P…. e hija

Escrito por
| 23 | 1 Comentario

Un día trae otro día
pienso en mis colores pasajeros
ayer rosa, hoy blanco marfil,
perece mi infancia confiada,
sin tus contratiempos altaneros
ni tu presencia en mi ventana,
pensaste que latiría mi sien
sin la agonía de niña gentil
en sus cálidos dolores
ni el calvario que cierra la puerta de tu ausencia,
eres mi creador perdido
en misteriosa misión de tu existencia .

Perece mi celeste juventud
cual humo sutil que el alba exhala,
mil derrotas, mil triunfos en soledad
en la aurora tímida y callada de tu destierro,
un sol furioso iluminó mi alma
y junto a la hermana aspiración de mis resplandores
la humana juventud brillo en grato ardor,
iluminadas mis blancas virtudes, verdades y mis amores
la voz de la vida cantó en aparente armonía,
más tu mudo canto, mi creador
hábito sordo en las aulas de mis años quemados.

En el crepúsculo de tu vida,
me dejas una rama huérfana de identidad
que tu ausente sol nunca aclaró,
¿rosado, azul o arcoiris?

Comentarios

  1. Mabel

    28 diciembre, 2018

    ¡Qué hermoso! Un abrazo y mi voto desde Andalucía. ¡Felices fiestas!

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cargando…
Ir a la barra de herramientas