Encanto

Escrito por
| 35 | 1 Comentario

Las doce de la noche con un aire particular en el ambiente, la niebla dispersada por las calles cubría todo a su alrededor dejándome solo en este pequeño mundo mío. Con pensamientos no relacionados hubo uno que de entre los demás traje conmigo para poder retomar aquello por lo cual tanto hable, el alivio de mi alma, el derramamiento de mis sentimientos. Mis manos moviéndose lentamente y a su vez rápidamente, meciéndose, haciendo dormir mis preocupaciones con interminables líneas escritas, mis ojos ven bellezas mas haya de la existencia que conocemos, escultura sublime: el regalo de dioses.

En una taza la oscuridad de mi alma, el sabor amargo, el olor de los recuerdos. La niebla sigue ahí, moviéndose pacíficamente, con total calma acaricia el mundo y entre su cuerpo frio desata el miedo.

Comentarios

  1. Mabel

    19 diciembre, 2018

    ¡Excelente! Un abrazo Salvador y mi voto desde Andalucía

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas