    Tu poema es increíble por su humanidad, generosidad y belleza.
    Me has dejado impactado….Felicitaciones.
    Mi saludo afectuoso y mi voto
    Sergio

  3. Lya

    25 julio, 2018

    Eres admirable mi estimada Sosias.
    Para mí es un honor poder leer todos sus escritos y agradecerle por compartir mediante este medio.
    Gracias por recordarnos a la Princesa Diana es una mujer con muchas cualidades única e incomparable que hasta el día de hoy la recordamos por su buen corazón es un ejemplo a seguir.
    Mi voto.
    Un abrazo.

  4. Sosias

    25 julio, 2018

    Hola Sergio,sus palabras me alegran sobremanera.
    La corta vida de la Princesa de Gales fue apasionante, estuvo en el punto de mira de la gente desde antes de casarse, cada paso que daba era noticia, era tanta su personalidad que solo los que vivieron a su lado podrán corroborarlo.
    Muchisimas gracias.

  5. Sosias

    25 julio, 2018

    Hola Lya,no se que decir ante tus alabanzas, para mi si que son un honor tus palabras.
    Es verdad que ella es irrepetible y, los que la amamos, sabemos que su vela nunca se apagara.
    En nombre de su Alteza Real te doy las gracias por el reconocimiento que haces de su persona.
    Muchas gracias por todo.

  6. Diana Yuste

    26 julio, 2018

    Por el trabajo, por el personaje, por la ternura con la que trata el poeta una historia real, convirtiéndola en una REAL HISTORIA.

  7. Gian

    26 julio, 2018

    Sosias me ha gustado como a través de un poema cuentas una historia. Saludos, mi voto y un nuevo seguidor.

  8. Sosias

    29 julio, 2018

    Gracias Diana Yuste, es verdad que siento una debilidad especial por la Princesa Diana de Gales ya que formó parte de mi vida en unos años, para mi, maravillosos.

  9. Sosias

    29 julio, 2018

    Muchísimas gracias Gian, en la historia de Inglaterra es una realidad que se convirtió en leyenda, ella hizo mas humano el mundo de la monarquía.
    Yo siento que el pueblo la quiere y está presente a través de sus hijos y nietos.

  10. Ana De Luna

    31 agosto, 2018

    Un triste recuerdo un bello relato….Saludos Sosias y encantada de leerte.

  11. gonzalez

    25 septiembre, 2018

    Me gustó mucho, Sosias. Te dejo mi voto y un fuerte abrazo.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas