No es una despedida

Escrito por
| 179 | 18 Comentarios

Ya está.

Ya se fue.

Me quedo

con tu ausencia también.

Recorro las imágenes de alegría,

las carreras por el campo

y, sobre todo, la melancolía

de ver como una parte

de ese amor que te entregué

me fue devuelto como un regalo

masificado y amplificado.

No puede haber tristeza

en nuestro tiempo,

ya que me recompuse en tu energía

y en tu suave cabellera.

Si mil veces vuelvo a ese instante

donde nuestros ojos centelleantes

se encontraron de frente,

volvería a derretirme y a escogerte.

Te llevé en mis brazos,

lanzaste tus dos patas contra mi pecho,

vertiste en mí lametazos y deseos.

Reanimaste mis grises instantes,

coloreaste mi existencia,

este agujero que porto

es la evidencia.

No rezo ni pido explicaciones,

Te observo, callo y te siento,

importarás y soportaré.

No me olvides ahí donde el camino acaba,

lates en mí y en estos verbos que se derraman.

No hay agua suficiente

ni siquiera pesadas palabras,

tú formas parte de mi esencia

y de todas mis mañanas.

El sol, la lluvia y cada madrugada

cuando no quería abrir los ojos

tú siempre me empujabas.

Lanzaste mi cuerpo

fuera de la cama y del sofá,

cerrabas los ojos y solo querías intimidad.

Te rasqué la barriga

unas mil veces,

ahora me doy cuenta

de que nunca fue lo suficiente.

Caminamos sin rumbo fijo,

encontramos peligro por doquier,

fui valiente a tu lado

porque alguna de las dos lo tenía que ser.

Tú no escogiste ni el inicio ni el final,

solo espero que llegados a este punto

entiendas que solo te quise amar.

Protegerte. Cuidarte.

Cederte todas mis alegrías.

Confiar en el tiempo,

en fin, darle una oportunidad a la vida.

Qué bien fue encontrarte

con tu cara de pena infinita

enseñando los dientes

siempre que la situación lo requería.

Te conocí como a nadie podré hacerlo

te cedí mi voluntad,

mis horas y mis anhelos.

Ojalá, Urbia querida, algún día entiendas

que el camino fue maravilloso

porque pude trotarlo contigo

en cada paso firme y orgulloso.

Cierra los ojos y descansa,

hasta el último suspiro confía

que estaré sujetando tu pata

para poder continuar mi vida.

Comentarios

  1. Penélope

    8 agosto, 2018

    Nada como un poema para aliviar la herida. Precioso, Nana, de principio a fin.

  2. Luis

    8 agosto, 2018

    Hermosísimo, mejor »morir de amor», querida Nana, que en la indiferencia y en la abulia, tan características de esta época. Un abrazo, fortísimo!

  3. gonzalez

    8 agosto, 2018

    Hermoso, Nana. Te dejo mi voto y un fuerte y cariñoso abrazo.

  4. Esruza

    8 agosto, 2018

    Muy bello y nostálgico poema para una bella e incondicional compañía.

    Saludos y mi voto

  5. LOUE

    8 agosto, 2018

    Qué hermoso Nana, me encantó. Un abrazo !

  6. Nana

    9 agosto, 2018

    Querida @penelope, muchas gracias por tu comentario. Sabes? Hay heridas que me niego a curar, soy una cabezota sentimental, qué le voy a hacer. Un fuerte abrazo 😉

  7. Nana

    9 agosto, 2018

    Veo, querido @temor, que coincidimos! Mejor morir asfixiados de amor, sí señor. Recibe un fuerte abrazo e vuelta 😉

  8. Nana

    9 agosto, 2018

    Muchísimas gracias, @gilgonzalez, por tu voto y tu comentario. Me alegra que te haya gustado. Un saludo!!!

  9. Mabel

    9 agosto, 2018

    ¡Excelente! Un abrazo Nana y mi voto desde Andalucía

  10. JR

    10 agosto, 2018

    Muy lindo! Saludos!

  11. Nana

    13 agosto, 2018

    Muchas gracias, Mabel, por pasarte y comentar. Un fuerte abrazo 😉

  12. JJGDiz

    18 agosto, 2018

    Por todo aquello que deja una huella imborrable en al alma.

  13. Nana

    18 agosto, 2018

    Por ello, no puede ser una despedida, @jjgdiz. Gracias por el comentario. Un fuerte abrazo 😉

  14. The geezer

    21 octubre, 2018

    En su momento leí y voté este poema, pero ahora he sentido la necesidad además de comentar que es casi un himno, una auténtica maravilla

  15. Nana

    31 octubre, 2018

    Muchísimas gracias, @cesarholgado. Este es un pedazo de recuerdo que quiero que permanezca intacto en el tiempo… un fuerte abrazo 😉

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas