63

Escrito por
| 112 | 2 Comentarios

Ayer soñé con el número 63 y con juegos de mesa. Al despertar veía imágenes tintadas de colores: rojo, verde, azul y amarillo. Unas eran cuadradas otras redondas o triangulares.
Entonces pensé en el parchís pero enseguida me di cuenta que en este juego no aparece el número 63 por ningún lado.
Me puse a leer sobre el parchís en wikipedia, sobre la curiosa historia sobre uno de sus posibles orígenes como un juego jugado por el rey mogol Akbar con un tablero gigante en un patio de su palacio y con sus concubinas haciendo de fichas (que desmiente la historia similar que cuenta Shalman Rusdie en “La Encantadora de Florencia” pero con el juego del ajedrez).
De allí pasé a juegos de mesa cuyo objetivo es la persecución de fichas en un tablero: el juego real de Ur, el Senet egípcio, el Backgamon y finalmente la Oca. Me di cuenta que este último juego el tablero tiene sesentaitrés casillas (¡Eureka, lo encontré!).
Seguro que de alguna manera ya sabía que este tablero tiene los mismos días que los años del siglo XX hasta mi nacimiento. De todos modos seguí leyendo por la noche a cerca de las leyendas sobre el origen de este juego: unos cuentan que fue inventado para entretener a los guerreros aqueos durante el asedio de Troya , incluso hay quién dice que usaban como tablero el historiado escudo de Aquiles. Otros ven en este juego un “mapa” de algo casi coincidente con el Camino de Santiago, en el que cada etapa está representada por una casilla del tablero.
Yendo por este camino hay quien escribe que la Oca es un mapa de algo más antiguo que el camino Jacobeo: el camino de Jano entre un amanecer venéreo en el cabo de Creus y un ocaso del sol en el cabo Turiñán en Galicia.
Según el que escribe esta historia (Carlos Sánchez-Montaña) incluso este camino pasa por muy cerca de mi pueblo (próximo a la casilla 15). La casilla 14 (una oca que mira hacia atrás) estaría en Nuestra señora de las Aras, en el Turbón. Donde cuenta la leyenda que se aparecieron, a un arriero, unas vírgenes con las que estuvo bailando una música que sonaba misteriosamente.
He de decir que las ocas del tablero supone que coinciden con antiguos templos hoy dedicados a santas, que en un pasado lo fueron a la diosa Cibeles, cuyo animal emblemático es la oca. Así la siguiente “oca” se corresponde con Santa Orosia en Yebra de Basa.
No deja de se un cuento pero es divertido. De todos modos eso no quita para que ayer soñara con el número 63, colores básicos y juegos de mesa.

Comentarios

  1. Mabel

    14 septiembre, 2018

    Muy buen relato. Un abrazo Ada y mi voto desde Andalucía

  2. JoelFortunato

    14 septiembre, 2018

    Interesante y agradable lectura.
    Sueños y su simbolismo son un profundo y atractivo tema con múltiples significados.
    Me gustó mucho el manejo de su tema y la forma de expresión.
    Gracias por compartir.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas