18 de agosto

Escrito por
| 65 | 5 Comentarios

La complejidad de las palabras se acrecienta con cada pluma negra caída del cielo posado en mi techo, posiblemente sea, tan solo, uno de tantos sueños lucidos en donde me veo atrapado por los inhóspitos pasajes de incertidumbre, sin embargo el agobio que siento en el pecho es tan real como la sangre en la hoja. En un mundo normal no se puede entender fácilmente lo que digo. Buscando un equilibrio entre el bien y el mal, estando yo en le medio de todo ese caos, una borrasca se posa en frente de mis ojos, la bruma espesa comienza a expandirse al final del inicio mismo. Si tan solo pudiera callarlos sería mas que suficiente para estar en paz, pero ellos, incapaces de volar solos, se han unido a mi en un pacto de almas vagantes.

Comentarios

  1. Mabel

    19 septiembre, 2018

    Muy buen texto. Un abrazo Salvador y mi voto desde Andalucía

  2. Luis

    19 septiembre, 2018

    Buen texto, Salvador, un saludo y mi voto!

  3. Esruza

    31 octubre, 2018

    No te había leído, me gusta lo que dices y gracias por seguirme, paisano.

    Mi voto

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas